Capítulo 360: Ese mocoso la consiguió con éxito


Como era la cena de despedida de Gu Xijiu, hubo muchos brindis sólo por ella. Gu Xijiu no era tan estúpida como para tomar todos los brindis, pero la mayoría de las veces, sólo tenía que beber un poco para ser amable.

Algunos que tenían motivos ulteriores, que querían emborracharla, fueron bloqueados por Rong Che.

Como Rong Che era ingenioso y era una mariposa social, uno sentiría la calidez primaveral cuando él era amable.

No sólo bebió en su nombre, también silenciosamente envió a la doncella imperial a preparar una bebida para neutralizar el alcohol y lo colocó frente a ella.

Sus acciones habían inducido celos entre las mujeres.

Muchos habían cambiado su enfoque en él.

Entre los cuatro hijos de la ciudad capital, aunque la apariencia de Rong Che no era la mejor, tenía los gestos más deliberados. Independientemente de lo que hiciera, a menudo parecía estar  relajado como el viento a través de un bosque de bambú.

Rong Jialuo repentinamente se sintió bastante arrepentido ya que Gu Xijiu realmente se retiró hacia él, pero tropezó con Rong Che en su lugar, ¡y ese mocoso la consiguió con éxito!

Sólo podía ver que ese mocoso estaba buscando el favor a Gu Xijiu.

En cuanto a Di Fuyi, él había mantenido la calma. El alcohol colocado frente a él fue traído por él mismo y la doncella imperial que le estaba sirviendo era la doncella más bella y elegante del palacio.

El emperador entrenó especialmente a dos sirvientas para el Maestro Celestial Zuo y el Maestro Celestial You, cuando participaban en la cena del palacio. Además, su trabajo era servir sólo a ellos dos.

No sólo eran capaces de servir con rapidez sino que también se veían muy hermosas. Más importante aún, estaban muy limpias y sus manos eran muy suaves y tiernas – ni siquiera se veía una mancha. Su movimiento era perfecto, por tanto, agradable a los ojos.

Sin embargo, una doncella así también tenía la tendencia a cometer errores. Cuando le estaba sirviendo a Di Fuyi, sus manos se sacudieron repentinamente y el alcohol en realidad golpeo en el vaso frente a ella y con un sonido metálico, ¡este cayó al suelo!

Como el suelo de la sala estaba hecho de mármol blanco, el frágil cristal hecho de un fino jade blanco se partió en dos inmediatamente después de caer al suelo.

Mientras sonaba como la cuerda rota de un instrumento, el corazón de todos perdió un latido y cambió su enfoque hacia Di Fuyi.

Mientras tanto, Gu Xijiu acababa de volver a llenar un vaso de alcohol para Rong Che. Como él era un caballero y siempre le daba prioridad a Gu Xijiu, ella sentía que debía pagar su amabilidad. Entonces, lo ayudó a volver a llenar su vaso después de que terminó de brindar a otros con su copa.

Rong Che estaba feliz y su mirada brillaba, cuando extendió la mano hacia el vidrio, su dedo meñique incluso tocó su palma…

Gu Xijiu frunció su ceño ligeramente, pero antes de que pudiera responder, ¡el vaso de Di Fuyi se había caído al suelo!

Esa grieta también sacudió levemente su mano, causando que la mitad del vaso de alcohol se derramara exactamente en la bata de Rong Che.

Rong Che, “…”

“Lo siento.” Gu Xijiu se disculpó. Quería ayudar pero eventualmente en su lugar se convirtió en un problema. Lamentablemente, lo miró, “tú bata está sucia, ¿quieres ir y cambiarla?” El octavo príncipe tenía un fetiche sobre la limpieza y no usaría una bata aunque tuviera un poco de suciedad.

Gu Xijiu lo sabía porque lo había visto un par de veces en los últimos seis meses, por tanto, le preguntó.

Rong Che sacudió su cabeza, “no, está bien, sólo la limpiaré. Eso servirá”.