Capítulo 347: Crisis en la cena


La Piedra del Firmamento, “…”

Gu Xijiu pareció haber recordado algo, “¿se ha cerrado el caso del Conde Le Hua?”

Rong Jialuo asintió, “se considera cerrado. Aunque la evidencia no es buena para ellos, no hay ninguna evidencia que demuestre directamente que asesinaron al Conde Le Hua. Además, tanto el duodécimo hermano como Gu Tianqing no confesaron en absoluto en la cárcel. Por tanto, no importa cuántas veces el juez los interrogó, sólo pueden confirmar que querían conspirar contra tuya. Además, el General Gu ha estado rogándole a mi padre con frecuencia para que deje a tu hermana basándose en sus logros pasados en el ejército y también a tu estado como discípulo del Señor. Por tanto, mi padre decidió dejarlos después de considerar el caso una y otra vez. Por supuesto, él no quiere simplemente liberarlos sino más bien desterrarlos como un exilio al desierto de la fortaleza fronteriza durante tres años y sólo podrán regresar si no cometen ningún error de nuevo. Sin embargo, el duodécimo hermano ya no podrá convertirse en duque, mientras que Gu Tianqing no podrá casarse con un oficial, deberá ser una plebeya por siempre. Mi padre lo declarara en unos días”.

Gu Xijiu guardó silencio, pero miro hacia abajo y tomo un sorbo de agua.

Sabía que el emperador los estaba castigando ligeramente no debido a Gu Xietian, sino más bien porque él mismo también quería liberarlos. Después de todo, Rong Yan era un príncipe y su hijo. El resultado era el mismo que Gu Xijiu había predicho, pero todavía se sentía incómoda cuando lo escuchó por ella misma.

“Pequeño Cang, ¿he ayudado a la dueña original de este cuerpo a vengarse? ¿O aún no lo he hecho bien?” Gu Xijiu le preguntó secretamente a la Piedra del Firmamento.

Esta se sentía bastante triste mientras respondía, “¡creo que ya has hecho suficiente! Pero de todos modos no importa, el alma original era una niña muy amable, incluso si sintiera que es injusta, tampoco te culparía o te lastimaría”.

Gu Xijiu bebió otra bocanada de agua y dijo con indiferencia, “siento una urgencia más fuerte para ayudarla a tomar venganza, mientras más amable es ella. Francamente, después de que he tomado este cuerpo por un período más largo, siento empatía por ella…” ¿podía Gu Xijiu ser ella en su vida pasada? ¡No es similar! ¡Su carácter no era similar! No debería ser. Gu Xijiu sacudió su cabeza ya que quería sacudirse esa idea imposible.

Era un Marzo soleado y cálido.

La primavera ya había teñido de verde las ramas de los árboles y el agua en el jardín imperial ya se había descongelado. La corriente fluía hacia abajo a través de las piedras azules y se convertía en una cascada debido a la distancia vertical de cinco metros desde las piedras azules hasta el suelo. El arroyo no era grande, pero sonaba increíblemente melodioso como el Guqin cuando estaba cayendo sobre la piedra blanca antes de alejarse.

No muy lejos de esa cascada, había un palacio que parecía un pabellón acuático. Era el lugar más famoso del jardín imperial – el Salón de la Corriente Musical. Era donde el emperador organizó la cena de despedida para Gu Xijiu. Era un gran evento al que acudieron casi todos los funcionarios y sus familias.

Independientemente de hombres o mujeres, todos estaban bien vestidos y la cena estaba rebosante de alegría y emoción. A diferencia de los habituales arreglos de las mesas, donde a cada familia se le asignaba una mesa, ahora había un diseño en el que cada mesa sólo tenía capacidad para acomodar tres personas.

Los oficiales estaban sentados juntos en una fila mientras que las señoras estaban en otra. Mientras tanto a esos jóvenes y señoritas de los oficiales se les permitía elegir sus asientos y por tanto, se sentaban con quienes ellos conocían.

Las mesas fueron organizadas de acuerdo con lo que la emperatriz concubina imperial solicitó para que los jóvenes pudieran sentarse juntos para crear una atmósfera animada.

Como llegaron antes, comenzaron a familiarizarse con el resto antes de que la cena comenzara. Por tanto, la charla y las risas de las chicas calentaron la atmósfera.