VVC – Capítulo 322

0

Capítulo 322: Los hombres de verdad mantienen su palabra


El Rey de los Lagartos de Nieve vio un objetivo cuando el príncipe Long apareció en la mira. Estaba en medio de la locura y ahora finalmente encontró su saco de boxeo. ¡Rugió y cargó en contra del Príncipe Long!

Cuando atacó, primero sopló un fuerte viento. Antes de que golpeara al Príncipe, su ropa ya estaba desgarrada.

“¡Déjame en paz! ¡Corre!” Gu Xijiu gritó. Al mismo tiempo, alzó su mano y emitió una llama de fuego para dispararla en el trasero de la criatura.

Su poder espiritual al disparar era relativamente débil ya que ni siquiera era del nivel dos. Por tanto, la llama que disparó no lastimó a la criatura, sino que sólo la irritó, lo que desencadenó su enojo. ¡Inmediatamente regresó y corrió hacia Gu Xijiu!

El príncipe Long quedó atónito por lo que estaba presenciando. Repentinamente, fue arrastrado por Shang Qing, “mi Príncipe, ella debería estar bien. ¡Vámonos primero!”

Dentro de un iceberg.

Ese lugar estaba a unas 20 o 30 millas de distancia del área donde arrancaron las Flores Shura Congelada. Ya no podían escuchar el rugido del Rey de los Lagartos de Nieve. Afortunadamente, este no los persiguió.

El Príncipe Long y el equipo decidieron descansar en ese lugar. Según Le Jiajun y su hermana, deberían moverse de 30 a 40 millas más para asegurarse de que se habían librado completamente del peligro. Sin embargo, el Príncipe Long no estuvo de acuerdo e insistió para detenerse en ese lugar.

Como él era el jefe del equipo, todos necesitaban escucharlo.

Shan Qing reviso su entorno para ver si había algún movimiento. Pensó que ese lugar ya era lo suficientemente seguro, por lo que encontró un lugar cercano para descansar. Por otro lado, el príncipe estaba preocupado y siguió deambulando. Le Jiajun estaba un poco enojada, pero no se atrevió a mostrarlo. Por tanto, trató de cambiar el tema, “mi Príncipe, tenemos que refinar el medicamento inmediatamente. ¿Por qué no saca las plantas y comenzamos el proceso aquí?”. Cuando terminó su oración, sacó su horno de alquimia.

De hecho, eso era importante ya que era el objetivo principal de ellos al ir allí. Aunque el príncipe no lo sintió bien, sacó ocho flores Ice Shura y se las entregó, “puedes refinarlas primero”.

Le Jiajun se sorprendió un poco, “recordé que habías arrancado alrededor de 20 plantas”. Su vista era lo suficientemente aguda como para ver eso. Además, puso todo su enfoque en el príncipe justo en ese momento para poder ver todo lo que hizo.

“El resto de las 12 plantas le pertenecen a esa dama”. El príncipe Long respondió muy brevemente. Le Jiajun frunció el ceño, “recuerdo que habían de 30 a 40 plantas. Si se dividen en 60/40, deberíamos obtener alrededor de 14 plantas”.

“Aquellas que no fueron arrancadas no pueden ser contadas”.

Le Jiajun respondió inmediatamente: “ella no nos siguió y es posible que ya no se nos una más. ¿Por qué lo tomas tan en serio?”

Finalmente, el Príncipe Long miró seriamente a Le Jiajun y dijo, “un hombre de verdad cumple su palabra. ¿Quieres que yo sea una persona que rompe sus promesas?”

Le Jiajun se ahogó. Cuando quiso responder, una sombra se pudo ver junto con una risa fría, “¡el príncipe Long es de hecho una persona confiable!”

Repentinamente, la dama con una capa de piel de oso apareció frente a ellos.

Sacó una caja con una docena de Flores Shura Congelada, “he recogido las plantas restantes. Afortunadamente, no dañé ninguna. Ahora podemos dividirlas de nuevo”.

¡Todos miraron a Gu Xijiu como si hubieran visto un monstruo!

Esa dama pudo recoger las plantas restantes mientras luchaba con el Rey de los Lagartos de Nieve. ¡Era una habilidad fantástica! Finalmente entendieron por qué se atrevió a ir sola a ese campo de hielo. ¡Evidentemente, poseía la habilidad de hacerlo! Los cazarrecompensas ahora tenían un completo respeto por Gu Xijiu.