VVC – Capítulo 354

0

Capítulo 354: ¡Estaba bien comenzar bajo, pero la clave estaba en mejorar rápido!


El emperador esperó a que terminara su postración antes de decir, “Primer Ministro Lan, su hija es inocente y despreocupada, pero resulta ser demasiado directa, como un árbol no crecerá recto sin podarlo, puede que no sea una persona útil si la disciplina apropiada no se coloca apropiadamente”.

Eso significaba que carecía de disciplina y el Primer Ministro Lan lo entendió claramente. Se sintió un poco mal y rápidamente derribó a su hija para postrarla y darle las gracias nuevamente. “gracias por la enseñanza de Su Majestad, definitivamente la disciplinaré para que sepa cómo respetar a los demás…”

La pequeña crisis había terminado.

Lan Zhaoer ya no se atrevió a causar ningún problema. Mientras tanto, las otras damas también sabían que el emperador apoyaba a Gu Xijiu, aunque se sentía injusto, no se atrevieron a decir nada más.

El emperador miró a Gu Xijiu, “Xijiu, estarás entrando en el Bosque Oscuro mañana, ¿cómo van tus preparativos?”

“Su Majestad, gracias por su preocupación. Ya terminé de prepararme”.

“Oh, eso es grandioso. ¿Qué nivel tiene tu poder espiritual ahora?”

“Su Majestad, está en el cuatro”.

La gente, “…”

¿Dos niveles en medio año? ¿Ella estaba bromeando?

En esa gran tierra, sólo las personas con un poder espiritual de nivel cinco y superior podían identificar el nivel de poder espiritual de uno cuando golpeaba y sólo las personas que eran tan buenas como Di Fuyi podían identificar el nivel del poder espiritual de alguien con sólo una mirada.

Por tanto, las personas presentes no pudieron identificar el nivel de poder espiritual de Gu Xijiu, pero afortunadamente, había un Cristal de Jade Helado en el palacio que podía usarse para identificar el nivel de poder espiritual. El emperador ordenó sacarlo para probar directamente a Gu Xijiu.

Con muchas personas mirando, Gu Xijiu puso su pequeña mano limpia en el Cristal de Jade Helado y la delgada columna que representa el talento del viento subió rápidamente y se detuvo en el nivel cuatro. Mientras tanto, la delgada columna que representa el talento de fuego subió al nivel 1.5.

Lo que dijo era verdad, ¡realmente tenía un poder espiritual de nivel cuatro y en realidad era el talento del viento!

La gente la miraba sorprendida e incrédula.

Ciertamente, la mayoría de los oficiales estaban encantados, después de todo, tal genio era del Reino Feixing, ¡y se consideraba el orgullo del reino!

Cuando Yun Qingluo fue probada como un discípulo del don celestial, la gente del Reino Feixing se sintió bastante decepcionada. Eso era porque incluso Gu Xijiu siendo conocida como la discípulo del Señor, tenía un poder espiritual bajo, incomparable a Yun Qingluo, cuyo nivel de poder espiritual casi alcanzaba el nivel siete.

Por tanto, cuando vieron los resultados actuales de Gu Xijiu, sonrieron nuevamente con orgullo.

Yun Qingluo era un genio del poder espiritual, ¡pero Gu Xijiu era un genio practicante!

¡Esa gran tierra todavía no tenía a nadie que pudiera subir de nivel tan rápido como lo hizo Gu Xijiu!

¡Estaba bien comenzar bajo, pero la clave era mejorar rápido!

Ella en efecto era una persona que había sido instruida personalmente por el Señor, por tanto, ¡estaba mejorando muy rápido!

La gente todavía dudaba del estatus de Gu Xijiu como la discípulo del Señor, ¡pero todos habían creído en ella en ese momento! Después de todo, aparte del Señor, ¿quién más podía tener formas para que sus discípulos subieran de nivel tan rápido?

Definitivamente, la propia Gu Xijiu era extremadamente buena, de lo contrario, no sería elegida como la discípula del Señor…

Como tenían a una genio en su propio país, se consideraba la fortuna del país, por tanto la bendición del emperador.

Por ello, los funcionarios estaban felicitando al emperador porque su política de benevolencia tocó el cielo, porque una genio había nacido…

Mientras Gu Xijiu escuchaba a los oficiales que estaban rindiendo generosamente y apasionadamente el favor al emperador, sorbió tranquilamente su vaso de agua y no dijo ni una sola palabra.

“Xijiu, ya tienes casi quince años, ¿cierto?” El emperador preguntó suavemente.

“Su Majestad, sólo tengo catorce años y dos meses de edad, todavía estoy lejos de alcanzar los quince”. Gu Xijiu parecía estar tranquila, pero su corazón estabas realmente palpitando.

¿Estaba llegando? ¡¿Ese emperador iba a nombrarla como una esposa?!