VVC – Capítulo 531

0

Capítulo 531: La gracia del Señor


Gu Xijiu no podía decir esos pensamientos en su mente. Acababa de recibir la ropa del Señor y la puso en algún lugar a lo lejos.

Era un vestido azul claro que era suave y liso. Gu Xijiu no sabía el material exacto, pero se sintió cómoda mientras se lo ponía. El vestido revoloteaba cuando soplaba el viento, al igual que las mangas de Di Fuyi. Más interesante aún, Gu Xijiu se dio cuenta de que la sensación de dolor en su cuerpo se redujo significativamente, al igual que los moretones en su cuerpo que se desvanecieron después de que se lo puso. ¡Se sentía genial ahora!

El único defecto del vestido era su corte en un gran tamaño, ya que no podía evitar revelar su delgada figura corporal. Había sufrido mucho en los últimos días – la metieron en la cárcel y casi muere en muchos ataques. Estaba exhausta y se volvió más delgada que antes. Su cintura se encogió. Afortunadamente, su busto todavía estaba bien mantenido.

Aunque el vestido que el Señor le dio a Gu Xijiu era hermoso, no era tan bueno como su atuendo negro el cual la hacía lucir mejor. Sin embargo, un vestido de gran tamaño no era gran cosa ya que aún podía atar un cordón alrededor de su cintura.

Era una tarde con viento y la hierba verde se balanceaba. El agua fluía hacia el arroyo y las mariposas bailaban en el aire.

Gu Xijiu estaba caminando lado a lado junto al Señor. Había pasado una hora, pero El Señor todavía no había mencionado nada. Él ni siquiera dijo una sola palabra y más bien continuó caminando.

Gu Xijiu sintió que estaba reviviendo la escena de una película de parejas jóvenes de los años 70 teniendo una pequeña charla en la calle paseando de un lado a otro toda la noche. ¡Pero en ese caso, El Señor era mucho más viejo que ella, era como caminar con su abuelo!

“El ambiente allí era bastante agradable”. ¡El Señor finalmente abrió su boca! A esas alturas ya se habían alejado unos pocos kilómetros del estanque.

A lo largo del viaje, vieron arroyos, estanques, cascadas y jardines verdes. Todo parecía estar equilibrado con la existencia de lo otro.

“Si”. Gu Xijiu respondió. Repentinamente se dio cuenta de que era demasiado apasionada y añadió, “el clima también es bueno”.

Gu Xijiu todavía se sentía incómoda. Mi Señor, ¿de qué me quieres hablar? ¿Puedes ir directamente al grano?” Ella estaba pensando en su mejillón. Ese tipo no había comido en unos días y debía estar muriendo de hambre en ese momento.

“Mi Señor, ¿tienes algo que quieras que haga?” Gu Xijiu decidió tomar el control de la conversación. El Señor la miró, ella le sonreía de manera profesional, pero él se dio cuenta de que parecía estar molesta por la larga caminata.

El Señor apartó su mirada y preguntó, “¿qué piensas del culpable detrás del incidente?”

Gu Xijiu quedó atónita y luego decidió hablar honestamente, “personalmente, creo que no es tan simple como lo que hemos visto antes. Debe haber algo detrás de la muerte del Maestro Zi…”

El Señor la miró nuevamente, “continúa”.

Por tanto, Gu Xijiu continuó, “el incidente parece simple desde la superficie, Hu Qingqing, quien me odiaba mucho, trató de seducir al Maestro Zi para que secretamente pudiera enviar a alguien a destruir mi casa, me intimidara y luego me sacara del Salón Tianju. Eso causó que los dos discípulos revelaran accidentalmente los escándalos del Maestro Zi y decidió matar dos de sus discípulos en secreto y luego arrojar el crimen sobre mejillón y yo, eso se debe a que nos expulsarían del Salón Tianju incluso si no fuéramos ejecutados. Sin embargo, Mi Señor fue inteligente y encontró la verdad del asunto. El Maestro Zi estaba muy enojado y ansioso, su sangre circuló rápidamente y le hizo perder su cabeza. Por tanto, se quemó por su propio poder. Todo parece estar bien y tiene sentido. Sin embargo, siento que algo es extraño…”

El Señor sonrió y preguntó, “entonces ¿qué es raro?”