VVC – Capítulo 335

0

Capítulo 335: ¿Cómo podría ser tan tonta ahora?


El resultado mostró que fue diferente de la prueba de Gu Xijiu. ¡Yun Qingluo era en verdad un discípulo celestial!

¡Además de eso, tenía los mismos atributos que el Maestro Celestial Zuo!

Fue una noticia tan explosiva que se extendió por toda la tierra y cambió el ambiente en la ciudad capital.

Los ciudadanos del Reino Feixing sintieron que no era tan malo para Gu Xijiu ser la discípulo del Señor a pesar de que no era un recipiente del talento celestial. Sin embargo, ¡estaba más allá de sus expectativas que Yun Qingluo del Reino Haoyue fuera una verdadera discípula!

Todo el Reino de Haoyue estaba entusiasmado con las noticias y todos salieron a las calles para celebrar. El rey del Reino Haoyue también envió a su príncipe heredero para que Yun Qingluo regresara al país. ¡Intentaron hacerlo lo más grandioso posible lanzando petardos a lo largo del viaje y derramando monedas sobre las multitudes para compartir su felicidad! ¡Después de haber invertido mucho en las duchas de monedas, eventualmente, hubo más y más personas siguiendo en la parte posterior para animar!

La tierra se compartía entre tres reinos y todos vivían pacíficamente. Por supuesto, había muchos ciudadanos del Reino Haoyue que visitaban el Reino de Feixing. Todos estaban encantados y entusiasmados cuando identificaron a Yun Qingluo como un discípulo del don celestial y formaron un grupo para bailar. Las celebraciones fueron incluso más que las que ocurrían en el Año Nuevo Chino.

Comparado con los ciudadanos del Reino Feixing, fueron de hecho el grupo más feliz. Yun Qingluo se alojaba en un hotel después de llegar al Reino Feixing. Como se confirmó que era una verdadera discípula, el Emperador necesitaba invitarla a comer en el palacio y tratarla como un futuro Señor Supremo, a pesar de que no estaba contento con eso. Sin embargo, cuando Gu Xijiu regresó, las celebraciones ya habían disminuido. Todavía podía ver a algunos de los ciudadanos del Reino Haoyue celebrando y era constantemente bombardeada con noticias de Yun Qingluo.

Por supuesto, cuando las multitudes hablaban sobre Yun Qingluo, naturalmente también hablaban sobre ella.

No pudo encontrar paz incluso cuando regresó a la residencia del General. Se topó con su padre justo después de salir de su habitación después de remover todo el maquillaje.

Gu Xietian pensó que estaba practicando su Kung Fu en soledad. Por tanto, se sintió aliviado cuando vio a Gu Xijiu, pero actuaba un poco extraño. Él pensó que Gu Xijiu no estaba al tanto de lo que sucedía afuera ya que se quedó sola en su habitación por más de 10 días. Intentó consolarla porque temía que se viera afectada cuando escuchara las noticias de la calle.

Gu Xijiu trató de entretenerlo impacientemente por un momento y luego escapó rápidamente con una excusa al azar. Inicialmente, estaba pensando en darle un vistazo a su patio, pero inesperadamente tropezó con un grupo de personas.

Su líder era Leng Xiangyu quien estaba acompañada por su precioso hijo (Gu Tianchao) y un grupo de sirvientes. De repente se detuvieron cuando vieron a Gu Xijiu.

Leng Xiangyu estaba muy enojada, pero trató de controlarse y sonrió, «¡Hola! ¡Nuestra discípula del Señor! ¿Finalmente has terminado tu práctica? ¿Has escuchado las noticias?» Inicialmente, Gu Xijiu era perezosa para entretenerla y planeaba evitarla. Sin embargo, Leng Xiangyu trató de molestarla nuevamente.

Leng Xiangyu solía ser una persona muy astuta que siempre planeaba las cosas con cuidado, ¿cómo podía ser tan tonta ahora?