VVC – Capítulo 496

0

Capítulo 496: Encontrándose con un viejo amigo


Gu Xijiu se sorprendió. Ella repentinamente, recordó su sueño cuando estaba en el carruaje. Parecía que también soñó con que Rong Che domestico a su Llamador del Viento y se lo envió. Nunca pensó que ese sueño se haría realidad.

Por el momento, la escena de su encuentro con Di Fuyi en la fuente termal cruzó por su mente. Estuvo aturdida por un momento.

¿Esa también era una escena verdadera? ¿Era sólo cuestión de tiempo?

Inmediatamente dejó de pensar. Eso era obviamente sólo un sueño. Eso fue sólo una coincidencia.

Cuando estuvo fuera de sí por un tiempo, el Llamador del Viento corrió hacia ella e íntimamente frotó su cuerpo con su cabeza.

Gu Xijiu palmeó su cabeza mientras conversaba con Rong Che, «lamento que necesitara que me lo enviaras desde lejos». Luego le entregó el antílope en la mano a Rong Che y dijo, “yo cociné esto, por favor, disfrútalo».

Rong Che tomó la carne y se sentó a su lado, «Xijiu, no tienes que ser tan humilde conmigo».

Mientras apuñalaba con los dientes en la carne, dijo, «siempre soy un hombre libre. Como no tengo nada más que hacer, me alegro de traerte el Llamador del Viento para poder visitar el Salón Tianju. Al mismo tiempo, tengo la oportunidad de probar tú cocina. He ganado mucho en este viaje».

Sacó una calabaza de vino de su manga, «Vieja amiga, ¿quieres un trago?»

«¡Por supuesto!» Gu Xijiu también sacó tres tazas y luego miró a Qian Lingyu que estaba sentado a su lado, «¿quieres un trago?»

Qian Lingyu estaba un poco triste porque lo ignoraron en ese momento. Él infantilmente dijo, «¿no sabes que a los estudiantes no se les permite beber aquí?» Miró a Rong Che y dijo en un tono muy antipático, «¡los estudiantes tampoco deberían ser visitados! ¿Cómo entraste?»

Rong Che sonrió, «no estoy visitando, estoy aquí para traerle su montura a Xijiu. Como puedes ver, entré por la entrada principal».

«Lo que quise decir es que ¿cómo pudo el portero permitirte entrar?» Qian Lingyu no compró su respuesta.

«¿Creo que probablemente se sintió conmovido por mi acción de traerle la montura desde miles de millas de distancia?» Rong Che sonrió ligeramente.

Qian Lingyu quedó sin palabras.

Rong Che lo miró, «Xijiu, ¿quién es él?»

«Él es mi compañero… pero, tal vez no me trate como su compañera…»

Qian Lingyu se sonrojó y dijo con fiereza, «¡desde que ingresaste al Salón Tianju, ciertamente eres mi compañera!» Luego volvió a mirar a Rong Che, «soy Qian Lingyu, ¿cómo te llamas?»

Rong Che estaba un poco sorprendido, «hubo un genio en la familia Qian hace miles de años. Era identificado por el nombre – Señor Supremo Qian Yueran. El Señor Supremo Qian Yueran lo entrenó personalmente por dos años. ¿Eres ese genio de la familia Qian?»

Qian Lingyu estaba un poco orgulloso, «está bien que me conozcas. ¿Cuál es tu nombre?»

Rong Che abrió su abanico, «Yo soy Rong Che».

«¿Eres el octavo príncipe del Reino Feixing? ¿Uno de los cuatro jóvenes maestros en la capital?»

Rong Che sonrió, «Sí».

«Bueno, es mejor escuchar tu nombre que conocerte». Qian Lingyu era como un erizo y seguía siendo malo con todo mundo.

Rong Che sonrió, «es mejor conocerte que escuchar tu nombre».

Esa frase sonó como alabanza. Qian Lingyu estaba un poco orgulloso y preguntó, «¿qué quieres decir?» Estaba esperando que Rong Che lo elogiara más.

Rong Che rio, «es sólo después de conocerte me he dado cuenta de que eres algo diferente de lo que escuché de los rumores».

Gu Xijiu sacudió su cabeza en silencio. ¡Rong Che estaba en un contraataque! El significado de esa frase era darle rastros a Qian Lingyu de que no coincidía con los criterios de los rumores.