VVC – Capítulo 506

0

Capítulo 506: El Señor 4


No había nadie con quien pudiera hablar aparte de la Piedra del Firmamento. Se sintió incómoda y finalmente, le preguntó a la Piedra del Firmamento su opinión sobre si el mejillón sería asesinado. De hecho, inconscientemente deseaba que la Piedra del Firmamento la refutara, incluso si su explicación tenía lagunas. Sólo quería ser consolada por sus palabras.

No importa qué tan fuerte era, a veces todavía sería vulnerable. Cuando una persona no tiene deseos o pertenencias, él o ella sería valiente. Sin embargo, ahora ella tenía algo que le importaba. Aunque el gran mejillón era un gran comelón, a ella le importaba mucho.

¡Cuando se dio cuenta de que el gran mejillón podía ser asesinado y guisado como sopa, estaba muy ansiosa! Sin embargo, la Piedra del Firmamento fue muy honesta y no sabía que era vulnerable en ese momento. Hizo eco de sus palabras, “Maestra, no estoy maldiciendo al gran mejillón. Pero pienso que es posible que lo maten. La gente en el Salón Tianju no se atreve a lastimarte, así que dirigirían su frustración sobre el gran mejillón. Después de todo, el gran mejillón es un monstruo y necesitan rendir cuentas a las familias. Por tanto, es posible que lo maten como un chivo expiatorio. Dijiste que siempre escuchabas sus gritos, quizás ya estaba muerto y vino a encontrarse contigo. Debes saber que fue objeto de injusticias, por tanto, incluso después de su muerte, no tendrá una muerte pacífica”.

Gu Xijiu estaba aún más ansiosa en ese momento. Gritó nuevamente hasta que perdió la voz. ¿Estaban planeando matarla de hambre allí? Cuando pensó en el hecho de que podía morir allí, también se sintió asustada. Después de todo, no sería fácil para ella renacer de nuevo y había estado trabajando tanto durante tanto tiempo para mejorar ese cuerpo.

¿Cómo podría morir tan fácilmente? ¡No estaba dispuesta a morir tan rápido! Pero, ¿qué podría hacer?

Estaba sola allí y nadie podía ayudarla. Rong Che… Cuando fue arrestada, Rong Che le suplico a Gu Canmo por misericordia. Sin embargo, fue rechazado por Gu Canmo ya que ese era un problema del Salón Tianju y no debería interferir con las reglas de allí.

¿Qian Lingyu? No tenía derecho a hablar en el Salón Tianju. De alguna manera, pensó en Di Fuyi. Sintió dolor en su corazón. Sabía que ese tipo tenía derecho a expresar su opinión en ese lugar. Si sólo pudiera venir y ayudarla. No necesitaba la ayuda de Di Fuyi para demostrar su inocencia. ¡Mientras tuviera algo de tiempo para investigar, podría arrestar al culpable y demostrar su inocencia! Sin embargo, había cortado completamente su relación con él. Incluso si él supiera que fue apresada, a él no le importaría.

El Señor… Ella no se atrevió a pensar en El Señor. Ese hombre era demasiado elusivo. Era un desafío encontrarlo y ella ni siquiera lo ha visto en persona hasta ese día. No había otra persona en quien pudiera pensar. Gu Xijiu cerró sus ojos y se sintió aún más desesperada.

Sufrió sola durante otros dos días hasta la tarde del cuarto día. La puerta de su cárcel se abrió y alguien entró, Gu Xijiu había estado encerrada en contra de la pared durante tres días y tres noches. Su cuerpo había estado completamente entumecido todo ese tiempo. Nadie le envió ningún alimento o bebida mientras estuvo prisionera. Junto al sufrimiento en su corazón, Gu Xijiu estaba medio aturdida y ya no podía ver claramente…

“¡Shua! ¡Shua!”

Dos ráfagas de viento barrieron a través de su celda y la cadena de hierro en su cuerpo fue cortada. Inmediatamente se derrumbó. Sin embargo, no cayó al piso, sino a los brazos de un hombre. Sus brazos estaban ligeramente fríos. Podía oler una fragancia ligera que era bastante familiar, pero no podía recordar dónde la había olido antes.