Capítulo 535: La gracia del Señor 5


La multitud se sorprendió, pero todos permanecieron en silencio. La mano de Rong Che que sostenía su abanico tembló, mientras que el rostro de Long Siye se puso ligeramente pálido.

Gu Xijiu se sonrojó, quería saltar, pero la cuerda de su cintura todavía estaba atada con su túnica. No era un nudo fácil de desatar. Estaba nerviosa e hizo todo lo posible, pero era un nudo ciego. Se sentía tan impotente y pensó en apartarse sacrificando su cinta. Afortunadamente, el Señor simplemente balanceó su mano y la cinta finalmente se desató.

Gu Xijiu se quedó sin palabras y rápidamente saltó de sus brazos. Estaba maldiciendo silenciosamente porque no era una persona descuidada, pero se había estado avergonzando públicamente con bastante frecuencia. Cuando se levantó, sintió que alguien la estaba mirando y casi tembló. Inconscientemente, alzó su cabeza y vio a un joven y encantador adolescente detrás de Gu Canmo. Llevaba el uniforme de la clase Ziyun. Era una bata de color púrpura claro y su figura corporal estaba en forma. Lucía de alrededor de 17-18 años de edad. Sus facciones eran tan buenas como una estatua con una nariz alta, labios finos y un par de ojos encantadores. Se miraba genial y estaba parado allí de manera impresionante.

La mirada de Gu Xijiu se encontró con su mirada y él se alejó sonriendo sarcásticamente. Gu Xijiu no lo miró por mucho tiempo. En realidad había visto muchos de esos tipos de adolescentes y también en el mundo del cómic. También había muchos en el programa de anime y el adolescente se parecía al personaje de ficción Sasuke Uchiha de Naruto. Sin embargo, ese adolescente se veía más guapo y afilado.

Gu Xijiu no era una gran admiradora de los chicos guapos. ¡Desde que llegó a ese mundo, los tipos atractivos estaban por todas partes! ¡Ella era inmune!

La mayoría de ellos eran ancianos del Salón Tianju excepto ese estudiante. Estaba parado al lado de Gu Canmo. Sobraba decir que Gu Xijiu conocía su identidad.

Debía ser el estudiante más conocido en el Salón Tianju – ¡Yan Chen! Había tres cosas para Gu Canmo y sus subordinados informaran. En primer lugar, Long Siye hizo una visita. En segundo lugar, hubo un accidente durante el interrogatorio de Hu Qingqing. En tercer lugar, Rong Che no se marchó. Estaba vagando cerca después de que lo despidieran desde el Salón Tianju. El Señor lo llamó de nuevo.

El Señor le preguntó a Long Siye, “¿por qué estás aquí?” Long Siye apartó su mirada de Gu Xijiu y respondió, “Mi Señor, el Director Gu me había invitado a enseñar aquí, pero tenía el tiempo para hacerlo hasta ahora. Además de eso, también escuché que Mi Señor está aquí. Por tanto, decidí hacer una visita”.

El Señor miró a Gu Canmo, él tosió y respondió, “Mi Señor, de hecho había invitado al Señor Supremo Long hace seis meses. Finalmente, está aquí…”

La invitación fue enviada hace seis meses, pero ahora él solamente llegó. El Señor sabía muy bien la intención principal en su visita. Parpadeó y luego asintió ligeramente. Ya no se molestó más y en su lugar preguntó por Hu Qingqing.

Después de que Gu Canmo salió del salón, inmediatamente arrestó a Hu Qingqing para interrogarla. Sin embargo, ella se había suicidado y nadie supo si se sentía avergonzada o culpable. Ella explotó y fue muy difícil recolectar cualquier información. Gu Canmo pudo realizar una simple Colección de Alma, sin embargo cuando reunió el alma de Hu Qingqing, no era clara. Todo estaba disperso y no había recuerdos en su alma. La explosión había lastimado al alma y perdió todos sus recuerdos. Mientras hablaba, también le pasó una calabaza contenedora al Señor y verificó si él tendría alguna solución.