Capítulo 438: Te gusto un poco más


El Maestro Celestial Zuo estaba parado allí pero no dijo nada.

Mu Feng frunció el ceño, “este no es un lugar para hablar, así que habla de ello la próxima vez, pero por ahora, ¡vete rápido!”

Mu Feng era suplantado por Gu Xijiu, mientras que el Maestro Celestial Zuo que estaba a su lado, era suplantado por Si Chen.

Como Gu Xijiu temía que Si Chen revelara su identidad si hablaba, le dijo que guardara silencio y que ella manejaría todas las cosas antes de que se expusieran.

Como sabía cómo disfrazar su voz, había imitado la voz del Maestro Celestial Zuo antes de su aparición. Pensó que esas personas se irían rápidamente tan pronto como vieran al Maestro Celestial Zuo, inesperadamente Dao Qingyang fue valiente. Además, ¡obviamente dudaba de sus identidades!

Por tanto, Gu Xijiu no debía permitir que Si Chen hablara.

Sin embargo, lo que ella hizo le hizo a él dudar aún más mientras miraba a Gu Xijiu con sus ojos penetrantes, “Guardián Mu, ¿por qué estás tan nervioso? Mi pregunta es fácil de responder y el Maestro Celestial Zuo sólo tiene que responderla brevemente”.

En su última oración, incluso olvidó usar un lenguaje respetuoso.

¡El corazón de Gu Xijiu perdió un latido porque sabía que no podía imitar la voz del Maestro Celestial mientras los observaban ocho pares de ojos!

Cuando ella decidió tratar de ladrar nuevamente hacia ellos con la esperanza de que se fueran, Si Chen, que estaba junto a ella repentinamente hablo, “Dao Qingyang, ¿cómo te atreves a dudar de mí?”

¡Gu Xijiu se sorprendió porque la voz de Si Chen estaba haciendo eco exactamente como la voz del Maestro Celestial Zuo!

El rostro de Dao Qingyang también se oscureció. Rápidamente respondió, “no, no me atrevo”.

“¿No?” Si Chen agitó su manga con gracia y sonrió vagamente, “¿estás seguro? Incluso te atreves a usar “Yo” frente a mí y querías forzarme a responder a tu pregunta. ¿Piensas que estás calificado para hacerlo?”

Su voz sonaba indiferente pero con un desafiante motivo para matar.

Dao Qingyang se sorprendió, cayó sobre sus rodillas y se estaba postrando, “lamento haberte ofendido. ¿Me perdonarías?”

Sus mayores y menores también se postraron y suplicaron en nombre de Dao Qingyang.

“No expiaría la culpa de los demás simplemente. ¿Crees que yo te perdonaré por unas pocas postraciones?” Si Chen todavía sonreía, pero con palabras aún más duras.

Dao Qingyang estaba muy arrepentido, pero tenía que dar una explicación para el Maestro Celestial Zuo.

Con determinación, cortó uno de sus brazos y la sangre estaba derramándose. Su rostro se puso pálido y aun así siguió postrado, “me castigo a mí mismo cortándome el brazo como una disculpa, con la esperanza de que me perdones”.

Si Chen sólo dio una palabra, “¡vete!”

A Dao Qingyang se le otorgó amnistía, él se fue rápidamente con sus mayores y menores.

El lugar regreso a su serenidad y Gu Xijiu se sintió aliviada, “¡afortunadamente!” Y miró a Si Chen, “¡no esperaba que pudieras ser tan parecido al Maestro Celestial Zuo!”

Incluso ella misma, casi estaba sorprendida por su aura intimidante.

Si Chen también se secó las gotas de sudor en la frente, “¡afortunadamente! Afortunadamente, solía aprender a disfrazar mi voz y pude ver al Maestro Celestial Zuo unas cuantas veces. De lo contrario, nos habríamos revelado y hubiéramos muerto en lugar de salvar al Llamador del Viento”.

Él en ese momento habló en la voz de Si Chen.

“Tu aura también era similar, no sólo tu voz”. Gu Xijiu le dio nuevamente otra mirada.

Si Chen parecía estar muy emocionado, “¿En serio?” Y miró a Gu Xijiu con sus brillantes ojos, “entonces, ¿te gusto un poco más?”

Gu Xijiu, “…”

¡Ese tipo no se olvidaba de profesar su amor siempre que era posible!