Capítulo 380: Negociaciones para cancelar el compromiso 3


¡Por supuesto, como estaba a punto de salir de la cárcel, la primera de quien se vengaría no era otra que Gu Xijiu!

Cuando pensaba en Gu Xijiu, además de rebosar de ira, se dio cuenta de que su pene se ponía duro…

No podía creer que todavía le gustara esa niña.

¡Decidió encontrar la forma de atraparla y derribarla para satisfacer su ego!

¡A menos que se arrodillara para pedir perdón, él no consideraría casarse con ella como su amante!

Estaba bien que la quisiera, pero como tenía la intención de torturarla, definitivamente lo haría posible. Era un príncipe, entonces había muchas personas que voluntariamente trabajaban bajo su supervisión. Sería fácil para él conseguirla…

A pesar de que no podía alcanzar su sinceridad, con obtener su cuerpo sería suficiente.

Desafortunadamente para las chicas, tenían que casarse con a quién le dieran su virginidad…

Se durmió con dulces sueños, pero el jefe de la prisión lo despertó alrededor de las dos de la madrugada. Alguien le había llevado una mesa llena de deliciosos platos para despedirse.

Él pensó que iba a ser liberado. Miró esos platos y los rechazó con arrogancia.

¡Podría comer todo lo que quisiera cuando saliera de la cárcel! Entonces, ¿para qué esos platos? ¡Esos eran para los prisioneros!

El jefe de la prisión había sufrido mucho por su tortura de los últimos días, por tanto, no quería forzarlo, pero le preguntó, “¿estás seguro de que no quieres comer?”

“¡De ninguna manera!”

“Muy bien”. El jefe les dijo a sus subordinados que guardaran toda la comida y preguntó por el oficial imperial que entregó el decreto…

¡Rong Yan se sorprendió después de escuchar del decreto!

¡No podía soportarlo y sospechaba que era falso!

Sin embargo, ¡lo sujeto para dar una mirada más cercana! Desafortunadamente, se dio cuenta de que el decreto era real y que su padre quería matarlo.

Él cayó al suelo. El oficial imperial le dijo parte de la verdad.

Alguien había filtrado las noticias y la Señorita Gu había hecho una feroz queja al emperador.

Junto con el apoyo del Maestro Celestial Zuo, el Emperador sólo podía ejecutar impotentemente el caso con justicia…

¡Mientras sabía la verdad, Rong Yan realmente odiaba a Gu Xijiu!

Sin embargo, ya no había salida para él.

El oficial imperial suspiró y le ordenó a los sirvientes que se pusieran el uniforme de prisionero para Rong Yan.

Tal vez, debido a que era un príncipe, su uniforme era diferente al de otros prisioneros.

Estaba hecho de seda con diseños muy ligeros y era cómodo de llevar, sin embargo, era difícil notarlo si uno no le prestaba suficiente atención.

Desafortunadamente, a Rong Yan ya no le importaba eso.

Antes del crepúsculo, él había sido llevado al campo de ejecución. Finalmente se encontró con Gu Tianqing nuevamente después de seis meses…

Aparentemente, Gu Tianqing había sufrido mucho desde la ruptura, se había vuelto muy flaca, ¡pero sus ojos estaban llenos de odio!

Ambos estaban arrodillados en el suelo juntos, Gu Tianqing habló lentamente, “hemos perdido a nuestro hijo…”

Rong Yan no se molestó por ella. Cómo iba a morir pronto, ¿cómo iba a tener interés en cuidar a un bebé no nacido?

“¡Tendré mi venganza! ¡Buscaré venganza incluso si soy un fantasma!” Los ojos de Gu Tianqing estaban llenos de sangre, “¡nunca la dejaré ir!” Su voz había hecho que Rong Yan temblara de miedo.

“¡No la dejare ir, incluso si yo renazco!” ¡Rong Yan maldijo con odio extremo!

Por lo general, sólo había dos espacios de tiempo en un día para la ejecución de acuerdo s las leyes del Reino Feixing.

Uno era al mediodía cuando el campo magnético se llenaba con un aura positiva…