Capítulo 439: Te gusto un poco más 2


Ella entonces lo ignoró y fue a revisar al Llamador del Viento. Como estaba gravemente herido, todavía estaba allí agachado, de lo contrario, habría escapado tempranamente.

Su posición agachada era bastante extraña. Aunque ya no podía sostenerse por sí mismo, sus dos cascos delanteros aún lo sostenían en contra del suelo, como si temiera pisar algo.

Cuando Gu Xijiu se acercó, inmediatamente silbó enojado mientras alzaba su cabeza como si estuviera dando una advertencia.

Sin embargo, como estaba severamente herido, su silbido no era tan intimidante como antes.

Gu Xijiu dijo, “no te lastimare, sólo quiero curar tu herida”. Sacó algunas medicinas y se las mostró.

El Llamador del Viento no mostró ningún aprecio y más bien volvió a silbar, en esa ocasión subiendo un poco la voz.

“Maestra, dijo que le recuerdas a una comadreja haciéndole una visita de cortesía a un pollo, aunque sin buenas intenciones”. El mejillón abrió su caparazón en la manga de Gu Xijiu y tradujo perezosamente.

Gu Xijiu tuvo un pensamiento y lo sacó, “¿sabes cómo hablar el idioma de las bestias? Ven, sé mi traductor y dile que no lo haré someterse para ser mi montura. Lo dejaré ir inmediatamente después que lo cure”.

Tan pronto como el mejillón alcanzó el suelo, volvió a su tamaño original, tan grande como una pequeña casa. Abrió y cerró su caparazón, babeando mientras miraba al Llamador del Viento, “Maestra, está gravemente herido y no podrá recuperarse en un corto período de tiempo. Además, no aprecia tu oferta. Sería mejor si me lo como; su carne es muy deliciosa…”

Gu Xijiu estaba molesta y abofeteó su caparazón, “¡cometelo si te atreves! ¡Ten cuidado, porque puedo convertirte en un estofado!”

El mejillón no estaba contento, “Maestra, estás siendo parcial…”, murmuró pero tradujo las palabras de Gu Xijiu al Llamador del Viento.

Pero definitivamente agregó algunos de sus propios pensamientos, “eres conocido como el que llama al viento, ¿cierto? ¡Sólo eres capaz de correr rápido, pero aún eres mucho más pobre que yo! Mi maestra acaba de atraparme, así que ¿cómo se sentirá ella? Sólo está siendo amable, queriendo curarte,  ¡Pero eres tan terco y no eres agradecido! Si hubiera tenido alguna mala intención, ¿cómo serías capaz de escapar con tu condición actual? Si ni siquiera entiendes eso, eso es estúpido de tu parte, ¿no?”

Sus últimas palabras obviamente golpearon el punto débil del Llamador del Viento que bajó la guardia y asintió hacia Gu Xijiu.

Ella dio un suspiro de alivio y sintió que tener una bestia actuando como un traductor hacia las cosas más fáciles.

Parecía que el mejillón que tenía era bastante útil y no sólo un gourmet inútil.

Había muchas heridas en el cuerpo del Llamador del Viento y muchas tenían que suturarse.

Como Gu Xijiu necesitaba luchar para salir del Bosque Oscuro, tenía un juego completo de medicina y vendajes, además de suturas quirúrgicas y aguja. Ayudó rápidamente al Llamador del Viento con sus heridas…

Después de que Si Chen se levantó y observó por un momento, fue a darle una mano. Con una vaga sonrisa, dijo, “Ah Sheng, no sabía que fueras tan amable”.

Gu Xijiu frunció levemente sus labios pero no dijo nada.

A pesar de que conocía lo bueno y lo malo, usualmente no le gustaba ser entrometida.

Ayudó al Llamador del Viento en esa ocasión, porque de alguna manera se sintió complacida de verlo por razones desconocidas…

Además, admiraba su carácter de no ser sometido por la fuerza. Por tanto, trató de salvarlo.

El Llamador también sintió su amabilidad y finalmente bajó su guardia, permitiéndole aplicar medicinas e incluso suturar sus heridas…

Sin embargo, todavía estaba inconscientemente protegiéndose y no permitía que nadie tocara ciertas partes frente a su pecho.

Debido a que esa parte no fue herida, Gu Xijiu no le prestó atención. Se sorprendió al ver que había una apertura que abría y cerraba repentinamente y por tanto, miró un poco más.