Capítulo 435: Advertencia de Di Fuyi 2


Y sólo el Señor había estado allí y sabía exactamente lo que había dentro.

El subordinado de Di Fuyi (Shan Qing) fue asignado para remover a todos en el tercer pico y más abajo. A nadie se le permitió permanecer allí.

Mientras que difícilmente pudieron encontrar algún signo de vida humana en el cuarto y quinto pico, Gu Xijiu ni siquiera necesitaba ir allí, por tanto, él no lo reviso.

Había una barrera de hechicería en el tercer pico y nadie podía entrar ni ayudar a Gu Xijiu, por tanto no le prestaron atención.

Di Fuyi le había pedido a alguien que vigilara a Long Siye para evitar su entrada, por tanto, Mu Feng y sus compañeros estaban tratando de evitar que Long Siye entrará en el cuarto y el quinto pico.

Sin embargo, Long Siye se las arregló para saltarse el cuarto y quinto pico y entró desde el sexto pico…

Desde luego, Gu Xijiu no estaba al tanto de todo eso y ni siquiera sabía todo sobre el tercer pico o cómo se había limpiado. Incluso se sintió extraña de que no hubiera ni una sola persona cuando intentó escapar ya que el Bosque Oscuro en sí era un lugar muy peligroso. Se esperaba que nadie tuviera una oportunidad.

Tropezó con Si Chen en el límite del tercer y cuarto pico, aunque era una carga, también era un compañero.

Pensó que no vería a nadie más antes de escapar del Bosque Oscuro, pero finalmente se encontró con alguien cuando regresó del quinto pico al cuarto pico – ¡Dao Qingyang!

El mentor de su hermano (Gu Tianchao) también conocido como el antiguo guardián del clan Jiuxing.

Había siete personas que lo seguían, lo que significaba que los ocho guardianes del clan Jiuxing estaban allí.

Las bestias en el quinto pico eran extraordinariamente feroces, pero no había tantas como en el tercer pico. Por tanto, Gu Xijiu los teletransportó junto con Si Chen de forma segura sin ver ninguna bestia.

Cuando Gu Xijiu pensó que podía escapar del quinto pico de forma segura, vio a Dao Qingyang y su gente desde lejos.

No hizo ningún ruido mientras se teletransportaba, también había una gran distancia entre ella y las ocho personas, por tanto, nadie se había dado cuenta de ella. Todos ellos estaban buscando un ciervo dorado.

No, no era exactamente un ciervo, sino un animal con una cabeza de ciervo, cuerpo de caballo, alas de grulla y un par de cuernos que se asemejaban a espadas…

Gu Xijiu estaba mirando mientras se escondía detrás de un árbol. No tenía idea de qué era exactamente.

“Esa es el Llamador del Viento”. Si Chen dijo, “es una montura muy rara, ya que puede viajar 3000 millas en el día y 2000 millas en la noche. Aparte de eso, también puede ayudar al dueño a pelear”.

Era una montura.

Los ojos de Gu Xijiu parpadearon mientras miraba a la bestia. Necesitaba un ser majestuoso como su montura…

“¿Quieres uno?” Si Chen preguntó como si pudiera leer su mente.

Gu Xijiu sacudió su cabeza, “no puedo vencerlo en este momento”.

Había visto los poderes del Llamador del Viento y sabía que no podría vencerlo en ese momento. Las ocho personas tampoco serían capaces de domarlo…

Gu Xijiu había visto algunas estrategias de doma y no se trataba sólo de derrotar a la bestia, sino de una habilidad para domarla. Además, el domador debía ser alguien con un alto poder espiritual. Por ejemplo, si el Llamador del Viento era una bestia con un poder espiritual de nivel seis, el domador debía ser alguien con al menos un poder espiritual de nivel siete.

El Llamador del Viento frente a ellos era el mejor entre las bestias de nivel seis, ella temía que incluso las personas con un poder espiritual de nivel siete eran incapaces de domesticarlo…

El más débil entre Dao Qingyang y su gente también poseía un poder espiritual de nivel siete – Dao Qingyang tenía el poder espiritual de nivel ocho. La habilidad de doma que estaban usando era lo suficientemente buena, pero el Llamador del Viento no quería rendirse e intentó escapar de su ataque como si prefiriera morir antes que rendirse.