Capítulo 543: Invasión 5


Era un poco exagerado decir que un hombre pelearía con millones de soldados, sin embargo, el Mensajero Chenge estaba luchando con cientos de personas blancas…

Estaba usando un cuchillo y su poder espiritual que se basaba en el elemento agua. Cada golpe generaba un chorro de agua, formando un gran muro de agua. Y cuando el muro de agua se derramaba sobre los extraños, los cortaba, tan fácilmente como cortar verduras.

A pesar de que los habían cortado en varios pedazos, cuando la lluvia los cubría, se rearmaban y regresaban para luchar nuevamente. Incluso hubo algunas personas dividiéndose en varias personas blancas pequeñas…

Por tanto, a pesar de lo duro que luchó el Mensajero Chenge, el número de personas siguió aumentando.

Gu Xijiu entrecerró sus ojos. ¡Esos seres blancos no eran humanos, sino más bien personas bajo un hechizo!

Esas cosas podrían regenerarse. Si no descubrían quién era la persona detrás de esa manipulación, el número de personas seguiría aumentando…

Voló desde la pared.

Cuando el Mensajero Chenge escuchó el sonido en la parte posterior, se giró y vio que ella estaba volando sobre él. Él se sorprendió y gritó, “¡Señorita Gu, regrese!”

Había una barrera mágica instalada alrededor del patio trasero de Gu Xijiu. Si alguien iba a atacar, la barrera se levantaría automáticamente para bloquear la invasión.

Una vez que se levantaba, nadie podía entrar al patio trasero.

Por supuesto, las personas dentro tampoco podrían salir de la barrera, a menos que se hubiera eliminado. Si es así, el Mensajero Chenge habría sido notificado inmediatamente.

Pero Gu Xijiu pudo salir silenciosamente por la barrera. Él se preguntó cómo podía hacer eso.

“No son humanos, por lo que es inútil matarlos. Déjame ir y revelar a la persona detrás de todo esto”. Gu Xijiu no se detuvo, más bien siguió volando hacia una dirección.

Una vez que terminó su oración, todos los seres de blanco inmediatamente se giraron hacia ella como si olieran el aroma de su presa. ¡Repentinamente, todos corrieron hacia Gu Xijiu y trataron de atacarla!

¡Podían volar tan bien como saltar y su velocidad era rápida! En un abrir y cerrar de ojos, ya estaban cerca de ella y la habían rodeado…

El rostro del Mensajero Chenge había cambiado. Inmediatamente voló y utilizó su espada para cortar a las personas blancas. Rápidamente voló al centro del círculo para encontrarse con Gu Xijiu, “Señorita Gu, aquí es muy peligroso. ¡Tiene que regresar, ahora!”

Gu Xijiu recorrió a los seres de blanco a su alrededor, “parece que la persona a la que quieren atacar es a mí”. Cuando esas cosas la vieron, se pusieron más furiosas y sus ojos se volvieron rojos. Los trucos que usaron también eran cada vez más frenéticos.

El Mensajero Chenge quedó sin palabras porque era sólo ahora que Gu Xijiu se había dado cuenta de ese hecho.

No atacaron el patio delantero sin una barrera mágica, sino que sólo se enfocaron en el patio trasero, así que aparentemente su objetivo era atacarla.

Aún no reveló a la persona detrás de ese esquema, porque el ataque de estos seres blancos era demasiado rabioso. Estaba preocupado de que romperían la barrera y se fue al patio trasero para atacar a Gu Xijiu, por tanto, quedó atrapado allí luchando contra ellos…

¿Dónde estaba el Mensajero Shangshan? ¿Por qué no iba a ayudar?

Mientras el Mensajero Chenge estaba instando a Gu Xijiu para que regresara, también había pateado a las personas blancas que estaban cerca del círculo…

Gu Xijiu repentinamente se lanzó hacia el frente y tiró de uno hacia atrás. El Mensajero Chenge se sorprendió de sus acciones. “¿Qué está haciendo?” Preguntó.

Cuando quiso cortar al ser de blanco con su espada, Gu Xijiu dijo, “por favor, continúa bloqueándolos mientras reviso de qué está hecha esta cosa”.

Aunque las artes marciales de los blancos no eran malas, Gu Xijiu también era una experta en atrapar personas. Ella inmediatamente torció sus extremidades y lo ató como una bola de masa.

El Mensajero Chenge se había calmado cuando vio que ella ya no corría peligro y continuó escoltándola.