VVC – Capítulo 481

0

Capítulo 481: ¿Soñó con lo que había pensado durante el día? 4


Como en ese momento él no podía controlarse, decidió no entrar en su sueño para prevenir cometer errores.

Por tanto, parecía que sólo podía llegar al mejillón.

El mejillón estaba hablando con Gu Xijiu sobre la planificación futura en el Salón Tianju. Ya tenía lo que quería. Se enteró de que la comida en el Salón Tianju sabía bien, así que le pidió a Gu Xijiu que le llevara comida.

Era su tema más emocionante, pero se quedó dormido. Entonces, se encontró rodeado de nubes y niebla. Sorprendentemente, miró a su alrededor y vio a una persona parada frente a él.

Esa persona llevaba una túnica púrpura y tenía el cabello negro suelto con un ojo de zorro reluciente en la frente.

Era el Maestro Celestial Zuo quien se disfrazó como Si Chen y resolvió fácilmente su Espejo Ilusión. ¡A pesar de que expuso su verdadera identidad frente a él por un tiempo, fue profundamente impresionado!

No se atrevió a provocarlo debido a su habilidad extrema en kung fu. Afortunadamente, él estaba con su maestra y por tanto, Di Fuyi sería bastante bueno con él.

«Tú… tú…», el mejillón abrió sus caparazones y quiso mostrar su afecto sujetando la esquina de su bata.

Di Fuyi extendió un dedo y presionó sobre él, «¿qué experimentaron ustedes después de que me fui? Ven, vamos a recordarlo». Una misteriosa luz de siete colores emergió de la yema de su dedo y se extendió sobre la concha del mejillón, ola tras ola.

Por tanto, con un mareo, el mejillón cayó en su memoria y aterradoramente descubrió que el tiempo se rebobinó. Una vez más, se encontró con los dos cadáveres venenosos junto con su maestra y también se encontró con Long Siye. Era como si estuviera experimentando cada incidente nuevamente.

No era un buen recuerdo y no era algo que el mejillón quería revivir. Por tanto, su caparazón estaba sudando profusamente cuando finalmente logró despertar de su memoria como pesadilla.

¡Estaba en estado de shock y ni siquiera podía recordar la fecha actual!

Con un movimiento, se desprendió del dedo del Maestro Celestial Zuo y lo miró ansiosamente, «¡¿qué… qué es lo que acabas de hacerme?!»

¡El mejillón estaba asustado! Más extraño, sintió que perdió algo de su vitalidad después de que fue sorbido y estaba jadeando por aliento. Mientras tanto, el Maestro Celestial Zuo parecía estar sumido en profundos pensamientos, ya que no le prestaba atención.

El mejillón se sintió inseguro cuando vio los alrededores nublados, brumosos y borrosos. Por tanto, no quería quedarse y quería escapar cavando la tierra, pero por una razón desconocida, casi lastimo su caparazón.

«¿Por qué estás escapando? ¿Tienes miedo de que te guise y cocine?» El Maestro Celestial Zuo estaba parado nuevamente frente a él y extendió su mano.

El mejillón se estremeció y retrocedió hacia atrás, «yo… no soy sabroso. Mi carne es demasiado dura y no es tierna en absoluto…»

Di Fuyi dio un paso adelante y preguntó con voz suave, «¿tienes miedo de mí?»

El mejillón se retiró nuevamente, «no… no tengo miedo…»

¡Sálvame, maestra! ¡Sentía que el Maestro Celestial Zuo quería guisarlo!

Di Fuyi movió su muñeca y una fruta escarlata apareció en su palma, «bien hecho, esta fruta es una recompensa para ti».

¡El mejillón inmediatamente dejó de retirarse, y sus ojos se iluminaron!

¡La fruta escarlata! ¡Un tipo de fruta espiritual que podría recargar el poder espiritual y lo que era más importante, sabía bien!

El mejillón al instante extendió su pequeña mano para recuperar la fruta escarlata y ponerla en su boca.

¡Sabroso!

Pero también comento, «Maestro Celestial Zuo, esta fruta está madurada en un 90% y por tanto, deberíamos dejarla madurar otros 10 días. Incluso si el efecto medicinal es un poco más débil, su sabor será el mejor y más dulce…”

Antes de que pudiera terminar de comentar, el Maestro Celestial Zuo lo rozó con su manga.

Gu Xijiu pensó que el mejillón a sus pies debió haber tomado algún medicamento para dormir.