Capítulo 491: Orgullo y prejuicio 3


“Hay muchas bestias en la montaña, ¿por qué no cazan?” Ella no podía salir ya por el toque de queda impuesto por el Salón Tianju, pero sus dos mascotas aún podían salir.

Había preguntado con confianza que a las mascotas de los estudiantes en el Salón Tianju se les permitía ir por la montaña de noche, como un medio para entrenar su supervivencia y salvajismo.

“Maestra, ¿qué tal si cazamos y tú asas?” Al mejillón le gustaba comer la carne de Gu Xijiu a la parrilla y ya no quería carne cruda.

“Seguro”. Gu Xijiu palmeó su caparazón, “ustedes vayan. Pero tengan cuidado y no se conviertan en un ingrediente de la sopa de alguien”.

“¡No te preocupes! El mejillón dijo con confianza, “la persona que pueda guisarme no ha nacido todavía”.

Como no podía moverse rápido, simplemente se encogió y se adhirió al pelaje de Lu Wu para que pudiera llevarlo.

Lu Wu era pequeño, pero podía correr muy rápido. Además, podía entender el lenguaje humano. ¡Ya estaban en su cacería!

Gu Xijiu rio y comenzó a preparar los materiales para la parrilla.

Cuando casi terminó, Lu Wu y el mejillón regresaron. El mejillón rodó desde su parte posterior y rápidamente se agrandó. Luego, abrió su boca y sacó un antílope grande y fuerte.

Mientras Gu Xijiu estaba tratando con el antílope, repentinamente sintió algo y levantó la cabeza.

Dos señoritas estaban de pie al otro lado del arroyo. Estaban vestidas con un color púrpura claro. Una de ellas era un poco alta y delgada pero curvilínea con un rostro hermoso. Gu Xijiu conocía a la chica porque era la discípula celestial – Yun Qingluo.

La otra persona era delgada y parecía bastante poco saludable. Tenía ojos asiáticos y nariz ligeramente enganchada con labios delgados. Su tono de piel era bastante vago y sus facciones parecían ser feroces y hostiles.

Llevaban el mismo vestido, que era el uniforme de la clase Ziyun.

Aunque llevaban el mismo vestido, se veía perfectamente hermoso en Yun Qingluo pero obsoleto y ordinario en la otra adolescente.

La adolescente parecía promedio, pero parecía bastante fea cuando estaba junto a Yun Qingluo.

Por otro lado, la belleza de Yun Qingluo se hizo más evidente cuando estaba junto a esa adolescente.

“¿Quién te permitió asar en este lugar?” La adolescente delgada cuestionó.

“Yo misma”. Gu Xijiu continuó manejando al antílope.

“El Salón Tianju es un lugar limpio y sereno, ¿cómo puedes ensuciarlo con una parrilla? Está bien si tu nivel espiritual es bajo, pero ¿cómo es que no puedes entender todas estas reglas básicas?”

Gu Xijiu finalmente alzó la cabeza y replicó indiferente, “¿qué regla del Salón Tianju dice que no debes asar a la parrilla en este lugar?”

La adolescente se reprimió porque el Salón Tianju no tenía esa regla.

Sólo quería intimidar a Gu Xijiu, la recién llegada. Cuando quiso volver a hablar, Gu Xijiu dijo tranquilamente, “escuché que el maestro Gu mismo establece las reglas del Salón Tianju y nadie más puede agregar una nueva o viceversa. Por tanto, por favor cuida tu boca”.

La adolescente calló y sólo pudo responder después de un rato, “por supuesto que no tenemos esa regla, pero esta es la escuela más prestigiosa, un lugar sagrado donde es una falta de respeto ensuciar y contaminar el lugar. ¡Matando antílopes y asandolos a la parrilla, puedes contaminar el aire! ¿Piensas en este lugar como tu mansión en el Reino Feixing donde puedes hacer lo que quieras?”

Gu Xijiu casualmente montó la parrilla para asar el antílope en la parte superior de la hoguera mientras respondía con descortesía, “ya que no existe tal regla, ¿por qué estás hablando sin sentido?”

La adolescente probablemente no esperaba que Gu Xijiu hablara tan mordazmente. Inmediatamente se molestó y dio un paso adelante, “¡¿cómo te atreves a decirme eso?!”