Capítulo 362: ¿Su prometida se sentiría celosa?


Di Fuyi probablemente era un Virgo que quería que todo fuera perfecto.

Cuando el vidrio de jade blanco se había roto a la mitad, ni siquiera quería un color similar.

Presionó la jarra con la palma de la mano y la jarra se desintegró inmediatamente en un polvo fino y desapareció. Gu Xijiu sintió que era un desperdicio.

La jarra aparentemente era un tesoro de valor incalculable y él la arruinó sin pestañear. ¡Fue realmente prodigioso!

Sin embargo, no era de su incumbencia, por lo que Gu Xijiu no dijo mucho y esperó a que sacara otro juego de vinos.

Él tenía muchos juegos de vino en su bolsa de almacenamiento. Gu Xijiu siempre solía ver dos juegos, pero el que destruyó no era el que había visto antes.

Como se esperaba, Di Fuyi sacó un nuevo set de vino.

¡Gu Xijiu estaba sorprendida!

Había visto ese vino antes y estaba muy impresionada con él.

Eran la jarra y el vaso en forma de Budhi y parecían especialmente agradables a la vista cuando los ponían sobre la mesa.

Una escena hace seis meses pasó por su mente. Fue cuando él la trajo de vuelta a la capital. Tocó ese vaso, cantó para él y estaba borracha después de beber el vino de esa jarra…

Todos esos recuerdos pasaron por su mente una y otra vez.

“Sírvelo”. Di Fuyi dijo.

Gu Xijiu miró las dos copas sobre la mesa y preguntó con duda, “¿tengo que servir en dos copas?”

Al final sacó un solo vaso y Gu Xijiu estaba usando su propio vaso cuando le pidió vino. ¿Qué podía significar cuando sacó dos vasos en esa ocasión?

Si fuera otra persona, naturalmente pensaría que el otro vaso estaba preparado para ella.

Pero esa persona era Di Fuyi, que siempre actuaba de manera diferente, por lo que era mejor que preguntara antes de servir nada.

Di Fuyi respondió con sólo dos palabras, “por supuesto”.

Gu Xijiu levantó las manos para llenar los vasos.

Todos en el pasillo la miraban en silencio. Pensaron que Gu Xijiu era una maestra en servir vino desde que el Maestro Celestial Zuo personalmente le había pedido que se lo sirviera.

Sin embargo, después de verla sirviendo el vino sacudieron sus cabezas.

Era una forma muy común de servir el vino. Incluso la sirvienta que acababa de servirle al Maestro Celestial Zuo era más hábil que ella…

Después de que Gu Xijiu llenará las dos copas, las empujó frente a Di Fuyi, dio un paso atrás y se puso de pie a un lado.

“Siéntate”. Di Fuyi la miró, “eres la discípulo del Señor y diferente de los demás. Tú no tienes que estar de pie frente a mí”.

Su mesa era lo suficientemente grande para dos personas, por lo que una silla adicional no era necesaria si Gu Xijiu había querido sentarse.

Gu Xijiu estaba sorprendida. ¿Él la estaba dejando sentarse a su lado? ¿Se sentiría celosa su prometida?

Ella levantó la vista y miró a Yun Qingluo. Desafortunadamente, estaba enmascarada por lo que no podía ver su expresión facial. Sin embargo, notó que Yun Qingluo repentinamente apretó el vaso en su mano por lo que pudo asumir cómo se sentía en ese momento. Debía estar triste y enojada.

Gu Xijiu fue muy aguda. Aunque Yun Qingluo no mostró mucho, pudo ver que realmente le gustaba Di Fuyi…

Gu Xijiu todavía estaba parada con un poco de vacilación.

“¿Por qué no te sientas? ¿Tienes miedo de que pueda morderte?” Di Fuyi la miró distraídamente.

“Bien gracias”. Gu Xijiu sólo pudo sentarse y agradecerle.