VVC – Capítulo 586

0

Capítulo 586: Pagale con sus propias monedas 6


Entonces, ¿quién era esa persona?

Vieron nuevamente su horno de alquimia. Aparentemente, no parecía ser muy sobresaliente. La calidad era simplemente superior a la media.

¿Era tan legendaria como decían los rumores?

¿Era como lo que la gente había especulado, que había preparado las píldoras por adelantado y que el proceso de alquimia era sólo un truco para engañar al público?

La primera alquimia estaba completa. Después de destapar la tapa, muchas personas estiraron sus cuellos para mirar dentro del horno, luciendo como un grupo de jirafas. Sin embargo, la boca del horno era demasiado pequeña, por lo que sólo algunas personas lograron mirar dentro.

Un boticario se adelantó para mirar el interior y observar las píldoras nuevamente. Luego, con una mirada de asombro en sus ojos, contó las píldoras a las personas de alrededor, «tres píldoras desperdiciadas, tres píldoras de nivel uno, dos píldoras de nivel dos, una píldora de nivel tres y una píldora de nivel cuatro”.

El resultado era un rendimiento extraordinario, incluso para el alquimista más experimentado de allí.

La multitud una vez más se llenó de ruido y diversión, algunos animados por la emoción, algunos discutiendo en gran medida.

Qian Lingtian recobró el aliento en secreto. Muy bien, había una pastilla de nivel cuatro.

No habló mucho y le entregó las piedras espirituales a Gu Xijiu sin dudarlo. Luego tomó las pastillas y se marchó.

Después de salir del círculo, miró hacia atrás y se burló.

Cuando se acercó a Gu Xijiu unos momentos antes, él le había aplicado secretamente un ligero aroma en ella. El olor era indistinguible. El aroma sólo podía ser detectado y rastreado por un tipo de insecto espiritual.

El alquimista le había quitado sus piedras espirituales en más de mil piezas. Sintiéndose mal por sus piedras perdidas, él quería desesperadamente encontrar su origen y reclamar sus piedras.

Justo cuando estaba a punto de darse la vuelta y marcharse, repentinamente escuchó que había algunos ruidos fuertes. Parecía que algunos argumentos estaban sucediendo.

Tentado, dio media vuelta y se mezcló en la multitud.

Después de un tiempo, entendió cómo sucedieron las cosas desde el inicio hasta el final.

Gu Xijiu quiso refinar Píldoras Cielo Tierra en su segunda alquimia, pero otro alquimista salió repentinamente y le llevó otro paquete de hierbas medicinales para realizar una segunda alquimia.

Aparentemente, tenía algunas dudas de que Gu Xijiu ya hubiera preparado sus píldoras por adelantado para su primera alquimia. Sospechaba que había colaborado con otros para montar un espectáculo. Él sólo creería en ella si lograba refinar las hierbas que le había proporcionado.

Gu Xijiu no le permitió empujarla y lo rechazó instantáneamente. Si todos lo dijeran de la misma manera, nunca sería capaz de tener un buen nombre para sí misma.

Sin vacilar, el alquimista sacó su máscara y se reveló a sí mismo. Era una escena sorprendente para la multitud.

Él no era otro que Jing Lanyao, el jefe alquimista del Salón Tianju.

El hombre era muy hábil con su habilidad de alquimia, un alquimista de sexto grado. A veces, incluso podía extraer una píldora de nivel seis cuando estaba en la cima de su desempeño. Era normal para él extraer píldoras de nivel cuatro. Era el pilar del Salón Tianju, también el maestro de la clase avanzada de la clase Ziyun.

El hombre tenía un prestigio muy alto y no vendría rápidamente al mercado nocturno. Él estaba allí porque sabía que ‘alguien estaba realizando alquimia en vivo y habría una píldora de nivel cuatro en cada extracción’.

Se puso de pie y se reveló a sí mismo para que nadie especulara que él y Gu Xijiu estaban colaborando para un espectáculo.

Gu Xijiu se enteró de su verdadera identidad a través de la multitud, por lo que no rechazó su pedido y aceptó inmediatamente.

Él había demostrado ser el jefe alquimista al proporcionar la mejor calidad en las hierbas medicinales. Además, la píldora que había pedido que extrajera Gu Xijiu, la Píldora Grulla Voladora, era una píldora extremadamente rara.

No sólo eso, solamente un alquimista de quinto grado podría extraer la píldora y también era un desafío hacerlo. Incluso para Jing Lanyao mismo, no había garantía de que en cada proceso hubiera píldoras de la más alta calidad. Sin embargo, era posible tener algunas píldoras completadas todo el tiempo.

La aparición de Jing Lanyao había causado un pequeño alboroto en el puesto.

El maestro era un hombre arrogante, por lo que rara vez se le veía en público.