VVC – Capítulo 429

0

Capítulo 429: Esa pequeña es única 4


Un momento después, finalmente preguntó, «Ah Sheng, ¿has descubierto la matriz tú sola?»

Gu Xijiu asintió, «Sí. Acabo de descubrirla no hace mucho, podríamos intentarla ahora».

¡Si Chen quedó sin palabras pero asombrado!

Después de que terminó de configurar la matriz, Gu Xijiu regresó a su lugar y se sentó. Miró a Si Chen y le preguntó, «¿quieres descansar primero?»

Si Chen sacudió su cabeza, «estoy bien, no necesito descansar».

«Bien, entonces ¿puedes ser mi guardián durante dos horas? Si hay bestias, siempre y cuando no se acerquen a este lugar en particular, la matriz seguirá funcionando, y las bestias no nos podrán hacer daño». Gu Xijiu dijo mientras señalaba una dirección en particular.

«¿Y si pasa por ese lugar?» Si Chen era curioso.

«Entonces me despiertas, ¡y yo haré lo que pueda para matarlos!» Gu Xijiu dijo con confianza.

«¡Bien!» Si Chen acepto.

Por tanto, Gu Xijiu nuevamente comenzó a meditar.

15 minutos después, Gu Xijiu fue despertada por Si Chen, «¡Ah Sheng! ¡Se acerca una bestia!»

¡Gu Xijiu rápidamente abrió sus ojos y vio que un leopardo dorado había roto en la matriz!

El leopardo era diferente de lo que había visto antes. ¡Era tan grande como tres leopardos de tamaño normal, y sus colmillos eran tan largos como una regla! Sus ojos eran extremadamente feroces.

Gu Xijiu rápidamente saltó y agitó sus manos. Los gigantescos troncos de la matriz se movieron según sus gestos. Un momento después, la matriz se configuró como una matriz asesina, e incontables piezas de madera gigantescas fueron arrojadas hacia el leopardo. Aunque el leopardo tenía una capa muy gruesa de piel y carne, sentía dolor. Corría y saltaba para evitar los troncos de la matriz. ¡Sin embargo, cuanto más saltaba y corría, más fuerte era el efecto del viento! El leopardo fue gravemente herido y ya no se atrevió a desafiar a Gu Xijiu.

Si Chen le dio un pulgar hacia arriba mientras miraba todo el espectáculo, «esa matriz es bastante buena, ¿eh?»

Gu Xijiu sonrió y dijo, «por supuesto». Sin embargo, se preguntaba cómo irrumpió la bestia en la formación, ya que requería un alto coeficiente intelectual para que un animal hiciera eso. Sin embargo, el leopardo no parecía ser una especie inteligente.

¡No pudo evitar mirar a Si Chen y preguntarse si él dejó entrar al leopardo!

«Pequeño Cang, vigilalo». Gu Xijiu ordenó la Piedra de Firmamento ya que sintió que era posible después de meditarlo.

«¡Bien!» La Piedra del Firmamento respondió. Quería ser el guardián antes, pero no sabía que se quedaría dormido.

Gu Xijiu todavía estaba preocupada. Por tanto, tomó el mejillón gigante y le dijo que mirara la matriz antes de meditar de nuevo.

En esa ocasión, meditó durante un largo período y Si Chen no la molestó de nuevo.

Después de un día de meditación, se sorprendió por el entorno cuando abrió sus ojos.

Numerosas bestias estaban tratando de romper la matriz y todas saltaban y daban volteretas en el aire helado.

Estaban persiguiendo a Si Chen…

Ella no tenía idea sobre el Kung Fu de Si Chen, ¡pero sus habilidades eran fantásticas! Podía ser tan rápido como el viento y ninguna de las bestias podía siquiera tomar un pequeño bocado de su túnica. Por tanto, siguieron persiguiéndolo y finalmente, todas se sintieron atraídas por la matriz.

Mientras que el mejillón estaba bloqueando la entrada de la puerta, se comió a las bestias cada vez que eran atraídas a su lugar… ¡Los humanos y el mejillón formaron un buen equipo!