Capítulo 546: Invasión 8


Cuando lucharon, las artes marciales de Rong Che fueron ligeramente más hábiles que su habilidad actual.

Pero ahora, su habilidad era más de diez veces mayor de lo que fue antes. Los trucos que jugaba eran extraños y difíciles de evitar.

Para Yun Qingluo, su existencia era verdaderamente horrible. Cuando batía sus palmas, el suelo temblaba pesadamente.

Cuando Gu Xijiu luchó con ella, casi fue lastimada por la espada de Yun Qingluo. Afortunadamente, Rong Che la atacó a tiempo. Gu Xijiu logró tomar esa ventaja para conducir a Rong Che para que su ataque chocará con la espada de Yun Qingluo, teniendo ambos ataques eliminándose uno al otro.

Sin embargo, Gu Xijiu sólo estuvo en peligro en esa ocasión, ya que Long Siye y el Mensajero Chenge habían llegado.

Cuando llegaron, no tuvieron tiempo de hacer preguntas y en su lugar lucharon inmediatamente con los oponentes. Con la ayuda de ambos, Gu Xijiu ahora estaba menos agobiada que antes.

El arte marcial del Mensajero Chenge también era uno de los mejores y casi del mismo nivel que el de un discípulo celestial.

La habilidad de Long Siye también era reconocida como una de las mejores. Si él atacaba seriamente, había muy pocas personas que pudieran derrotarlo.

Pero en esa ocasión, Long Siye y el Mensajero Chenge lucharon juntos contra los enemigos pero no obtuvieron ninguna ventaja.

La habilidad de Rong Che y Yun Qingluo era terriblemente alta, como si hubieran comido píldoras que pudieran mejorar su fuerza y energía.

Gu Xijiu era como un bote en el centro de la tormenta bajo su ataque. Podría ser volcada en cualquier momento en las profundidades del mar y había una gran presión en el centro del campo de batalla. Los árboles que los rodeaban fueron rodados al campo de batalla y se dispersaron inmediatamente bajo la presión…

Gu Xijiu estaba sin aliento incluso bajo la protección de Long Siye y el Mensajero Chenge.

Quería preguntarle a Rong Che, pero era imposible hacerlo bajo un ataque tan tormentoso. No podía permitirse perder su atención y no podía incluso hablar.

“Algo no está bien con ellos”. Long Siye era médico y podía ver el problema.

“¡Parecen estar controlados externamente!” El Mensajero Chenge tomó la espada en su mano con fuerza.

¿Estaban controlados?

Gu Xijiu miró hacia Rong Che. Vio que sus ojos eran negros, ni siquiera sus pupilas eran visibles. Su rostro carecía de expresiones, como si fuera un robot.

Miró a Yun Qingluo. Tenía sus ojos enrojecidos y no se veían las pupilas. Su bonito rostro estaba igualmente desprovisto de expresiones.

Ni siquiera tenían miedo del dolor. Cuando Chenge cortó el brazo de Rong Che con su espada, él sangró profusamente pero no sintió nada.

“¡Es el hechizo de los títeres!” exclamó Gu Xijiu, al ver finalmente las pistas.

Long Siye estaba un poco sorprendido, “no se ve así”. Él sabía lo que era el hechizo de los títeres, pero los síntomas de esas dos personas no coincidían.

“Es una versión modificada. Debe ser el hechizo venenoso de Miaojiang que se originó en la Región Occidental”. Gu Xijiu habló nuevamente. Cuanto más jugaba en contra del oponente, más podía ver a través de sus trucos.

Long Siye la miró. Él no sabía cómo usar los hechizos venenosos. ¿De dónde lo aprendió Gu Xijiu?

Básicamente, todas sus habilidades fueron enseñadas por él, pero parecía que ella aprendió algo más de otras fuentes…

“¿De quién aprendiste sobre el hechizo venenoso?” Finalmente, preguntó.

“No de ti, por lo menos”. Gu Xijiu espetó, pero se arrepintió después de que lo dijo. Se sentía como si fueran una pareja discutiendo.

En la generación moderna, ella hizo algunos amigos de diferentes áreas. Estaba ansiosa por aprender, así que aprendió muchas habilidades diferentes de diferentes personas. Por ejemplo, sabía hechizos para expulsar demonios, hechizos venenosos y más.

Long Siye no se sintió mal cuando le respondió con dureza. Sonrió y dijo, “está bien. No importa de quién hayas aprendido, estoy muy feliz de que lo hayas hecho”. Su voz era tranquila y suave.