VVC – Capítulo 584

0

Capítulo 584: Pagale con sus propias monedas 4


Gu Xijiu lo miró y suspiró, «vamos a caminar primero. Estás muy emocionado ahora, necesitas tranquilizarte».

Qian Lingyu quedó sin palabras.

Gu Xijiu caminó por el mercado durante tres rondas hasta que Qian Lingyu parecía estar cansado. Finalmente, regresaron a la ubicación del puesto y lentamente sacaron las cosas de la bolsa de almacenamiento y las pusieron sobre la mesa.

¡Todos abrieron los ojos ampliamente! El hombre que quería alejarlos quedó atónito.

Gu Xijiu sacó su horno de alquimia. Todos estaban emocionados. Luego sacó la pancarta otra vez y la colgó encima del puesto.

¡Dios!

¡Los expertos estaban allí! Todos estaban felices de verlos. Como Gu Xijiu hizo las píldoras la última vez, las personas en el mercado nocturno compartieron las noticias con sus amigos. Por tanto, incluso les pidieron a sus amigos que fueran en esa ocasión y ahora la gente alrededor del puesto era mucho más que antes.

Por supuesto, ya no eran sólo estudiantes.

Qian Lingyu sacó las hierbas que compró antes y comenzó a promocionar, «¡las píldoras de cuarto grado hechas en el momento!  ¡Es la Píldora Cielo Tierra, una necesidad para aquellos que practican el poder espiritual de tierra! 50 piedras espirituales por cada pastilla de cuarto grado, píldora de tercer grado…”

Cuando estaba promocionando mucho, alguien caminó hacia el puesto y apretó las hierbas en el lugar, «¡sospecho que aquí hay algo sospechoso! ¡No estás preparando la medicina en el lugar! Lo hiciste de antemano y la mantuviste en el horno. ¡Es sólo un espectáculo!”

Gu Xijiu frunció su ceño y lo miró, «debes tener evidencia antes de hablar».

El hombre rio, «¡si eres hábil, preparémonos las hierbas y has la medicina que necesitamos en el momento!»

El hombre no era Qian Lingtian, pero tenía algo que ver con Qian Lingtian. Eso era porque Qian Lingtian que se escondía entre la multitud y los miraba.

El chico parecía ser muy cuidadoso. Él sospechaba de ella, por lo que envió a alguien a probarla.

Gu Xijiu frunció sus labios, «¿estás aquí para arruinar mi negocio? ¿Por qué debería usar tu medicina?»

«¡Eres un fraude si no te atreves a tomarla! ¡Eres un mentiroso!» El hombre fue muy agresivo.

«Uhh, será mejor que no compres si crees que soy un fraude». Gu Xijiu no lo molestó, pero miró a la multitud alrededor del puesto, «creo que mucha gente está esperando mis medicinas».

La gente inmediatamente estuvo de acuerdo, “¡por supuesto! ¡Vamos a comprar! Está bien, incluso si no está hecho en el acto, siempre que sea auténtica».

«Vete si no quieres comprar, todos estamos esperando…»

«Esos medicamentos son auténticos; mi amigo lo compró hace unos días, ¡fue bueno!»

El hombre dejó de respirar por un segundo ya que no esperaba que Gu Xijiu respondiera de esa manera. Miró a la multitud al otro lado.

Qian Lingtian frunció su ceño mientras se paraba entre la multitud y secretamente hizo una señal a ese hombre.

El hombre entendió el mensaje y continuó quejándose en el puesto diciendo que el efecto de los medicamentos viejos y los nuevos era diferente. Y también que reemplazar el nuevo medicamento con los viejos estaba mal.

Él simplemente no podía dejar de causar problemas.

El hombre era bueno para hablar, junto con la ayuda de su gente, los compradores comenzaron a dudar de las habilidades de alquimia de Gu Xijiu.

Gu Xijiu parecía estar enojada y dijo, «¡eres una persona tan malvada! ¡Entonces qué! ¡No voy a usar tu medicina!» Miró a los compradores y dijo.