Capítulo 410: Vivir o morir juntos


El Ciempiés Asesino Manchado de Seis Ojos se estaba volviendo violento después de que Gu Xijiu lo atacara continuamente. Intentó frenéticamente golpear a Gu Xijiu hasta que el viento de sus movimientos voló un gran árbol que los rodeaba.

El campo de batalla sintió como si un tifón de nivel 12 lo golpeara. ¡Todos los árboles que estaban cerca del campo de batalla fueron arrastrados por el poderoso viento!

Si Chen corría de un lado a otro a lo largo del campo de batalla y de alguna manera los tigres que lo perseguían quedaron atrapados en el tifón y fueron arrastrados por el fuerte viento.

Si Chen ahora estaba temporalmente a salvo. Sin embargo, su rostro estaba pálido como un fantasma. Estaba sentado en el suelo y respiraba pesadamente. Aparentemente, el veneno en su cuerpo había sido activado y estaría muerto si el veneno no se curaba inmediatamente.

Gu Xijiu mordió sus labios y siguió peleando con el Ciempiés Asesino Manchado de Seis Ojos. Parecía como si la criatura la forzará a retroceder, pero de hecho, ella estaba atrayéndola para exponer su debilidad.

El anterior ciempiés asesino fue asesinado accidentalmente por Gu Xijiu cuando lo apuñaló en algún lugar dentro de su boca, lo que significaba que la debilidad también debía estar dentro de su boca. Por tanto, había estado atacando su boca desde el principio.

El ciempiés asesino también era inteligente. No abrió la boca fácilmente. Incluso cuando Gu Xijiu logró apuñalar su boca, sólo sangró un poco ya que ella no alcanzó su punto débil.

Antes de que se nivelara, sus ataques no dejaban marcas en su boca, por lo que no le importó demasiado. Sin embargo, después de que ella se actualizó, cada puñalada podía dañarlo gravemente.

Después de media hora, su boca había estado sangrando profusamente después de ser apuñalada varias veces por Gu Xijiu. ¡El ciempiés asesino estaba en un dolor severo y finalmente, abrió su boca para gritar! Gu Xijiu aprovechó la oportunidad para apuñalarlo entre el cuello y las fosas nasales, donde sospechaba que se encontraba su punto débil. El ciempiés asesino tembló ferozmente y finalmente cayó al suelo y ya no despertó.

Cuando Gu Xijiu mató con éxito al anterior ciempiés, fue principalmente por suerte. Sin embargo, en esa ocasión ella ejecutó el segundo ciempiés asesino basada únicamente en sus habilidades.

La Piedra del Firmamento que había estado callada todo el tiempo finalmente vitoreó, “¡Genial! ¡Maestra, eres increíble! Lograste matar a ambos ciempiés el masculino y el femenino. Escuché que cuando el Señor Supremo del clan Yinyang estaba en el nivel siete del poder espiritual, se encontró con los dos en el Bosque Oscuro y casi fue asesinado. Afortunadamente, él fue salvado por el Maestro Celestial Zuo. De lo contrario, el clan Yinyang no existiría ahora”.

“¡Pequeña Xijiu, eres muy poderosa! ¡Puedes matarlos incluso a tu nivel actual! Sus órganos internos poseen una hierba rara…” La voz de Si Chen llegó a través del canal de Audio Directo.

Gu Xijiu repentinamente giró y miró a Si Chen.

Tal vez acababa de terminar una pelea por lo que sus ojos eran asesinos.

“¡Te ves tan feroz!” Si Chen pareció sorprenderse y la acusó antes de caer al suelo.

Gu Xijiu quedo sin palabras.

Desde que sus líderes fueron asesinados, las otras bestias le tenían miedo de Gu Xijiu y huyeron rápidamente. Ese lugar estaba temporalmente a salvo, por lo que Gu Xijiu se sentó en el suelo para descansar. Sin embargo, recordó que aún necesitaba curar a Si Chen que se había desmayado en el suelo.

Afortunadamente, aunque el veneno parecía fatal, no era difícil curarlo. Gu Xijiu era experta en la curación de ese tipo de veneno. Exprimió la sangre de la herida y aplicó una crema especial para tratar el veneno de serpiente. Finalmente, su rostro pálido se desvaneció lentamente y se despertó de su sueño involuntario. Cuando estaba despierto, Gu Xijiu acaba de terminar de aplicar la crema sobre su rodilla.