VVC – Capítulo 485

0

Capítulo 485: ¡Me aseguraré de que se arrepientan por haberme tratado mal! 2


El Mejillón estaba mirándola con su caparazón abierto. Mientras miraba su rostro determinado y obstinado, repentinamente se sintió aliviado.

¡Su maestra era una persona dura y nunca había decepcionado a nadie!

“Maestra… no quiero verte intimidada. Obviamente son snobs que te desprecian…”

Gu Xijiu dijo con indiferencia, “Mejillón, si quieres que la gente te respete, tienes que demostrarlo con tu propia fuerza”.

El mundo es despiadado y sólo los más aptos sobreviven. ¡Por tanto, si quieres sobrevivir en este mundo, debes ser fuerte! Cuando seas realmente fuerte, las personas te respetarán y no se atreverán a menospreciarte. Ella quería estar en la cima de ese mundo algún día donde todos la admiraran y nadie sería capaz de controlarla e instruirla.

Abruptamente aplaudió, “¡bien, deja de decir tonterías, comencemos a trabajar!”

Cuando era una asesina, había sido entrenada para sobrevivir en la naturaleza. Por tanto, era fácil para ella construir una casa simple.

Desafortunadamente, Di Fuyi había confiscado la tienda que hizo. De lo contrario, ella podría colocarla directamente allí.

El mejillón miró las piedras esparcidas alrededor, “Maestra, ¿cómo podemos hacerla?”

Con un golpe de su palma, Gu Xijiu cortó una piedra y con la palma de su mano la trozo como rebanando tofu. Estaba convirtiendo las piedras irregulares en tamaños regulares.

¡El mejillón entendía qué hacer y era bueno manipulando rocas!

Ejerció su poder espiritual e inmediatamente saltó unas pocas veces en el suelo para separar las enormes rocas de las pequeñas. Luego, el mejillón erigió una de sus conchas y cinceló con rapidez a través de esas rocas.

Mientras las rocas llenaban el aire, aparecieron piedras parecidas a ladrillos.

Los ojos de Gu Xijiu se iluminaron cuando vio las piedras angulares. Ella no esperaba que el mejillón también tuviera tales habilidades. ¡Su caparazón era mucho mejor que una sierra de diamante!

Mientras el mejillón manipulaba las rocas, Gu Xijiu decidió trabajar en el apilamiento. Se coordinaron suavemente entre ellos.

Lu Wu estaba bastante triste porque no podía ayudar.

Mientras seguían trabajando, el lugar donde estaban se volvió muy polvoriento y el hermoso pelaje púrpura de Lu Wu casi se había vuelto amarillo. El polvo también lo hizo estornudar.

Cuando Gu Xijiu lo miró ligeramente, sus ojos inmediatamente se volvieron acuosos. Estaba mirándola mientras sus nueve colas se agarraban a su muñeca.

Gu Xijiu le dio unas palmaditas en la cabeza, “sé bueno y primero juega tu solo. Te bañaré después de que termine de construir la casa”.

Lu Wu obedeció y se hizo a un lado.

Cuando uno está ocupado, el tiempo pasa muy rápido. Sin saber, un día se había ido.

El sol se puso y la luna se alzó.

El marco de la casa de piedra de Gu Xijiu finalmente se formó. Incluso las piezas de madera dispersas se usaron para sostener la casa, siendo las más gruesas las vigas de soporte.

Las malas hierbas fueron cosechadas y atadas para ser puestas en las vigas de la casa como un techo de paja.

Mientras Gu Xijiu estaba ocupada trabajando, algunos estudiantes del Salón Tianju que pasaron por allí miraban su trabajo. Algunos ignoraron mientras otros criticaron desde lejos, pero ninguno de ellos quiso ayudar.

Gu Xijiu también escuchó algunos de los chismes que dijeron.

Parecía que su identidad como estudiante no oficial se había extendido por toda la comunidad.

Esos chismes eran algo como a continuación:

“Así que, ¿ella es la estudiante no oficial? No se ve especial después de todo. ¿Por qué el Señor la aceptaría como su discípula?”