VVC – Capítulo 336

0

Capítulo 336: ¡Nunca podrás cambiarlo!


Ella probablemente no había aprendido su lección. O tal vez sucedió algo que la hizo cambiar. Gu Xijiu los miró y casualmente su mirada se encontró con los ojos de Gu Tianchao.

Gu Tianchao alzó su cabeza lentamente y la miró. Su mirada mostraba algo de felicidad y orgullo. Gu Xijiu sonrió y preguntó, “¿qué clase de noticias? ¿Es sobre tu hija que se convirtió en una puta y trató de seducir al prometido de otra debido a tu pésima educación? ¿O el rumor de que estás siendo encerrada? Creo que debes haber tenido suficiente tiempo para reflexionar durante el período en que estuviste fuera. Has perdido algo de peso… De todos modos, ya es un poco vieja comparada con la Señora Zhang”.

La Señora Zhang era la señora que fue promovida por Gu Xietian hace unos meses, ahora estaba clasificada en el mismo nivel que Leng Xiangyu.

Esas palabras habían apuñalado a Leng Xiangyu en sus heridas. ¡Estaba tan enojada con Gu Xijiu en ese momento! “Tú pequeña…”

Antes de terminar su oración, se detuvo. Sabía que no debía cruzar la línea y tragó su última palabra y luego dijo, “no voy a perder el tiempo aquí. De todos modos, tu identidad aún no se ha confirmado, quién sabe… ¡podrías ser falsa! ¡Yun Qingluo, es una verdadera discípula y mucho más poderosa que tú! Y debido a ti, tu padre incluso fue humillado por sus colegas en el palacio…”

“Señora Leng, no se preocupe. El General Gu fue humillado porque tiene una hija fácil que sedujo a su futuro cuñado”. Gu Xijiu dijo mientras colocaba sus brazos frente a su pecho.

¡Leng Xiangyu fue asfixiada por estas palabras! Gu Tianchao interrumpió, “Madre, no pierdas el tiempo con estas personas, eso afectará tu estado”.

Luego miró a Gu Xijiu, “Ah, sí, casi me olvido de decirte… Tianqing será liberada pronto. Su Majestad ha emitido un decreto para perdonar su culpa y estará volviendo a casa. Debes vivir pacífica y amorosamente con tus hermanos y no causar más problemas al avergonzar a la familia nuevamente”.

Él actuaba como si fuera el dueño de la familia en ese momento, e incluso sus palabras eran similares a las que diría un maestro. Gu Xijiu torció su boca. Escuchó sobre eso, ¿cómo podían decidir liberar a Gu Tianqing tan fácilmente?

Gu Tianchao continuó, “Oh, hermana. ¡Tenemos una buena noticia más! Me ascendieron a General Biaoqi y ese es un gran logro para la familia. Mi padre está contento con eso y me recompensó y también liberó a mi madre. Mi madre se encargará de todos los quehaceres domésticos…”

Gu Xijiu sonrió. No estaba al tanto de tantos cambios en los últimos 10 días mientras estaba fuera. Frunció su ceño mientras miraba a Gu Tianchao, “¿me bloqueaste el camino sólo para decirme todas estas pequeñeces?”

Gu Tianchao estaba sin palabras. Pensó que podía lastimarla con todas esas noticias, ¡pero ella estaba tan calmada! Él rio, “no exactamente. Soy el dueño de esta familia, es mejor que tengas cuidado. De lo contrario, ¡te dejaré sufrir a pesar de que seas la discípula del Señor!”

Leng Xiangyu rio y dijo, “en realidad, sólo quiero que sepas que los dos somos los gobernantes de esta familia ahora. ¡Es nuestro imperio! No importa cuán buena puedas ser, ¡nunca podrás cambiarlo! ¡Pequeña perra! “

Gu Xijiu estaba enojada, “¿qué acabas de decir? ¿No recuerdas el castigo por insultar al discípulo de El Señor?” Leng Xiangyu rio, “¿te acabo de insultar? ¿Cuándo? ¿Alguien lo escucho?” Se dio la vuelta y preguntó al azar, “¿alguno de ustedes lo escuchó?”