VVC – Capítulo 462

0

Capítulo 462: A través de las dificultades 7


Aunque tenía mucha sed, se negó a entrar en ese escalofriante puesto de té. Cuando le dio unas palmaditas al Llamador del Viento y se preparó para irse, repentinamente, escuchó algunos ruidos fuertes. Hubo fuegos artificiales en el cielo y Gu Xijiu se sorprendió al verlos.

Cuando levantó su vista, las cortinas de los puestos de té se habían levantado y revelaron a innumerables personas. Había guardias, doncellas, cancilleres, príncipes entre la multitud.

En el medio, en realidad estaba el Emperador Xuan. Parecía feliz y camino junto a sus cancilleres, “Xijiu, ¡felicidades por tu exitoso viaje a través del Bosque Oscuro!”

Rong Jialuo y Rong Che, quienes estaban parados a su lado, también le sonrieron.

Gu Xijiu estaba aturdida.

Incluso dudaba de haber caído nuevamente en su propia ilusión. Era aceptable ver a Rong Jialuo y Rong Che, ¡pero nunca esperó ver al emperador Xuan allí!

Pronto se dio cuenta de que su visión era cierta.

Porque había mucha gente corriendo afuera en la jungla. Era un gran grupo de personas que comprendía gente común y el ejército.

La gente era muy apasionada y los ejércitos estaban bien entrenados.

Obviamente, era tranquilo en esa jungla porque la gente común estaba bajo el control del ejército.

Era el orgullo de la gente en el Reino Feixing cuando ella pudo atravesar el Bosque Oscuro de forma segura. Particularmente cuando vieron que Gu Xijiu se las arregló para conservar al Llamador del Viento como su bestia espiritual, vitorearon aún más fuerte.

Lu Wu yacía silenciosamente en la manga de Gu Xijiu. Sin embargo, cuando escuchó el ruido, reveló su cabeza desde la manga para ver a la multitud rodeándolo.

Tenía una luz púrpura alrededor de su cuerpo y la multitud repentinamente se volvió silenciosa cuando lo vieron.

¡Era una bestia espiritual de nivel ocho!

Aunque algunas personas no podían reconocer la especie de Lu Wu, ¡podían decir que era una bestia espiritual de nivel ocho de la luz púrpura en su cuerpo!

“Xijiu, ¿eso es…?” El emperador Xuan abrió ampliamente sus ojos y miró a Lu Wu. Su corazón estaba bombeando rápido.

De hecho, Gu Xijiu todavía no quería exponer a Lu Wu. El halo alrededor de Lu Wu era demasiado atractivo y todavía no era lo suficientemente fuerte en términos de poder espiritual.

Cuando lo llevaba consigo, era como un diamante que llamaría la atención de la gente, especialmente aquellos con malas intenciones.

Gu Xijiu lo ocultó a propósito dentro de su bolsa de almacenamiento en su manga, pero nunca esperó que saliera solo.

Cuando todavía no sabía cómo responder al emperador Xuan, Lu Wu pensó que sería divertido jugar con la corona del emperador Xuan y saltó sobre su cabeza.

¡El emperador Xuan estaba aturdido!

Gu Xijiu reaccionó con la velocidad del rayo e inmediatamente atrapó al pequeño Lu Wu desde la cabeza del Emperador Xuan. Volvió a guardarlo en su bolsa de almacenamiento y cuando estaba a punto de disculparse con el emperador Xuan, alguien gritó, “¡Era Lu Wu! ¡Parecía la bestia espiritual Lu Wu!”

¡Cuando esa persona terminó de gritar, la multitud estaba aún más excitada!

Fue una fiesta de bienvenida dentro del gran puesto de té.

Hubo risas y charlas entre la multitud.

Gu Xijiu estaba dispuesta a sentarse en la posición principal del lado del huésped. Rong Jialuo y Rong Che estaban sentados a su lado, respectivamente.

Era considerado extremadamente grandioso y supremo cuando un Rey de un país dirigía a sus ministros a recibir de esa manera el regreso de Gu Xijiu.

Durante la fiesta, el emperador Xuan preguntó, “Xijiu, ¡es una noticia espléndida para el Reino Feixing que en realidad pudiera salir del Bosque Oscuro en siete días! Has ganado tu orgullo en nuestro país. Estoy muy feliz con eso. ¿Cuáles son tus planes para el futuro?

Cuando preguntó, la multitud repentinamente se calmó y la miró.

Obviamente, el emperador Xuan estaba preguntando indirectamente sobre sus arreglos matrimoniales con Di Fuyi. Quería saber qué elección haría.

Gu Xijiu miró hacia abajo y antes de que pudiera responder, un sirviente corrió al puesto de té e informó, “Su Majestad, el Maestro Celestial Zuo ha enviado a su guardián Mu Feng para que viniera y felicitara a la Señorita Gu!”