VVC – Capítulo 391

0

Capítulo 391: Imitando a otro sólo para enfatizar la debilidad propia 2


Sacó un juego de ajedrez, lo puso sobre la pequeña mesa y sonrió, “Maestro Celestial Di, nuestro viaje de regreso es aburrido. He oído que eres un maestro del ajedrez y por eso me gustaría pedirte tu consejo”.

Su conjunto de ajedrez era único ya que tanto el tablero como el ajedrez estaban hechos de una nefrita fina. Eran cálidos, húmedos y relucientes bajo la luz del sol.

Solía preguntar sobre el Maestro Celestial Zuo y sabía que le gustaban las mercancías de jade, ya que la mayoría de sus utensilios estaban hechos de jades. Por tanto, sacó el juego de ajedrez con la esperanza de satisfacer sus caprichos.

Di Fuyi finalmente la miró, “¿estás muy libre?”

Yun Qingluo, “¿Ahh?”

“Como eres una discípula celestial, debes practicar diligentemente”. Di Fuyi indiferente, “comparando a los discípulos del regalo del cielo, ya te estás quedando atrás”.

Yun Qingluo se sonrojó ligeramente, “pero todavía soy joven…”

“¿Eres joven?” Di Fuyi la miró, “Yun Qingluo, ¿crees que puedes mentirme?”

Yun Qingluo se sorprendió y parecía que quería ofrecer una explicación, pero finalmente, no se atrevió a hacerlo.

Di Fuyi cerró sus ojos y dijo con indiferencia, “no me importa la edad que tengas. Como eres la discípula celestial, deberías asumir la responsabilidad de entrenar tu poder espiritual hasta un nivel nueve dentro de 20 años por temor a que los cielos te abandonen”.

Yun Qingluo lucía pálida, “mi poder espiritual está en el nivel 6.5 y será muy difícil alcanzar el nivel nueve en 20 años”. La mayoría de las personas sólo podían subir de nivel hasta un nivel cuatro toda su vida, mientras que un genio espiritual sólo podía subir de nivel hasta un nivel ocho a lo largo de su vida.

Sólo el extremadamente talentoso subiría de nivel hasta el nivel nueve, pero era extremadamente difícil de practicar después de alcanzar el nivel siete y de un nivel siete a un nivel ocho, al más rápido también le tomarían cerca de 20 años. Mientras tanto, uno necesitaría de 40 a 60 años para subir de nivel a nivel nueve.

¡Y el Maestro Celestial Zuo realmente le había pedido que subiera de nivel al nivel nueve en 20 años! ¡Esa era verdaderamente una misión imposible!

“Maestro Celestial Di, eso es demasiado difícil – después de todo nadie puede lograrlo”.

Di Fuyi intervino, “¡eres la discípula del regalo celestial! ¿Crees que es fácil convertirte en una?”

Yun Qingluo, “…los otros discípulos del regalo celestial también… ¿también alcanzaron el nivel nueve en 20 años?”

Di Fuyi se cruzó de brazos, “¿estás dudando de mí?”

Yun Qingluo respondió rápidamente, “no, definitivamente no. Oh sí, ¿qué quieres decir con que los cielos me abandonaran?”

“Abandonado por el cielo significa que todas tus habilidades externas serán recuperadas y serás arrojada al fuego del infierno para recibir el castigo eterno del cielo”.

Yun Qingluo se sorprendió ya que obviamente no pensó en esas graves consecuencias. Después de quedar estupefacta por un momento, miró esperanzada a Di Fuyi, “esta misión es demasiado difícil. Maestro Celestial Di, ¿puedo quedarme contigo? Entonces, sería más fácil para mí buscar tu consejo con respecto a los problemas que tenga cuando practique…”

“No”, Di Fuyi respondió directamente.

Yun Qingluo se atragantó, “entonces, ¿puedo consultarte más seguido?”

“Eres la discípula del regalo del cielo, no tengo la responsabilidad de enseñarte”.

“Pero… pero tienes la responsabilidad de instar al discípulo del regalo del cielo a practicar…” Yun Qingluo habló con coraje pero continuó al tener miedo de enfurecerlo, “no tengo otros significados alternativos, sólo quería practicar lo más rápido posible para lograr lo que has solicitado”.

“¿Me estás amenazando?”

“No, no me atrevo. Sólo quería cumplir tu pedido lo antes posible”. Yun Qingluo continuó hablando audazmente.

Debido a que se dio cuenta de que Gu Xijiu no estaba hablando con el Maestro Celestial Zuo con reverencia y admiración como los demás. Parecía que esa era la razón por la que atraía la atención de Di Fuyi y era la razón por la que él la trataba de una manera especial…