Capítulo 352: Haría lo que fuera posible para evitar que suceda


El Emperador le dio un vistazo a Rong Chu, ya que todavía estaba enojado con él antes y dijo, “Cuarto Príncipe, pensé que habías dicho que querías…”

Antes de que Su Majestad pudiera terminar su oración, Rong Chu intervino rápidamente, “Padre, querías hacer arreglos para que la Señorita Xijiu se sentara a mi lado en este momento, no debes cambiar de opinión ahora. Con el estado actual de la Señorita Xijiu, es más adecuado que se siente conmigo”.

Temía que Gu Xijiu lo rechazara y avanzó por sí mismo y quiso tomar su mano.

Gu Xijiu ágil y rápidamente dio un paso atrás. Por tanto, Rong Chu ni siquiera pudo tocar su ropa, ¡ni siquiera lo suficientemente como para sostener su mano!

Desafortunadamente, se estaba moviendo hacia Rong Che y ligeramente se tambaleó y se sentó directamente a su lado.

Rong Che la sujetó con su brazo y sonrió, “gracias por venir Señorita Gu, por favor tome asiento”.

Su palma estaba caliente y calentó su muñeca.

Gu Xijiu recuperó su mano tranquilamente y sonrió a cambio, “gracias”.

Estaba ligeramente sorprendida ya que ella no quería sentarse allí. Accidentalmente golpeó en la esquina de la mesa y se tambaleó. Si no se hubiera sentado, ¡habría caído en los brazos de Rong Che!

¿Fue un accidente? ¿O fue un truco del Octavo Príncipe?

Sin embargo, la posibilidad de que él la engañe no podía llegar a ese nivel.

Después de todo, ella sabía más o menos la habilidad de Kung Fu del Octavo Príncipe que era ligeramente mejor que Rong Chu pero un poco más pobre que la de Rong Jialuo. Lógicamente, no debería tener una habilidad de cálculo tan precisa.

Además, con su habilidad de Kung Fu, podía ver si él lo hacía en secreto.

Parecía que sólo fue una coincidencia.

Como Rong Chu no pudo atraparla, estaba molesto, pero no pudo desahogar su ira. Por tanto, le echó un vistazo a Gu Xijiu y rio a la fuerza, “así que Gu Xijiu deseaba sentarse al lado del Octavo Príncipe”.

Gu Xijiu sonrió, “el alcohol en esta mesa es bueno”. Se sirvió una taza de alcohol y tomó un sorbo.

Rong Chu, “…” ¿El alcohol no era el mismo? ¡Simplemente una excusa!

Estaba enojado, pero no pudo expresarlo. Por tanto, agitó su manga y regresó a su mesa.

Cuando Gu Xijiu vio la disposición del Emperador, supo que los chismes que escucho en el café eran correctos de que él quería unir a Rong Chu con ella.

Entonces, sólo podía hacer lo que pudiera para evitar que sucediera.

Si no tuviera otra opción, utilizaría la planeación que tanto Rong Jialuo como ella acordaron de antemano.

La mesa de Rong Che estaba junto a la de Rong Jialuo y donde Gu Xijiu estaba sentada estaba muy cerca de él.

Rong Jialuo curvó la esquina de sus labios mientras levantaba su copa hacia Gu Xijiu y ella respondió alzando su taza también.

El Príncipe Heredero, Rong Jialuo, siempre había sido tan frío que la gente apenas podía ver su sonrisa. Inesperadamente él estaba sonriendo ligeramente. Por tanto, impactó a todos.

Su aspecto ya era muy guapo, pero mientras sonreía, capturaba el corazón de cada dama que quedó estupefacta.

Tampoco se sentían bien.

Después de todo, esas damas eran hijas de funcionarios de la corte imperial y muchos de sus padres eran de rangos más altos que Gu Xietian.

Por tanto, cuando escucharon sobre Gu Xijiu, quien no sólo era una persona inútil sino también fea.

Gu Xijiu era conocida por ser un símbolo de estupidez e indignidad en sus opiniones.

¡Pero no podían creer que la persona a la que despreciaban pudiera mejorar tanto!

Y tenía habilidades medicinales y también se convirtió en la discípula del Señor.

Así que se consolaron a sí mismas de que la fea Gu Xijiu no atraería a ningún hombre, incluso si fuera una discípula del Señor.

Por tanto, se deleitaron cuando vieron a Rong Chu rechazar la sugerencia del Emperador.