VVC – Capítulo 498

0

Capítulo 498: Encontrándose con un viejo amigo 3


También había un conjunto de muebles de madera que parecía elegante pero antiguo.

El suelo ahora estaba cubierto con una alfombra larga que era extremadamente suave y cómoda.

Incluso había una división de madera en la entrada que podía impedir que la gente mirara desde afuera. En la mesa, había una concha con una perla brillante en el interior.

La casa lamentable y vacía ahora era lujosa después de haber sido decorada por Rong Che. Qian Lingyu casi pensó que había entrado a la casa equivocada.

El rostro de Gu Xijiu también estaba llena de sorpresa. ¡No sabía que el octavo príncipe tenía un par de manos milagrosas!

Después de que él entró, sólo echó un vistazo a través de la casa e inmediatamente comenzó a decorarla. ¡Su bolsa de almacenamiento tenía todo en el interior hasta el punto en que Gu Xijiu se preguntó si siempre llevaba todas sus pertenencias con él!

«Octavo Príncipe, ¿siempre llevas tantas cosas contigo?”

Rong Che respondió, «me gusta viajar por el mundo y no me gusta quedarme en un hotel porque no me acostumbro a sus colchones. Por tanto, siempre llevo varios muebles conmigo. Me apresure cuando vine y no sabía tu situación aquí, o si no hubiera preparado un conjunto especialmente diseñado para ti… Primero puedes usar este conjunto y te enviaré uno nuevo en el futuro».

Gu Xijiu se sintió conmovida. Rong Che era un buen amigo. Nunca le causo ningún problema, pero en su lugar siempre la ayudó silenciosamente. Ella miró al azar a su alrededor y vio a Qian Lingyu de pie en la puerta. Su rostro estaba pálido y no se veía bien. Sus labios estaban fuertemente cerrados.

Gu Xijiu dijo, «Qian Lingyu, ¿por qué estás ahí parado? Ven y siéntate». Entonces, casualmente le preguntó con una sonrisa, «pensé que me habías traído algo… ¡Sácalo!»

Qian Lingyu parecía más infeliz y respondió involuntariamente, «¡nada!» luego se dio la vuelta y se escapó.

Gu Xijiu quedo sin palabras.

¿Vino ese chico sólo a comer la comida que cocinaba? Después de que terminó de comer, él simplemente se fue y ya no quiso darle el regalo.

Ella sacudió su cabeza, «es un niño emocional».

Cuando se dio la vuelta, vio que Rong Che la estaba mirando y que parecía tener algunos pensamientos profundos.

Cuando se miraron uno al otro, Rong Che sonrió, suspiró y dijo, «Xijiu, de hecho, tienes casi la misma edad que él. Sin embargo, siempre me olvida de que todavía eres una niña cuando hablo contigo».

Gu Xijiu rio, «tal vez mentalmente soy vieja».

Rong Che suspiró levemente, «tienes razón. La gente siempre puede crecer más rápido después de pasar por algunas malas experiencias».

Ambos conversaron por un tiempo. El viento se hacía cada vez más fuerte afuera y parecía que el clima iba a ponerse mal.

Repentinamente, la puerta se abrió una vez más. Qian Lingyu corrió como el viento y en realidad sorprendió a Gu Xijiu, «¿por qué estás aquí con tanta prisa?»

Qian Lingyu miró a Rong Che, «¿el Octavo Príncipe no se ha ido todavía?»

Rong Che vaciló y luego, con calma, respondió, «vengo aquí desde miles de kilómetros de distancia…»

«Incluso si vienes de miles de kilómetros de distancia, no puedes quedarte. Existe una regla según la cual los forasteros no pueden quedarse en el Salón Tianju. ¡Además, tampoco puedes quedarte con Gu Xijiu! ¡Ella es una niña y tú, se supone que los muchachos no deben estar cerca, o arruinarás su reputación! «

Rong Che quedó sin palabras y luego continuó, «piensas demasiado. Nunca planeé quedarme con Gu Xijiu».

«Entonces, ¿dónde te quedarás?» Qian Lingyu lo miró fijamente.

«Me quedaré con Yan Chen». Rong Che respondió.

«¿Ah? ¿Conoces a Yan Chen?»

«Nos hemos visto algunas veces anteriormente y nos llevamos bien. Antes de llegar, le dije que me quedaría con él por esta noche».

La boca de Qian Lingyu estaba ligeramente entreabierta. Después de un momento, dijo, “¡bien!”

Rong Che ya no se molestó con él. Después de hablar unas palabras con Gu Xijiu, él se marchó.