VVC – Capítulo 521

0

Capítulo 521: Avergonzándose a sí mismo 5


Gu Xijiu había enumerado todas las pruebas una por una y toda la información provenía del mensajero Shangshan y Chenge, así como la verificación del experto en autopsias. Ya no había lugar para que nadie discutiera o estuviera en un desacuerdo.

¡Ambos estudiantes no fueron asesinados por el mejillón sino por alguien más!

¡Lo que significaba que Gu Xijiu y el mejillón habían sido inculpados!

«¿Alguien más quiere acusarla?» La mirada del Señor se movió alrededor del salón y preguntó mientras tocaba el tablero de ajedrez.

Gu Canmo y su gente bajaron las cabezas.

«¿¡No tienes nada que decir después de acusar gente de cero pruebas sólidas!?» El Señor miró a Gu Canmo y su equipo, «¿eso significa que sólo son capaces de intimidar a una pequeña?»

¡El rostro de Gu Canmo se había vuelto morado, como si fuera una berenjena!

¡Nunca antes había cometido un error tan terrible!

¡Él casi hizo que la pequeña sufriera una injusticia y casi arruinó su brillante futuro!

Hizo una reverencia hacia Gu Xijiu como disculpa, «mis más sinceras disculpas, Señorita Gu. Lamento causarte tantos problemas».

El resto sintió lo mismo y rápidamente se disculparon con Gu Xijiu…

Esas personas eran todos líderes con experiencia en el continente que podían provocar el caos con facilidad. Era un gran honor para Gu Xijiu que todos se disculparan con ella.

Gu Xijiu permaneció en silencio. ¿Cómo podrían aliviarse sus heridas y tristezas con una simple disculpa?

¡Ella y el mejillón casi murieron allí! Si el Señor no llegará a tiempo, ¿tendría la oportunidad de salvar su propia vida?

¡Esas personas ni siquiera le permitirían investigar el caso ella misma!

¡No le dieron ninguna oportunidad en absoluto!

Su cuerpo todavía estaba entumecido y todos los moretones causados por la Cadena Mágica seguían sobre su piel. Incluso las heridas en el mejillón debido al castigo todavía estaban allí…

Ella sabía que no debía cruzar la línea porque era sólo una pequeña papa y no era beneficioso para ella si hubiera ofendido a esa gente. Sin embargo, no podía borrar la locura y el insulto que le causaron con sólo una sonrisa…

Apretó su puño y estaba lista para hablar.

El mejillón había expresado con una mirada feroz, «¿entonces crees que una disculpa es lo suficientemente sincera como para compensarme? ¡Me has golpeado, pinchado con una aguja y has quemado mi carne! ¡¿Se supone que debo dejarte abusar?! ¡¿Y mi maestra estaba encerrada con nada a cambio?!“

Gu Canmo miró hacia El Señor, esté dijo con un tono helado, «¿tienes algo más para mi discípulo?»

El mejillón tenía una memoria relativamente buena y dijo de inmediato dijo, «¡oh cierto! ¡¿No le prometiste antes a mi maestra que probarías todos y cada uno de los castigos que experimenté si nos encontraban inocentes?! ¡Además, le prometiste al Señor que te quedarías en algún lugar con la estúpida cadena durante 30 días sin comer ni beber!” ¡Recordó todo!

Gu Canmo estaba sin palabras.

Su rostro ardía cuando el mejillón lo reprendió. Sin embargo, todo lo que dijo era correcto y no pudo discutirlo. Secretamente respiró hondo, «no te preocupes, aceptaré todos los castigos sin descuento».

El mejillón inmediatamente aprovechó la situación, «¡quiero ser el inspector!» Quería asegurarse de que se haría correctamente.

La multitud permaneció en silencio.

Gu Canmo era el líder del Salón Tianju. Siempre fue estricto y serio, apenas hablaba o sonreía.

Durante todo ese tiempo, él fue quien castigaba a las personas pero nunca antes había sido castigado. Quizás, nadie se atrevería a castigarlo.

Y ahora necesitaba aceptar el castigo, pero algunos líderes del departamento de penalización planeaban reducir el castigo. Sin embargo, ya no fue posible ya que el mejillón era el inspector y definitivamente sería capaz de detectar si iban a ayudar a Gu Canmo.

¡Lo sentimos, hermano!

Gu Canmo respondió, «no te preocupes, siempre soy una persona justa y no me entregó en los trucos. Nadie ayudaría secretamente sin importar quién sea el inspector. Cargare todas las responsabilidades por mis errores».