Capítulo 323: Chong Sheng


El príncipe Long le entregó las plantas Shura Congelada que le pertenecían a Gu Xijiu con dos plantas adicionales.

A Gu Xijiu siempre le gustaba aclarar las cosas, así que arrojó las dos plantas hacia el Príncipe Long y dijo, “no, ya tengo suficientes”.

Ahora que todos estaban a salvo, tenían que comenzar a refinar el medicamento rápidamente. Debido a la naturaleza del proceso de refinación, corrieron otras 10 millas para encontrar un lugar más seguro antes de comenzar el proceso de refinamiento.

Ese lugar fue sugerido por Gu Xijiu. Era a un lugar en contra del viento y relativamente seguro pero helado. Shan Qing observó que Gu Xijiu estaba completamente envuelta en su capa de piel de oso, así que se dio cuenta de que debía estar congelándose. Sin un segundo pensamiento, inmediatamente busco ayuda de sus compañeros quienes habían dominado el poder espiritual del elemento agua para que le construyeran un iglú.

Después Gu Xijiu les agradeció, se quitó la piel de oso y la puso en el suelo como su cojín para sentarse. Cuando miro hacia arriba, encontró que todos la estaban mirando. Frunció el ceño y reviso con que estaban fascinados. Cuando levantó la vista, descubrió que todos la estaban mirando.

“Príncipe, ¿qué está mal conmigo?” Gu Xijiu pregunto.

Después de retirar su ropa, lucía delgada y expuso todo su rostro. Aquellos a su alrededor pudieron verla atar su cabello en una cola de caballo y que tenía una saludable piel bronceada. Lucia bastante ordinaria, dejando de lado su par de ojos brillantes. La hacía verse atractiva y asombrosa.

Misterio, glamour y una elegancia elegante fue lo que vieron. El príncipe Long había visto un montón de personas hermosas en su vida, pero era la primera vez que vio a alguien como Gu Xijiu, así que quedó paralizado por un momento cuando vio su apariencia actual.

Sólo después de que ella le hizo la pregunta recupero su consciencia, “no… Nada está mal contigo. Eres bueno. Oh sí, mi nombre es Long Moyan, puedes decirme Moyan”.

Gu Xijiu asintió, “Moyan”.

“¿Qué ocurre?”

Gu Xijiu pensó por un momento y finalmente pronuncio un nombre, “Chong Sheng”.

Chong Sheng era un término que llevaba el significado de ‘renacimiento’.  Ella en efecto había renacido nuevamente. Ese era un nombre que no era comúnmente conocido. Todos se miraron el uno al otro y no creyeron que ese fuera su verdadero nombre.

“Bien, te llamaré Chong Sheng en el futuro”. El príncipe Long comenzó a hablar con ella como con un amigo cercano.

Le Jiajun y la hermana se sintieron excluidas y se miraron la una a la otra. Vieron celos en los ojos de la otra. Después de que el Príncipe Long dejó el iglú, Le Jiajun sonrió a Gu Xijiu, “Señorita Chong Sheng, eres tan valiente para venir aquí sola a recoger las plantas”.

“No soy valiente, estoy aquí porque tengo la habilidad de hacerlo”. Gu Xijiu comenzó a trabajar en sus plantas.

“¿Habilidad? Ya que tienes la habilidad de recolectar las plantas, ¿también tienes la habilidad de refinarlas en medicina?”

“Por supuesto”.

“Eres tan talentosa. ¿En qué nivel tienes tu habilidad de refinación?”

Gu Xijiu dejó de trabajar en las hierbas y la miró, “Señorita Le, ¿qué está tratando de decir? ¿Puede decirlo directamente?”

Le Jiajun se sofocó con algo de vergüenza. Tosió, “puedo ver que eres muy hábil mientras trabajas en las hierbas. Debes ser muy buena en la refinación de medicamentos. ¿Por qué no tenemos una competencia para matar el aburrimiento cuando refinemos la medicina?”

Gu Xijiu rechazó directamente, “no estoy interesada en ninguna competencia”.