Capítulo 445: Te gusto un poco más 8


“Lu Wu”. Si Chen escupió dos palabras.

¡Eso hizo que los ojos de Gu Xijiu se iluminarán!

¡Lu Wu era la bestia mitológica en las leyendas!

¡En las leyendas modernas, algunos incluso decían que era el dios de la montaña de Kunlun!

Las leyendas modernas lo representaban con el cuerpo de un tigre, rostro humano y nueve colas, pero esa pequeña bestia no tenía rostro humano…

Gu Xijiu miró el rostro de la pequeña bestia y afirmó que en verdad era de un tigre, sólo que se veía más hermoso con ojos grandes, párpados dobles y pestañas largas.

Las leyendas eran leyendas después de todo y por tanto, en general difieren de la verdad. Por tanto, era excusable que el pequeño Lu Wu frente a ella fuera diferente del que se representaba en las leyendas.

No pudo evitar acariciar la pequeña cabeza de Lu Wu mientras el lamía sus dedos antes de abrazarlos con sus dos garras delanteras y dormir.

“Si Chen, ¿qué habilidades tiene?” Gu Xijiu preguntó con entusiasmo.

Como no recibió una respuesta de Si Chen, no pudo evitar mirarlo y vio que él estaba mirando al cielo como si no hubiera escuchado su pregunta en absoluto.

¡Gu Xijiu miró hacia el cielo y se sorprendió!

Desde que entró en el Bosque Oscuro, ya no vio el cielo, ¡pero en realidad pudo verlo entre los huecos de los árboles!

El cielo azul y las nubes blancas, ¡qué día tan brillante y soleado!

Como Gu Xijiu no había visto el cielo por un tiempo, se alegró de verlo nuevamente, “no puedo creer que pudiera ver un cielo normal aquí, ¡qué día tan soleado!”

Estaba tan feliz de que quisiera darse la vuelta.

Luego sintió el peso en su hombro cuando Si Chen puso su mano sobre él, “Pequeña Xijiu, ¿puedes ver el cielo afuera?”

Tonterías, ¿por qué no vería el cielo de afuera? ¡No estaba ciega para nada!

Gu Xijiu lo fulminó con la mirada y quiso barrer la ‘garra de lobo’ en su hombro, pero Si Chen rápidamente la tomó de las manos y la miró directamente a los ojos, “vamos, dime, ¿qué ves en el cielo?”

Su voz era magnética y sonaba más melodiosa que un chelo.

El par de ojos se había oscurecido como si pudieran ver a través de su corazón.

Como hipnotizada, Gu Xijiu dijo, “cielo azul, nubes blancas y el sol de la mañana. ¡Ah, la forma de las nubes es tan extraña, como… parecida a Lu Wu! Pero se ven mejor que mi Lu Wu y tiene un par de alas…”

“¿Y?”

“El sol brilla intensamente, es redondo y tiene un círculo con un borde dorado. Ah, no se parece al sol, sino a la luna, no, ¿cómo puede la luna ser tan brillante? Esa nube con forma de Lu Wu le está dando vueltas…”

La mano en su hombro repentinamente se volvió muy pesada tanto que Gu Xijiu sintió un dolor y luchó, “Hey, Di Fuyi…”

Tan pronto como lo dijo, pareció haberse despertado del sueño y su mente caótica repentinamente se hizo evidente. Empujó la mano en su hombro, “Si Chen, tú…”

El rostro de Si Chen parecía bastante pálido, pero sus ojos ahora eran extremadamente brillantes. Él intervino, “¿cómo me llamaste?”

Gu Xijiu frunció el ceño, “Oh Si Chen, ¿qué está ocurriendo?”

Si Chen entrecerró sus ojos para parecer muy atractivo y la miró por un momento antes de exclamar: “me reconoces, ¿cierto?”

Gu Xijiu se sorprendió y frunció sus labios, pero ella no lo negó, “sí”.

Solía ser una asesina excepcional después de todo y era extremadamente buena en el pensamiento lógico. Aunque Si Chen y Di Fuyi tenían una apariencia y características diferentes, aún podía identificar las pequeñas diferencias después de estar con Di Fuyi durante un período de tiempo relativamente largo.

Desde las dudas hasta llegar a una confirmación, simplemente no lo quería revelar…