VVC – Capítulo 332

0

Capítulo 332: ¡El Maestro Celestial Zuo finalmente ha regresado!


Justo cuando Gu Xijiu sonrió ante la idea de Di Fuyi, el horno de alquimia termino a tiempo. Abrió la tapa, sólo para darse cuenta de que su actuación fue algo insatisfactoria en esa ocasión. Sólo había una píldora de cuarto grado, mientras que el resto de las medicinas eran de grado uno o dos. ¡Había tres que no podían usarse! Ese era un escenario típico para los alquimistas, por lo que nadie se sorprendería de ello.

Afortunadamente, Gu Xijiu no tuvo un rendimiento inferior en los siguientes intentos. Hubo incluso una vez donde obtuvo dos pastillas de grado cinco en un solo horno. La gente exclamó con admiración por su actuación. Sin embargo, realizar ese proceso consumía una cantidad significativa de su poder espiritual. Por tanto, después de algunos intentos, su rostro se puso ligeramente pálido.

Había pasado mucho tiempo desde que comenzó, el tiempo suficiente para que ella tuviera hambre. Afortunadamente, el Príncipe Long y sus seguidores estaban bien preparados. Había algunos platos listos para acompañarse con una bebida. Cuando el proceso de refinado estaba casi listo, el príncipe Long la llamó para que se uniera a la comida.

Justo cuando todos estaban a punto de sentarse, escucharon la voz grave de uno de los cazarrecompensas que estaba patrullando afuera, “¡El Maestro Celestial Zuo!” Aturdidos por la sorpresa, se miraron los unos a los otros, luego salieron del iglú apresuradamente y observaron el cielo con sus cabezas en alto.

Había nieve derramándose profusamente sobre ellos. Dentro de los cielos de gran alcance en tonos verde oscuro, había un barco entrando, tan ágil como el viento y tan rápido como un rayo.

La nave era del color azul celeste, extendiéndose como olas en la superficie del mar. Desafiaba los vientos y avanzaba como si cabalgara sobre las olas en el mar.

Una nave moviéndose en el cielo era absurda. Sin embargo, si había una persona en la tierra que era capaz de convertir cualquier cuento extraño en realidad, ¡era Di Fuyi!

El barco navegaba tan alto en el cielo que estaba al menos a mil metros encima del suelo. La nieve les dificultaba observar los rostros en el barco, sin importar lo mucho que lo intentaron.

Aunque Gu Xijiu tenía buena vista, sólo logró ver a seis personas en el barco, pero no pudo distinguir sus rasgos. Los que estaban a los lados del barco debían ser los cuatro jóvenes y el que estaba sentado en el barco con la túnica púrpura debía ser Di Fuyi. Parecía que también había una dama con un vestido verde claro, sentada frente a él.

El príncipe Long y sus seguidores ya estaban de rodillas y se arrodillaron ante el barco.

Gu Xijiu quedo sin palabras.

Mientras todavía estaba en su aturdimiento, esa gente cayó tan rápido haciendo que pareciera una grulla de pie entre una bandada.

La nave se estaba moviendo muy rápido. Apareció en el cielo por un breve momento y luego desapareció nuevamente en el abismo.

La nave sólo había aparecido por un breve momento y sin embargo fue suficiente para causar olas de discusiones caóticas entre la multitud, como una piedra que causaba ondas en la superficie de un lago.

“¡El Maestro Celestial Zuo finalmente ha regresado!”

“Eso cierto. La dama en el barco debe ser la Señorita Yun Qingluo, ¿cierto? Tal como se esperaba, ha sido devuelta. Parece que el Maestro Celestial Zuo la capturo con éxito”.

“¡Ja! ¡Esa dama es impresionante! ¡Qué cuerpo tan extraordinario!”

“Cuida tu boca, hay mujeres en nuestra tropa. Tus ojos son agudos cuando se trata de mujeres. Incluso puedes notar sus figuras notables desde una distancia tan larga”.

Hubo un suspiro, “lástima que no podamos ver cómo luce. Estaba demasiado lejos para que pudiéramos ver claramente”.

“Su belleza es bien conocida, ¡debe tener un rostro hermoso!”

Los hombres de bajo estatus parecían complacerse con sus conversaciones sobre las mujeres.

Tan Xiaoge no se impresionó, “¿qué es en lo que te estás enfocando? Deberías preocuparte por su identidad como discípula celestial, no por su apariencia”.

Hubo una suposición entre la gente, “El Maestro Celestial Zuo la lleva personalmente para la prueba. ¿Puedo suponer que tiene alguna esperanza?”

“Exactamente. Escuché que cuando alguien es enviado al Escenario del Cielo Abierto para la prueba, debe haber una posibilidad de éxito. De lo contrario, el Maestro Celestial Zuo sólo perdería su tiempo y energía”.

“¿Significa que finalmente se revelará otro discípulo dotado del cielo?”

Long Moyan giró su cabeza y vio a Gu Xijiu que estaba parado cerca, “Chong Sheng, ¿crees que esa dama, la Señorita Yun Qingluo, es una discípula celestial?”