VVC – Capítulo 500

0

Capítulo 500: Encontrándose con un viejo amigo 5


El gran mejillón estaba insatisfecho, «¿quieres orinar en la casa? No te preocupes, no habrá nadie entrando en una noche tan lluviosa. No necesitas que nadie proteja el lugar para eso».

Gu Xijiu lo cargó y lo tiró por la puerta, «deja de decir tonterías. Por favor vigila afuera».

El mejillón no podía creerlo, «maestra, ¿quieres que me moje bajo este clima tormentoso?»

Gu Xijiu se cruzó de brazos y lo miró, «eres un mejillón. No creo que tengas miedo de mojarte».

El gran mejillón estaba sin palabras.

Bueno, ese clima era perfecto para absorber el poder espiritual de la madre tierra. Usualmente era demasiado vago, por lo que nunca antes lo había hecho…

«Gran mejillón, alguien puede venir y atacar la casa esta noche. Necesitamos que vigiles por nosotros esta noche. Te cocinaré una buena comida mañana». La voz de Gu Xijiu vino del Audio Directo.

Una vez que se enteró de la buena comida, el gran mejillón inmediatamente se volvió enérgico.

Tenía un sentido del tacto muy sensible y era capaz de detectar cualquier movimiento dentro de un radio de una milla, por lo que incluso si había un conejo que pasaba, podía escucharlo. Ahora la casa de Gu Xijiu era como una isla aislada y nadie pasaría por allí.

El gran mejillón pensó que nadie atacaría si miraban que estaba protegiendo la casa.

Después de algunas consideraciones, el gran mejillón perforó el suelo y sólo dejó su antena afuera para sentir cualquier movimiento.

La lluvia era cada vez más pesada y la noche era bastante silenciosa. Parecía que sólo había lluvia y viento. Después de esperar mucho tiempo, el gran mejillón casi se queda dormido. Pensó que su dueña estaba demasiado preocupada y que nadie iría a atacar su casa.

Cuando estaba susurrando en su corazón, sintió algo repentinamente. Volteó su antena en los alrededores y sintió que dos personas volaban hacia la dirección de la casa. ¡La gente mala realmente llegaba! Su maestra era demasiado sabia.

La antena erguida del gran mejillón era como un alambre. El lugar donde se alojó estaba creciendo con hierba. Por tanto, nadie podía ver su antena.

A pesar de la pesada lluvia de la noche, dos personas se acercaban.

Los dos tenían muy buen Qing Gong. Cuando volaban a tanta velocidad, no emitieron ningún sonido. Muy pronto, se acercaron a la casa de Gu Xijiu y escucharon silenciosamente cualquier sonido.

Tenían muy buena capacidad auditiva, a pesar de la lluvia torrencial, podían escuchar el sonido de la respiración superficial de la persona que estaba dentro.

Aparentemente, la persona dentro de la casa se había quedado dormida.

Los dos hombres se miraron y luego asintieron. ¡Repentinamente, levantaron sus manos y dos ondas de luz se dirigieron hacia la casa!

Aparentemente, las dos ondas de luz eran muy poderosas y romperían la casa de Gu Xijiu en pedazos. Si ese fuera el caso, Gu Xijiu tendría que dormir bajo la lluvia y ya no habría más refugio para ella.

Justo cuando las ondas de luz iban a golpear la casa, una gran sombra rosada apareció y las bloqueó. Las dos ondas estallaron en la gran sombra y se escuchó un fuerte sonido.

La sombra no se movió, estaba completamente quieta.

¿Qué era esa cosa? No podría ser una barrera de hechicería.

Los dos hombres se sorprendieron y se miraron el uno al otro. Volaron y se dirigieron en dirección de la sombra.

Antes de llegar al lugar donde estaba, la sombra rosada se había expandido y un bebé grande estaba saliendo de la sombra. Los dos hombres casi se estrellaron en contra del bebé y rápidamente se retiraron…

«¡Cómo ya han venido, no se vayan! Sean mi comida…” dijo el bebé de una forma escalofriante. Agitó sus dos manos gordas y salió humo negro que rodeó a los dos.