Capítulo 385: Visita a medianoche 4


“Me enseñó Kung Fu y conocimientos médicos…”

“Yo puedo enseñarte Kung Fu y un conocimiento médico también. Además, soy más experto que él, tú deberías aprender del mejor maestro…”

“Nosotros… crecimos juntos y hemos pasado por los altibajos juntos…” ella continuó murmurando.

La persona se volvió silenciosa y reflexionó.

Una energía cálida fue transmitida al cuerpo de Gu Xijiu a través de sus manos. La energía estaba circulando en su cuerpo y luego se reunió en la herida bajo sus costillas.

El dolor fue disminuyendo lentamente y eventualmente se desvaneció.

Ella no tenía idea de cuánto tiempo había pasado por el dolor después de despertarse de la pesadilla. Abrió rápidamente sus ojos y vio las cortinas de la cama en su propia habitación.

El cielo todavía estaba oscuro afuera y era la única en su habitación.

Estaba reposando en su cama por un momento. ¡Recordó a alguien entrando a la casa y hablando con ella! ¿Estaba soñando?

Saltó de la cama y revisó rápidamente su habitación. Sin embargo, no logró encontrar nada extraño.

Reflexionó y luego se desabrochó el pijama para revisar su herida. Se dio cuenta de que el moretón todavía estaba allí, pero ya no podía sentir el dolor.

Entonces revisó su lesión interna y se dio cuenta de que estaba casi completamente recuperada.

Incluso podía operar su fuerza interna suavemente.

Todavía estaba adormecida de momento. Se preguntaba si era el resultado de su meditación de anoche o que alguien había entrado a su habitación para tratarla.

¿Quién era?

La primera que apareció en su mente fue Di Fuyi, ¡ella estaba conmocionada! ¿Fue él?

Imposible.

Si él quería salvarla, habría ido antes en lugar de entrar secretamente a su habitación por la noche.

Eso no sonaba como él, ya que siempre le gustaba promocionar sus buenas obras.

Si él no era, ¿pudo haber sido Long Siye?

Como la noche era demasiado tranquila, sintió un dolor agudo cada vez que pensaba en ese nombre y se negó a pensar en ello más. Sin embargo, esa noche, pensó mucho en él.

Eso no podía ser.

Él solía engañarla y casi la mato para salvar a Ye Hongfeng, entonces ¿cómo podría intentar salvar a Gu Xijiu?

Repentinamente, recordó su sueño. ¡Su cuerpo se puso rígido instantáneamente!

El sueño realmente había trascendido a la realidad. En el pasado, confiaba en él de todo corazón. Siguió sus instrucciones para descansar adecuadamente. Al final, le dio una taza de té con la droga dentro y se despertó en el quirófano. Él estaba tratando de robarle el corazón por…

Ella no debería seguir pensando en el pasado, ya que se deprimía cada vez que pensaba en ello.

Miró por la ventana y sonrió. Esos días, Long Xi fue tan gentil con ella y le dijo que se debía centrarse en descansar adecuadamente. Pensó que estaba siendo amable y se sintió tan enamorada en ese momento.

Mientras ella trataba de entenderlo en detalle, él sólo quería que su corazón estuviera en las mejores condiciones para Ye Hongfeng…

¡Jaja!

Ella rio suavemente. Se estaba riendo de sí misma o de Long Xi.

Después de un momento, comenzó a revisar su propio cuerpo.

Estaba familiarizada con el tratamiento de Long Xi y podía identificar si él fue quien entró en su habitación en aquel momento.

Un momento después, exhaló de alivio.

¡No era Long Siye!

Cuando estaba suspirando, la sirvienta llamó a la puerta desde afuera, “maestra, ¿te gustaría lavarte y prepararte ahora?”

¡Ya eran las cuatro en punto de la mañana! ¡Di Fuyi estaría allí pronto!

Ella respiró hondo y saltó de la cama. Todo lo irrelevante había quedado atrás. De ahora en adelante, ¡necesitaba enfocarse y escapar del Bosque Oscuro!