VVC – Capítulo 328

0

Capítulo 328: Maestra, eres tramposa


Para ser justos, Gu Xijiu colocó todas las píldoras bien extraídas encima de la mesa de hielo y Shan Qing estaba allí para protegerlas.

Cuando Gu Xijiu abrió el horno de alquimia por tercera vez, Le Jiajun estaba completamente sin palabras.

En esa ocasión, ¡hubo dos píldoras de quinto grado y ocho píldoras de cuarto grado!

La Piedra Firmamento también había perdido su mente, “maestra, ¿está tratando de hacer trampa? ¿Qué me perdí en los últimos meses cuando estaba en mi profundo sueño? Maestra, ¿extrajiste deliberadamente las píldoras de esa manera durante su primera alquimia, para distraerla?” La Piedra del Firmamento gritó.

“Ella no se lo merece. Las primeras que produje simplemente no fueron con la técnica con la que estoy más familiarizada”, explicó Gu Xijiu lentamente.

“¡Convenido!” La Piedra del Firmamento dijo.

Gu Xijiu había ganado, sin dudas.

Aunque ambas hermanas se negaron a reconocer su derrota, quedaron totalmente convencidas por las técnicas de Gu Xijiu.

Tan Xiaoge inicialmente se había burlado de Gu Xijiu, diciendo que iba a desperdiciar las Flores Shura Congelada. Después del concurso, ahora parecía que las hermanas eran quienes habían arruinado las hierbas.

Sin más vacilación, el Príncipe Long le entregó a Gu Xijiu todas las Flores Shura Congelada para que extrajera su esencia.

Debido a la diferencia en la alquimia para las diferentes regiones, a los transeúntes se les prohibía observar el proceso, especialmente para la extracción de píldoras de grado superior – eso era muy reservado.

Cortésmente, el príncipe Long les pidió a las hermanas que se retiraran del lugar. Gu Xijiu rápidamente interrumpió, “está bien ya que hay una gran cantidad de píldoras que deben extraerse en esta ocasión… si están dispuestas a ayudar, pueden quedarse y ayudarme, o de lo contrario irse”.

De hecho, las hermanas estaban encantadas de quedarse, ya que su intención principal era plagiar las técnicas.

“Maestra, ambas parecen albergar intenciones malvadas. No debes ser tan cortés y dejar que plagien las técnicas”, dijo la Piedra de Firmamento, ofendida.

“¿Eh? ¿Pensé que una piedra tan pura como tú debería ser suficientemente compasiva y misericordiosa como para tolerarlo? ¿Cómo puedes decir algo como eso?” Gu Xijiu bromeó.

La Piedra del Firmamento guardó silencio.