VVC – Capítulo 403

0

Capítulo 403: Mi técnica es muy buena… 2


«Entonces, soy considerado como tú salvador. Como dice el refrán, uno debe pagar la bondad con una mayor bondad. Como salvarte fue una gran bondad, ¿cómo me pagaras?» El chiquillo la estaba mirando con sus ojos encendidos.

Gu Xijiu, «…» aunque este hombre era bastante cruel pidiendo el reembolso, pero en esa ocasión, él en efecto, la salvó y ahora estaba endeudada con él…

«Te salvaré una vez en el futuro para pagar tu bondad». Gu Xijiu prometió.

«¡10 veces!» El joven insistió.

¿Ah?

Gu Xijiu estaba confundida.

«Como he dicho, uno debe pagar la bondad con una mayor bondad. Te he salvado una vez y deberías salvarme 10 veces para verdaderamente pagarme. Y sí, también me hiciste perder mi tortuga y tienes que devolverme el dinero”. El joven chiquillo estaba calculando.

Gu Xijiu repitió, «¿Tu tortuga?» ¿Qué significaba?

«Estaba pescando una tortuga dorada en este momento y cuando me las arregle para sacar su caparazón, pisaste su espalda y también rompiste mi anzuelo». El chiquillo le mostró una caña de pescar.

Fue entonces cuando Gu Xijiu recordó que cuando casi piso en el agua, parecía haber pisado algo que evitó que sus pies se corroyeran.

¡Pensó que pisó un trozo de madera, pero en realidad fue la tortuga dorada que él atrapó!

No pudo evitar mirar hacia la corriente. ¿El agua de la corriente no tenía una alta acidez? ¿Cómo podría vivir una tortuga en ella?

El agua del arroyo era de un color azul oscuro y sus olas no parecían inusuales.

Tomó un guijarro del banco y lo arrojó.

«¡Plaf!» El guijarro saltó en la superficie del agua y se hundió.

¿Era esa corriente de agua ordinaria? De lo contrario, ¿por qué el guijarro no se disolvía?

«Esos guijarros no son guijarros comunes, sino un producto especial de este lugar. Sólo estos no pueden disolverse en esa agua. Si esos guijarros no fueran de la zona, ¿crees que no se disolverían? ¡Se habrían desintegrado!»

¡De hecho era la verdad!

«¿Qué puede disolver el agua de esta corriente?» Gu Xijiu preguntó cuándo sintió que el joven parecía saber mucho sobre ese lugar.

«Aparte de los guijarros de aquí y la tortuga dorada en la corriente, cualquier otra cosa puede ser disuelta». El joven respondió mientras guardaba su equipo de pesca.

Además de la caña de pescar, también tenía un extraño balde con él. El contenedor parecía tener algo, ya que producía un sonido de repetidas salpicaduras.

«¿Cuántas tortugas de oro has atrapado?» Gu Xijiu se acercó y quería ver cómo se veían. Pero no había nada más que un agua verde-amarilla que se podía ver en el balde.

«¿Cuántos? ¿Crees que estoy pescando peces comunes? Es difícil pescar una tortuga dorada. Puede que ni siquiera tengas una en tres días. He estado pescando aquí durante dos días y finalmente, mordió mi carnada… «El joven sacudió su cabeza y suspiró.

De acuerdo, de hecho era su culpa.

Gu Xijiu miró su caña de pescar y decidió pagar su amabilidad, «¿qué tal si te ayudo a pescar? Después de todo mi técnica de pesca es muy buena».

«¿Tú?» El joven chiquillo la miró y sacudió la cabeza, «no, está bien. Esa corriente sólo tiene de cuatro a cinco tortugas doradas y son como hermanos. Una vez que una casi es atrapada, el resto ya no morderá más. Voy a encontrar otras formas la próxima vez».

¡Gu Xijiu no podía creer que las tortugas doradas de la corriente fueran tan inteligentes! En secreto, le preguntó a la Piedra del Firmamento, «Pequeño Cang, ¿cuáles son las características de las tortugas doradas?»

La Piedra de Firmamento estaba bastante decaída, «maestra, lo que dijo el chiquillo es correcto. No vuelvas a pensar en las tortugas doradas, no son tortugas después de todo. ¡Se han transformado en cancilleres!»