VVC – Capítulo 497

0

Capítulo 497: Encontrándose con un viejo amigo 2


Rong Che se veía muy educado y siempre mostraba su lado bueno frente a las personas. Sin embargo, nunca permitiría que nadie se aprovechara de él. Una vez que alguien lo provocaba, él sin piedad se los regresaría.

Sin embargo, Qian Lingyu todavía era un adolescente, por lo que no entendió y preguntó, “¿cuáles son las diferencias?”

Rong Che no continuó hablando. Quizás, pensó que no era correcto discutir con un niño. Por tanto, rio y le dio una copa de vino, “encantado de conocerte. Bebamos”.

Gu Xijiu dijo, “bueno, él todavía es joven, así que será mejor que no lo dejemos beber. Además, hay una norma en la escuela en que los estudiantes formales no deben beber”.

Rong Che era una persona prudente. Inmediatamente entendió el otro punto de su frase, “¿estudiante formal? Xijiu, ¿aún no eres una estudiante formal?”

“Aún no está calificada. El director sólo le permite sentarse en clase. Si no puede aprobar el examen después de seis meses, será expulsada del Salón Tianju”. Qian Lingyu dijo la verdad. Obviamente, todos en el Salón Tianju habían escuchado sus noticias.

La sonrisa de Rong Che desapareció, “Xijiu, ¿cómo pueden tratarte así?”

Gu Xijiu no quería que su amigo se preocupara por ella, “está bien. Mientras pueda asistir a clase, no debería ser un problema para mí ser una estudiante formal en seis meses”.

Rong Che miró sus ojos brillantes. Sonrió y dijo, “¡Xijiu, creo en ti! Serás la mejor estudiante en el Salón Tianju. ¡Salud!” Él alzó su copa de vino.

Qian Lingyu también tomó un vaso y se sirvió vino, “también quiero brindar por ella”.

“¿Pensé que no deberías beber bajo las reglas?” Gu Xijiu le preguntó.

“¡A la mierda! Nunca cumplo con las reglas de la escuela. ¡Vengan, vamos a brindar!”

Los tres bebieron vino mientras comían carne a la parrilla. Fue una sesión muy divertida.

El gran mejillón también se acercó a ellos y secretamente sacó un cuenco y pidió vino.

Rong Che vertió vino y de inmediato lo bebió todo. Después de un tiempo, estaba borracho y desmayado.

En cuanto a Lu Wu, fue alimentado por el gran mejillón con algunos tragos de vino. Su pelaje púrpura se volvió rojo y se recostó directamente en el piso y se durmió. Cuando el Llamador del Viento lo vio, recogió a Lu Wu y lo puso en su bolsa.

El clima se hizo más frío y ventoso.

Rong Che se puso de pie, “Xijiu, ¿dónde te quedas? Puedo acompañarte de regreso”.

Gu Xijiu señaló una casa de piedra verde no muy lejos, “me quedo en la casa de allí. Está muy cerca, así que no tienes que acompañarme de vuelta”.

Aunque estaba oscuro durante la noche, Rong Che tenía una vista asombrosa. Cuando vio la casa, frunció su ceño, “¿cómo pueden dejar que te quedes en un lugar tan lamentable…?”

Qian Lingyu rio, “esta casa fue construida por nosotros. Originalmente era un trozo de tierra abandonada”.

Rong Che permaneció en silencio.

No habló, sino que directamente tiró de la mano de Gu Xijiu, “Vamos, quiero ver”.

“¡Hey! Se supone que los hombres y las mujeres no deben tener relaciones íntimas aquí”. Qian Lingyu no estaba feliz cuando los vio tomados de la mano y gritó.

Sin embargo, Rong Che no se preocupó por él. Tiró de Gu Xijiu y se dirigió a la casa.

Qian Lingyu quedó atónito por un momento. No se dio por vencido y todavía quería entregarle algo a Gu Xijiu, por lo que los siguió a la casa.

Cuando entró a la casa, se sobresaltó. El octavo príncipe quien se veía amable y educado, estaba sacando cosas apresuradamente de su bolsa de almacenamiento. Había una cama de palo de rosa con una cortina azul y en la cortina, había una pintura con montañas y un lago con lotos en el.