VVC – Capítulo 567

0

Capítulo 567: El oro siempre brillará


Qian Lingtian había cambiado. Su actitud hacia Qian Lingyu había pasado de ser extremadamente educada a ser francamente desagradable. A veces, incluso sólo inventaba razones para golpearlo. Sucedieron cosas malas y le dieron forma a Qian Lingyu en lo que era ahora.

Qian Lingyu era un niño arrogante. Las cosas que le había dicho a Gu Xijiu no eran particularmente específicas y razonables. Básicamente, él transmitió la imagen completa con diferentes partes de la historia y sólo barrió los temas rápidamente. Gu Xijiu sólo pudo darle sentido al tema al sacar conclusiones basadas en lo que él le había dicho.

Un genio había caído y se había convertido en basura. Había sido despreciado y reemplazado por su propio sirviente. No muchas personas podrían hacer frente a semejante desgracia. No era de extrañar que Qian Lingyu se convirtiera en semejante niño salvaje. Mientras hablaban, el mejillón regresó con una recompensa. Había un pollo, un conejo y un ciervo. Gu Xijiu asumió la responsabilidad de procesar la comida, por lo que Qian Lingyu la siguió de cerca para ayudar. El mejillón estaba esperando a un lado, babeando.

Durante todo el proceso de cocinado, Gu Xijiu y Qian Lingyu hablaron durante un tiempo sobre sus condiciones después de que se adentró demasiado en su práctica y se perjudicó. Después de que terminaron de cocinar, Lu Wu corrió hacia ellos como un rayo de luz justo cuando los tres estaban a punto de comenzar a comer. Se acurrucó en los brazos de Gu Xijiu y las nueve colas se agitaron como una rueda giratoria. El Llamador del Viento también se les acercó desde atrás mientras sostenía un venado en su boca.

Dos horas después, Lu Wu, el mejillón y el Llamador del Viento estaban recostados en el piso, muy satisfechos. El mejillón tuvo una gran comida y podía sentir que las heridas en su cuerpo ya no eran tan dolorosas. Se tendió allí, bañándose bajo la luz de la luna.

Después de una serie de conversaciones, Gu Xijiu y Qian Lingyu se hicieron más cercanos. Qian Lingyu era demasiado arrogante para someterse a nadie, excepto con Gu Xijiu. Sintió como si Gu Xijiu fuera su hermana.

«Por cierto, después de que fuiste demasiado lejos en tu práctica y fuiste poseído, ¿dejaste que Señor Supremo Long viera tu condición?» Preguntó Gu Xijiu, casualmente.

Qian Lingyu vaciló, luego sacudió su cabeza, «cuando estaba poseído, el Señor Supremo Long estaba aislado, pero su discípulo vino a verme y no pudo hacer nada al respecto».

«¿No fuiste a verlo después de que salió del aislamiento?»

Qian Lingyu miró hacia abajo, «había estado aislado durante un año. Yo ya estaba en la clase Liuyun en ese momento».

Alzó su cabeza y se rio, «de todos modos, no tiene caso. ¿Por qué debería verlo?» Había un signo de pánico y fragilidad en sus ojos, a pesar de que quiso decirlo como una broma.

Cuando Long Siye salió de su aislamiento, él generalmente fue conocido como un estudiante pobre, todos lo menospreciaban e incluso su familia también se había rendido. En ese caso, nadie se presentaría para invitar a Long Siye. Además, no deseaba que él examinara su condición. Le preocupaba que se hubiera deteriorado aún más.

Gu Xijiu no pudo evitar mirarlo. Había estudiado psicología, por lo que generalmente entendía los pensamientos de chicos como él. Todo fue debido a su abrumadora arrogancia. Después de perder su habilidad para practicar, prefería que los demás pensaran que era rebelde y travieso; que él era demasiado reacio a hacer algún progreso en sus estudios. No quería que dijeran que ya no podía aprender bien. Era una especie de escape de la realidad.

«Gu Xijiu, ahora que sabes todo sobre mí, ¿también me desprecias? ¿Tú crees que soy inútil y estúpido?» Qian Lingyu la miró mientras inclinaba su cabeza. Parecía despreocupado, pero había algo de tensión en sus ojos.

Gu Xijiu se lavó las manos y le respondió, «nunca he pensado que seas estúpido o inútil. Por el contrario, creo que eres muy inteligente, aprendes rápidamente lo que sea que tú quieras aprender».