VVC – Capítulo 592

0

Capítulo 592: Cuando la felicidad extrema se vuelve tristeza


“¿Estás aturdida?” El Señor repitió y continuó, “si yo fuera el enemigo, ya habrías muerto ahora basado en tus pobres reacciones anteriores”.

Gu Xijiu torció su boca y decidió no discutir con él.

De hecho, tenía razón. Si él la apuñalaba en ese momento en lugar de tocar su hombro… Sin embargo, ¿cuántas personas poseían un Kung Fu tan poderoso como el del Señor? Ella nunca había visto a nadie más que pudiera hacer lo mismo. ¡Era como si acabara de aparecer desde el aire!

Si fuera otra persona, lo habría sentido cuando estuviera a unos tres metros de distancia. Ella ni siquiera les permitiría acercarse más. ¡Por tanto, el incidente que él provocó no sucedería en absoluto!

“Hay más de 10 personas en este mundo que pueden aparecerse justo como lo acabo de hacer…” El Señor la conocía como si tuviera un gusano dentro de su estómago. Ella estaba sorprendida. Con eso, él dijo fríamente, “definitivamente estarás en la más profunda mierda si uno de ellos quisiera matarte”.

Gu Xijiu se sorprendió aún más y alzó su cabeza cuando escuchó que 10 personas tenían un Kung Fu tan increíble en ese mundo.

“¿Por qué me miras con una expresión tan conmocionada?” El Señor añadió lentamente, “ni siquiera utilicé mi poder central cuando aparecí anteriormente”. En otras palabras, ni siquiera usó un 1/100 de su Kung Fu…

Gu Xijiu estaba sudando, definitivamente entendió su mensaje. Su rostro estaba caliente y admitió sus errores, “fue mi culpa, debería haber prestado más atención en ese momento”.

El Señor miró su rostro ruborizado y preguntó lentamente, “¿tuviste demasiada diversión y luego te volviste descuidada?”

Gu Xijiu permaneció en silencio.

El Señor continuó, “parecías haber disfrutado bastante en los últimos días, estoy feliz por ti. Sin embargo, quiero que seas más feliz, ¿cómo es tu progreso en la tarea?”

El rostro de Gu Xijiu palideció.

Ambos se miraron durante bastante tiempo. Luego le dio un golpecito en su hombro y dijo suavemente, “mira, estoy seguro de que lo has hecho bastante bien. Estoy muy contento y no puedo esperar para ver tu desempeño. ¡Sígueme!”

Gu Xijiu secretamente aulló con pesar en su corazón.

¡Ese fue el momento en que la alegría extrema se convirtió en tristeza!

La perla luminosa parecía haber percibido el regreso de su maestro mientras se iluminaba y brillaba lentamente. El salón se iluminó inmediatamente como si fuera de día.

Esa era la casa del Señor y todas las exhibiciones permanecieron igual cuando el Señor se marchó. Si tuviera que notar la diferencia, sería el polvo en las esquinas de la casa.

El Señor se había marchado por seis días, por lo que era normal que los muebles tuvieran polvo.

La mirada del Señor revisó la casa y la miró, “¿pensabas que ya no regresaría? ¿Has limpiado la casa?”

Gu Xijiu permaneció en silencio. Estuvo muy ocupada en los últimos días y ni siquiera arregló su propia cama. Desde luego, no pensó en limpiar su casa. Pero, no podía decirlo de esa manera en ese momento. Gu Xijiu bajó su cabeza y respondió, “Xijiu no se atrevió simplemente a entrar a tu casa”.

Esa era una buena excusa. Como el Señor no permitió que nadie entrara en su casa, ni siquiera los cuatro mensajeros se atrevían…

El Señor la miró con una expresión extraña, “ya veo, pareces muy obediente ¿eh?”

Gu Xijiu respondió, “nada nuevo”.

“Hmmm. Como eres tan obediente, estoy seguro de que has terminado tu tarea. ¡No está mal! Vamos a hacer una prueba, te recompensaré si te desempeñas bien, pero te castigaré si tienes un desempeño deficiente”.

Gu Xijiu lloraba en su corazón. Miró hacia el cielo e intentó negociar, “Mi Señor, dado que ya es bastante tarde y has estado viajando aquí y allá, ¿quieres tomar un descanso y hacer la prueba mañana?”