VVC – Capítulo 329

0

Capítulo 329: Escuchando las primeras noticias


“Humph, lo sé, ¿les muestras misericordia porque son parte del clan Tianwen y también las seguidoras de Long Siye? ¿Todavía sientes algo por él?”

“¡Estás pensando demasiado!” Gu Xijiu interrumpió, “no podrán dominar las técnicas incluso si están cerca para observarlas porque he usado mi Poder de Viento en la alquimia. ¡Ellas no tienen incluso acceso a semejante poder! Si usan la misma técnica, sería mejor que mantuvieran su propio método”.

Así era como era.

La Piedra del Firmamento se sintió aliviada, “maestra, eres tramposa”, dijo en completa aprobación.

La alquimia consumía mucho tiempo. Por tanto, no se podía completar en un corto período de tiempo.

La gente comenzó a charlar con sus propias opiniones.

Esas personas habían estado en la sociedad por un tiempo. Por tanto, estaban muy bien informadas de las noticias y sucesos actuales.

El tema del que estaban charlando en esa ocasión era sobre Di Fuyi, del que se rumorea que era bastante misterioso. Según las noticias, Shan Qing había visto al Maestro Celestial Zuo por accidente fuera del Reino Feixing. “¡El Maestro Celestial Zuo estaba en el Reino Haoyue! ¡Vi su carruaje hace sólo unas semanas!”

La gente estaba interesada. Prestaron atención a lo que tenía que decir y preguntaron, “¿por qué el Maestro Celestial Zuo estaría en el Reino Haoyue? ¿Algo extraño ocurrió allí?”

Shan Qing asintió con su cabeza ligeramente y continuó, “algo extraño sucedió. Se dice que hay una dama en el Reino Haoyue que afirma haber adquirido un don celestial”.

Al principio la gente estaba callada, pero algunas personas comenzaron a reírse, “¿qué está pasando? ¿Esa persona acaba de aparecer y afirma ser un discípulo? Además, dado que es una mujer… ¿No tiene miedo a morir?”

“Exactamente, a pesar de que la de nuestro reino no es una discípula celestial, es una seguidora del Señor. Sin embargo, aún tiene que ingresar al Bosque Oscuro después de seis meses para luchar por su supervivencia. ¿Quién es esa mujer en el Reino Haoyue? ¿No le tiene miedo a la muerte?”

Shan Qing sacudió su cabeza, “la del Reino Haoyue es extraordinaria. ¡Quién sabe, podría ser un verdadero negocio!”

La multitud lo escuchó atentamente, con los ojos bien abiertos.

“¿Sabían que hay un clan en el Reino Haoyue, conocido como el clan Feiyun?”

“Lo sé, hay una religión predominante en el Reino Haoyue. Se dice que la mayoría son expertos en encantamientos. El apellido del fundador es Yun, quien también es sacerdote en el Reino Haoyue. Según los rumores, ese sacerdote no sólo es un maestro en encantamientos, también tiene Poderes Manipuladores que son lo suficientemente poderosos como para matar a la gente de forma invisible. Incluso puede usarlos para invocar a los vientos y llamar a la lluvia”.

“Eh, pero ¿qué tiene que ver el regalo celestial con el clan Feiyun?”

“Quien afirmó ser una discípula es la única hija del fundador, Yun Qingluo. También es una santa en el Reino Haoyue. Su estatus e identidad son más altos que los de la señorita Gu, de nuestro Reino”, dijo Shan Qing, con total seriedad.

La multitud permaneció en silencio.

Sabían sobre Yun Qingluo. Cuando nació, se dijo que hubo 28 aves dando vueltas alrededor de la sala de partos de una forma celestial. Era tan preciosa porque ya pudo hablar en el momento en que nació.

Se volvió letrada a la edad de un año y estudió historia a la edad de dos años. Fue proclamada como una niña maravilla. Fue probada con cuatro y medio de Talento de Trueno, por lo que el rey del Reino Haoyue la nombró como la santa del reino e incluso construyó un palacio especialmente para ella.

A la edad de 15 años, ya era una maestra de renombre en el arte del encantamiento. Un amuleto con su escritura podía venderse por 10.000 platas. Ahora que había cumplido 18 años, su poder de encantamiento había alcanzado la cima de la perfección. Hizo un milagro arrojando los frijoles al suelo para transformarlos en un ejército de soldados. Un sólo amuleto podía convocar al Dios del Rayo en el noveno cielo. De hecho, fue muy fuerte y poderoso.

Sin embargo, la dama era introvertida. Pasó la mayor parte de su tiempo en su palacio para estudiar y rara vez se contactaba con forasteros. Incluso cuando ocasionalmente salía de su casa, se cubría el rostro con una gasa fina.

Según las pocas personas que la habían visto, se le describía como una mujer hermosa que era incluso más hermosa que Gu Xixi, la santa del clan Tianwen.

Mantuvo un perfil muy bajo, por lo que su belleza no era muy conocida.

Aunque sólo tenía 18 años, su Poder de Encantamiento ya había superado el de su padre. Ya circulaban algunos rumores entre la gente común, diciendo que ella tenía un don celestial. Sin embargo, ella había permanecido en silencio al respecto, por lo que nadie la había investigado hasta ese momento.

Poco se sabía que las noticias saldrían a la luz.

De acuerdo a Shan Qing, Yun Qingluo comenzó a clamarse como discípula hace sólo dos semanas. A pesar de que la gente lo había visto venir, el anuncio había causado un alboroto en el Reino Haoyue.

Di Fuyi no sólo era un maestro en el Reino Feixing, sino que también un probador que era capaz de probar la verdadera identidad de un discípulo del don del cielo. El jefe de estado del Reino Haoyue, Qian Yueran, le envió una carta a Di Fuyi, invitándolo a probarla para averiguar si a Yun Qingluo se le había otorgado semejante regalo.

Shan Qing ahora había compartido todas las cosas que sabía y todas las personas asintieron con sus cabezas.

“¿El Maestro Celestial Zuo traerá a Luo Qingyun para que sea probada en el Escenario del Cielo Abierto?”, la multitud preguntó.

“Debe ser, sólo hay un Escenario del Cielo Abierto de todos modos”, asintió Shan Qing.

“Escuché que el escenario no es la única forma en que el Maestro Celestial Zuo identificaba la verdadera identidad de un discípulo dotado por el cielo. ¿No había algunas personas que fueron reconocidas inmediatamente por el Maestro Celestial Zuo como falsas y fueron enviadas inmediatamente al Bosque Oscuro?”

Alguien estuvo de acuerdo, “eso parece correcto. Escuché que el Maestro Celestial Zuo es bueno para leer a las personas. En los últimos años, hubo al menos un centenar de impostores que afirmaron ser los discípulos celestiales por sí mismos. No tuvieron que ir a los pilares en el Escenario del Cielo Abierto para ser atrapados. Hay menos de 10 personas que han estado en ese lugar, lo que sólo ocurre cuando el Maestro Celestial Zuo no los reconoce en el lugar y tiene dudas sobre su verdadera identidad”.

“Habiendo dicho eso, parece que la señorita Gu Xijiu de nuestro reino no esta tan mal, después de todo, logró poner en duda al Maestro Celestial Zuo”.

“Por supuesto. Aunque no es una discípula celestial, todavía es una seguidora del Señor, de todos modos, no hay mucha diferencia entre ambos”.