VVC – Capítulo 569

0

Capítulo 569: Ella es un Fénix


«¡Cállate!»

Qian Lingyu no se atrevió a continuar. Gu Xijiu había impuesto una gran cantidad de presión sobre él, por lo que no se atrevía a actuar impetuosamente.

Gu Xijiu dio otro vistazo a su lengua y la parte posterior de sus orejas. Incluso tocó la parte de atrás de su cabeza, haciendo que su carne se estremeciera.

¿Estaba actuando sólo para aprovecharse de él por su aspecto atractivo?

A él no le importaría, incluso si realmente se estaba aprovechando de él. Si ese era el caso, él incluso esperaba que lo llevará al siguiente nivel.

Entonces, él no continuó diciendo nada, ya que su rostro se puso más y más rojo.

Gu Xijiu no prestó atención a su expresión facial. Frunció su ceño un poco después de revisar todos los puntos que debería observar.

Su pulso y otras condiciones parecían un poco extrañas. De hecho, había una pequeña vena que había sido obstruida. Aunque pequeña, era el más vital para practicar las habilidades.

Al igual que el nervio óptico, era tan pequeño que era insignificante. Sin embargo, una vez que se veía afectado, el ojo perdería su capacidad de ver.

La vena era de la mayor importancia, pero era extremadamente difícil de curarse una vez que se había deteriorado.

Lo que era más importante, de alguna manera sintió que su condición y la de Rong Jialuo eran parecidas pero no exactamente iguales.

Lo que Rong Jialuo tenía en ese entonces fue una especie de veneno. ¿Podía decirse que Qian Lingyu también había sido envenenado? Tras investigaciones más cercanas, no encontró ninguna condición relacionada con los venenos. Desafortunadamente, la condición de Qian Lingyu era incluso más complicada que la de Rong Jialuo, no obstante, había formas de curarlo.

«¿Cómo es? ¿Estoy más allá de cualquier cura?» No pudo contener su pregunta cuando él la vio enterrada en pensamientos. Vaciló, luego continuó como si no le importara en absoluto, «no te preocupes. No tengo esperanzas al respecto de todos modos, puedes decirme la verdad. Estoy bien con eso».

Gu Xijiu lo miró brevemente y vaciló, «tu estado es de hecho un poco complicado, pero no es algo que no se pueda curar. Sin embargo, las posibilidades de recuperación son sólo del cincuenta y cincuenta. No me atrevo a darte ninguna garantía».

«¿Qué?» Los ojos de Qian Lingyu se iluminaron. Su voz tembló cuando dijo, «Tú… ¿estás diciendo que tienes una manera?»

«A medias»

La mitad era lo suficientemente buena. Él ya había perdido toda esperanza de todos modos.

Había olvidado lo inapropiado de las interacciones entre sexos opuestos. Sujeto su mano de inmediato y dijo, «tú… ¿me estás diciendo la verdad? ¿Qué necesitas que haga? Puedes decirme los ingredientes que necesites».

Gu Xijiu retiró su mano y le dio unas palmaditas en el hombro, «no te apresures. Permíteme ocho días para estar lista. Sólo necesitas practicar tu Kung Fu todos los días y cuando practiques debes prestar atención a algunos sentidos en tu cuerpo…” continuó mientras explicaba los detalles que tenía que realizar y a cuales prestar atención.

Apresuradamente, Qian Lingyu le prometió mientras que su corazón ardía con ansiedad, «¿qué necesitas para prepararte? Puedo ayudarte con la preparación, tal vez podamos acelerar las cosas».

Gu Xijiu sonrió un poco y dijo, «no hay necesidad de eso, sólo tendrás que seguir mis instrucciones y practicar tu Kung Fu. Por supuesto, debes escribir los detalles de cada práctica. En cuanto al resto, sólo haz lo que te digo».

Qian Lingyu asintió con su cabeza, «¡Grandioso!»

Una luz parpadeó en los ojos de Gu Xijiu. Ocho días más tarde, probablemente provocaría otra gran oleada.

La casa que El Señor había construido para ella era muy extraña. Sólo a Gu Xijiu y sus tres seres majestuosos se les permitía entrar libremente. El resto tendría que irrumpir en el refugio para entrar. ¿Quién rompería el refugio que el Señor había construido? Por tanto, otros no podrían ingresar fácilmente a la casa.

Gu Xijiu no lo supo al principio.