Capítulo 427: Esa pequeña es única 2


Era considerado que el mejillón había hecho un trabajo excelente, ya que pudo excavar media milla de túnel en una hora.

“Mejillón, ¿has estado en la quinta montaña desde el inicio y nunca te has marchado antes?” Gu Xijiu sospechaba mucho de la posibilidad.

“Sip”. El mejillón agregó, “soy un mejillón, no tengo que salir”.

¡En efecto!

Gu Xijiu golpeó su cabeza al querer que el mejillón cavara un camino hacia la parte superior. Sin embargo, parecía haber sentido algo. Ella caminó más allá y colocó sus dedos sobre la pared recién excavada.

¡Había algo en la pared!

Como sólo era tierra, sacó una cuchilla y la clavó. Sin embargo, la cuchilla sólo pudo penetrar aproximadamente una pulgada en la pared y se detuvo. Algo en la pared estaba restringiendo la penetración.

La cuchilla incluso podía penetrar una pared de hierro en un sólo golpe, sin mencionar el suelo. Sin embargo, ¡había algo más fuerte que el metal detrás de eso!

Simplemente raspó el suelo y finalmente vio el objeto en el suelo, era una capa como una membrana transparente. La hoja rebotó cuando la clavo, ¿qué era eso?

“¡Barrera de Hechicería! ¡Maestra, esa es una barrera de hechicería!” La Piedra del Firmamento gritó en la mente de Gu Xijiu.

¿¡La barrera de hechicería!?

Gu Xijiu escucho de ella antes, se rumoreaba que un monje quien tenía un poder espiritual muy alto podía establecer una barrera y podía bloquear a cualquiera o a cualquier ser vivo de entrar o escapar. Era más fuerte que cualquier pared. Sin embargo, las barreras de hechicería generalmente se colocaban sobre el suelo. Esa era la primera vez que veía una barrera bajo tierra.

Aparentemente, la barrera estaba configurada para prohibir cualquier forma de entrar y salir.

Gu Xijiu tocó la barrera con sus dedos y se dio cuenta de que debería estar en el quinto pico. Se preguntó si los picos sexto, séptimo y octavo eran sitios prohibidos.

Miró a Si Chen, quien también estaba tocando la barrera, suspiró, “¡el mejillón es como tú, se perdió y fue en la dirección opuesta! Éste es el límite del quinto y sexto pico. El sexto pico y arriba están prohibidos y nadie podía entrar o salir, es por eso que la barrera está aquí”.

Gu Xijiu quedo sin palabras.

Inicialmente, no le creyó inmediatamente, pero notó que lo que dijo era cierto cuando se teletransportó a una zona alta. Estaba parada en un suelo amarillo y todo en la barrera de hechicería estaba en naranja. Una vez que llegó a la zona alta con Si Chen, vieron una enorme bestia naranja mirándolos cerca de la barrera.

¡Sus ojos eran más grandes que las linternas del palacio y brillaban con un resplandor! Alzó su cabeza y soltó un largo aullido cuando vio a Gu Xijiu y Si Chen y luego lanzó fuego mientras abría la boca.

Afortunadamente, el fuego fue bloqueado por la barrera de hechicería. De lo contrario, el bosque habría quedado reducido a cenizas.

Gu Xijiu dio un paso atrás, “¿qué clase de bestia es esa?”

“El Alas Flotantes del Cielo”. Si Chen tomó su mano y dio un paso atrás, “los ciempiés asesinos manchados de seis ojos que mataste son su comida. Los dos ciempiés con los que tropezaste deben haber escapado del sexto pico. Son simplemente el alimento del Alas Flotantes del Cielo cuando están en el sexto pico, pero pueden ser los reyes cuando van al tercer pico…”

¡En sólo unos segundos, el Alas Flotantes del Cielo golpeó su garra en el suelo y silbo! Un enorme ciempiés asesino manchado de seis ojos fue atrapado y sacado de debajo del suelo.

El Alas Flotantes del Cielo golpeó su garra en el ciempiés unas pocas veces y de inmediato se volvió tan débil como una lombriz de tierra. Luego fue comido por el Alas Flotantes del Cielo.

Aunque Gu Xijiu era valiente, no pudo resistir temblar mientras miraba la sangrienta escena.

Casi muere cuando luchó contra los ciempiés antes. Si tuviera que luchar con el Alas Flotantes del Cielo, ¡quizás ella ni siquiera podría correr!