VVC – Capítulo 479

0

Capítulo 479: ¿Soñó con lo que había pensado durante el día? 2


No era de extrañar que aún tuviera mucha energía cuando él la dejó aunque fue envenenada y herida después de que escapó del Bosque Oscuro.

Reflexionó por un momento y quitó la barrera de hechicería a la orilla del lago y dijo, “¡Mu Lei, entra!”

Mu Lei inmediatamente entró y se sorprendió por el Señor.

El cabello mojado y negro del Señor estaba desordenado sobre su hombro y las gotas de agua caían por su cabello y ropa empapada. ¡Su túnica púrpura estaba medio empapada y eso lo hacía parecer incluso más sexy y sereno!

Usualmente, el Señor siempre se reveló a sus subordinados con una imagen ordenada y limpia. Su cabello y su ropa debían estar limpios. Ni siquiera notarías una sola arruga en sus ropas. ¡Esa era la primera vez que su subordinado lo vio en un estado desordenado!

El Señor lo estaba mirando mientras estaba sentado en un banco de roca en la orilla. ¡El corazón de Mu Lei latía muy rápido como si él hubiera perdido el control!

Se sentía estresado, especialmente cuando miraba los ojos del Señor que parecían dos agujeros negros. Casi parecía como si lo estuviera absorbiendo.

¡Maldición! ¿Qué le sucedió al Señor? ¡Actuaba como si no estuviera satisfecho!

Repentinamente, Mu Lei recordó los rumores en el palacio sobre que el Maestro Celestial Zuo era un homosexual y ahora cuando vio al Maestro Celestial Zuo… ¡Él inmediatamente se estremeció!

¿Estaba el Señor buscando alivio con él?

¡El Maestro Celestial Zuo era un hombre real! Basado a su carácter, él no sería el que sería presionado en el suelo, incluso si fuera gay.

Entonces, ¿el Maestro Celestial Zuo quería presionar a su subordinado con su encanto?

¡No por favor! ¡Él era un hombre normal! ¡Todavía quería casarse y no quería ser arruinado por un hombre!

¡Se estremeció nuevamente!

Mu Lei se miraba pálido e incluso se sentía incómodo.

Después de reflexionar un momento, alzó su cabeza al darse cuenta de que el Maestro Celestial Zuo no dijo nada. ¡Estaba conmocionado mientras Di Fuyi lo estaba mirando directamente! Ambas miradas se encontraron y Mu Lei inmediatamente tembló y se arrodilló cuando sus rodillas se entumecieron, “¡Señor!”

“¿Has vuelto a la realidad ahora?” Di Fuyi miró a Mu Lei desde una posición más alta. Ese bastardo estaba actuando de una forma tan extraña desde que entró y parecía que iba a morir pronto.

Di Fuyi habló suavemente y Mu Lei se estremeció nuevamente y habló con voz temblorosa, “¡Eh… Se… Señor!”

“¿Qué tienes en mente sobre mí?” Di Fuyi preguntó. Estaba preocupado de que Mu Lei no entendiera y cambió su frase, “¿qué pensabas de mí?”

Mu Lei respondió rápidamente, “Yo… no me atrevo… ¿Cómo puedo ayudar… te?” Ni siquiera se atrevió a mirar al Señor.

Di Fuyi no habló y Mu Lei estaba ansioso. ¡Repentinamente se dio cuenta de que Di Fuyi estaba de pie frente a él y su túnica púrpura le acariciaba el rostro!

¡Dios! ¡Él estaba viniendo! ¡Él Iba a arruinarlo en ese momento!

Mu Lei se sorprendió e intentó evitarlo. ¡Sin embargo, cayó al suelo como si una tortuga cayera de espalda!

Di Fuyi quedó sin palabras.

Esa era la primera vez que no sabía lo que estaba en la mente de su subordinado. ¿Por qué demonios estaba ese bastardo asustado de él?

Sin embargo, finalmente obtuvo la respuesta cuando Mu Lei se quitó la ropa con una expresión de dolor como si fuera a perder un brazo, “Se… ¡Señor! ¿Podrías… ser amable…?”

El vasallo necesitaba morir cuando el rey quería que muriera; además, ¡el Señor era más poderoso que el rey! Si quería arruinar a su subordinado, ¿cómo podría su subordinado rechazarlo? Por tanto, se dio por vencido…