VVC – Capítulo 590

0

Capítulo 590: Pagar para avergonzarse 3


Para él, era gracioso ver la expresión de sorpresa en el rostro de todos. Fue como si hubieran sido alcanzados por un rayo en el momento en que Gu Xijiu se quitó su máscara. Probablemente podría hacerlo reír durante un mes.

El joven al lado de ella era bueno para despertar la emoción de ella y no podía evitar sonreír junto a él. Sin dudarlo, arrojó una bolsa llena de piedras espirituales tintineantes hacia Qian Lingyu. Debía haber muchas piedras en ella. «¡Mañana vamos por un gran festín en el primer piso!»

«¡Bien! ¡Para entonces, llenaré mi plato con cada plato para fastidiar a esas personas groseras! «Eufórico, Qian Lingyu se sintió muy satisfecho con los pensamientos de los eventos que acababan de suceder no hace mucho tiempo. Repentinamente, recordó algo, «por cierto, Xijiu, ¿ya habías previsto que ya no podrían contener su curiosidad e iban a descubrir tu máscara esta noche?»

Gu Xijiu entrecerró sus ojos en la forma de la luna creciente y dijo, «¿intenta y adivina?»

Qian Lingyu no dijo nada. Aunque eso era una pregunta, en el fondo ya sabía la respuesta. La joven era realmente astuta.

Se llevó la mano a la frente y dijo, «Xijiu, eres demasiado astuta, ¿cómo es posible que encontrarás semejante forma de ganar dinero?».

«Esta habilidad viene de la necesidad. No deseo depender más de la comida sin sabor, así que tengo que pensar en más formas de ganar dinero. Pero, qué lástima…“ dijo Gu Xijiu, radiante.

«Qué lástima, ¿qué?», preguntó Qian Lingyu confundido.

«Lástima que todos en el mercado nocturno llevaran una máscara. Incluso habían alterado la forma de su cuerpo, por lo que realmente no puedo decir quiénes eran. ¡Si hubiera sabido que el comprador era alguien que no me agradaba, le habría dado una suma de dinero aún mayor! Doblaría el precio. ¡Para aquellos que son absolutamente desagradables, incluso elevaría el precio diez veces!»

Qian Lingyu no pudo evitar poner sus ojos en blanco, «afortunadamente no se podía diferenciar a nadie así que pudiste tratar a todos por igual».

«Por cierto, Xijiu, si me reconocieras en el mercado nocturno, ¿me darías un descuento basado en nuestra amistad?»

«Sin excepción», dijo Gu Xijiu, con una total seriedad.

Qian Lingyu no sabía qué decir.

No pudo evitar mirar a Gu Xijiu. La brisa nocturna balanceaba gentilmente su cabello oscuro y su bata larga. Sus ojos todavía estaban curvados como la luna creciente, con una mirada de inteligencia y gracia.

Podía sentir un aumento repentino en el ritmo de los latidos de su corazón.

«Xijiu…” él llamó su nombre.

Gu Xijiu giró su cabeza y alzó su ceño hacia él, «¿sí?»

Bajo su mirada intensa, repentinamente perdió las palabras para decirle, como si tuviera la boca seca y la lengua chamuscada.

Gu Xijiu notó que su hermoso rostro se estaba volviendo gradualmente rojo. Confundida, preguntó, «¿qué pasa contigo?» Lo observó un poco más, «¿no te sientes bien? ¿Tienes fiebre?»

Justo cuando estaba a punto de levantar su mano y tocarle la frente, Qian Lingyu dio un inesperado salto hacia atrás, como si acabara de quemarse. «¡Por favor no! ¡Es inapropiado que hombres y mujeres se toquen!”

Gu Xijiu retiró su mano. Alzó una ceja mientras miraba su valiente intento de mantener su virtud. No entendió su repentino cambio de actitud, «¿bien?»

«¡Yo… Yo tengo que volver y practicar Kung Fu! ¡Hasta la próxima!” Qian Lingyu se lanzó como si un fantasma lo persiguiera.

Gu Xijiu sacudió su cabeza con incredulidad, luego regresó a su patio.

No mucho tiempo después de haber ingresado al patio, la silueta de una persona se podía a lo lejos.

El Kung Fu de esa persona era bueno, ya que él podía seguirla sin emitir ningún sonido. Se quedó parado allí mientras veía a los dos separarse. Instintivamente, tocó su bolsa de almacenamiento y se alegró de poder evitar ser reconocido por la dama en el mercado nocturno. De lo contrario, no podría comprar las píldoras al precio que había ofrecido.

No esperaba que la chica fuera tan capaz. ¡Para su sorpresa, era una maestra de la alquimia! Presumiblemente, su arte de curación también debía ser bueno. Su triunfo contra Gu Xixi no debía haber sido por suerte después de todo.