VVC – Capítulo 422

0

Capítulo 422: Bajo control


«Xijiu, ¿esta es la habilidad de Partición de Aire? ¡Excelente kung fu!” elogió a Si Chen, mientras se acercaba.

Gu Xijiu observó mientras caminaba más cerca. Ella levantó la mano y lo apuntó con la punta de la espada, «¿eres un ser humano, un fantasma o una ilusión? ¿No estás muerto? ¡Te mataré si das otro paso!»

Si Chen no sabía qué decir.

Caminó hacia la punta de su espada y la alejó. Le tomó la mano y se la puso en el rostro, «ven aquí, siente esto, ¿una persona muerta se siente tan cálida?»

Una hora más tarde, Gu Xijiu finalmente descubrió toda la historia. El mejillón resultó haber estado cultivando su energía vital en las montañas durante miles de años. El lugar era su nido subterráneo.

El mejillón era el mejor creando ilusiones para aquellos que habían entrado erróneamente al lugar y los hacían caer en un sueño.

Cuando Gu Xijiu y Si Chen cayeron en el nido, cayeron en la primera ilusión que el mejillón había creado para ellos. Sin embargo, la ilusión no era una amenaza para la vida. Como mucho, sólo podía hacer que la gente se perdiera.

El momento en que Gu Xijiu se teletransportó fue cuando ella realmente cayó en la ilusión. En esa ocasión era algo que amenazaba la vida. Si no fuera capaz de descifrarlo y resolverlo, estaría atrapada por la eternidad hasta que el mejillón disolviera completamente su carne, incluso su alma no lograría salir.

El mejillón podía sentir las emociones y los pensamientos de las víctimas atrapadas. Sabría de las personas que eran realmente importantes para ellos en el abismo de sus mentes, transformándose así en sus formas para atraer a las víctimas con sus ilusiones.

Una vez que las víctimas lo creyeron, voluntariamente pondrían sus manos en sus garras y se convertirían en su comida.

Si Chen quedó atrapado en el primer nivel y Gu Xijiu en el segundo, razón por la cual no pudo encontrarlo aunque sentía que todavía estaba en el mismo lugar.

Obviamente, Si Chen no le proporcionó esa información. Gu Xijiu tuvo que interrogar al mejillón para averiguarlo.

El mejillón no quería hablar al principio, y era bastante terco. Sin embargo, Gu Xijiu utilizó algunas técnicas modernas y le extrajo una confesión mediante tortura y ataques psicológicos.

Después de eso, el mejillón no retuvo nada y le reveló todo lo que sabía sin ninguna reserva.

Gu Xijiu finalmente obtuvo la información que necesitaba. Ella luego miró el mejillón.

Tal vez había percibido la mirada asesina en los ojos de Gu Xijiu. Tembló un poco y dijo, «¡hey, dijiste que ibas a perdonar mi vida si te decía la verdad! ¡No puedes ir en contra de tus propias palabras!»

Gu Xijiu lo miró respondiéndole, «sólo dije que consideraría dejarte ir si decías la verdad. Ahora que lo he considerado, a los que has matado…»

«¡Maestra!” El mejillón gritó bruscamente, «si me perdonas la vida, te reconoceré como mi maestra”.

Gu Xijiu se volvió silenciosa. Sabía que el mejillón era lo suficientemente sabio como para satisfacer sus acciones en un momento de necesidad. Sin embargo, otros típicamente sólo recolectarían seres majestuosos que fueran sobresalientes, como el Pegaso o el León Alado. Pero incluso Rong Yan una vez había recogido un leopardo como montura. En cuanto a ella, el ser majestuoso que a ella le costó mucho recoger resultó ser un mejillón.

Gu Xijiu miró su caparazón y sonrió un poco. Si fuera su montura, sería comparable a la velocidad de un caracol. Más importante, ¿dónde iba a sentarse ella? No podía sentarse en su caparazón.

«¡No soy una montura! El mejillón aclaró de inmediato, «yo sé cómo realizar la habilidad Sueño Asesino. Puedo ayudarte a eliminar a tu enemigo. Si se acercan lo suficiente a mí dentro de una milla, puedo matarlos imperceptiblemente».

«Creo que siempre puedes matar a tu maestro con esa habilidad», dijo Gu Xijiu con una leve sonrisa, mientras apuntaba con la punta de su espada.