VVC – Capítulo 316

0

Capítulo 316: ¿Tienes la habilidad de despejar el campo?


Aunque era entendible para Gu Xijiu el usar una capa de piel de oso, el resto tenían al menos un poder espiritual de nivel cuatro y no necesitaban semejante atuendo. Cuando el poder espiritual de una persona alcanzaba el nivel tres, ya no tendrá miedo de la frialdad. Por tanto, todos los demás lucían relativamente delgados.

Los cazarrecompensas vestían con chaquetas casuales, mientras que el caballero con ropa de seda vestía sólo una delgada túnica y una capa de piel de zorro. Él parecía el más guapo y sobresaliente entre el grupo. Además, las dos jóvenes llevaban un vestido ajustado que podía revelar sus figuras corporales.

Cuando la mujer de verde vio a Gu Xijiu vistiendo una chaqueta tan gruesa, tenía una mirada desdeñosa en su rostro. Pensó que las personas que no podían soportar el frío no debían ser buenas en las artes marciales.

Alzó su cabeza y señaló a Gu Xijiu con su látigo dorado, “Hey, ¿me escuchaste? Hemos conquistado este lugar. Por favor, vete”. Su voz estaba llena de arrogancia.

Gu Xijiu sonrió y respondió, “¿estás tratando de despejar el campo?”

Cuando habló, todos quedaron atónitos por un momento.

Su voz era fría. Podían reconocer que era la voz de una mujer muy joven.

El caballero con ropa de seda sintió curiosidad y miró a Gu Xijiu cuidadosamente. Sin embargo, como ella se arropo demasiado fuerte, no pudo ver su rostro. Todo lo que se podía ver era un par de ojos brillantes debajo de la capucha.

La mujer del vestido verde fue incluso más desdeñosa y dijo con orgullo: “Sí, quiero despejar el campo”.

“Llegué aquí primero, así que supongo que debes irte”. Gu Xijiu dijo fríamente.

“¿Tienes la habilidad para despejar el campo? No está basado en el primero que llega el primero que se sirve. En cualquier caso, ya no quiero hablar demasiado contigo. ¡Si no te vas, ya no seré cortés contigo!” La mujer del vestido verde estaba enojada, y su látigo dorado estaba apuntando hacia la nariz de Gu Xijiu.

“Bien”. Gu Xijiu sólo pronunció una palabra, y repentinamente apareció un destello de luz.

La mujer del vestido verde se sorprendió porque no pudo ver con claridad y era demasiado tarde para que escapara. Por tanto, sólo podía defenderse con el látigo dorado en su mano.

El zumbido continuo podía ser escuchado. El látigo dorado de la mujer de verde se rompió en tres pedazos y cayó al suelo.

Aparte de eso, su rápida muñeca, causo que todo su cuerpo estuviera temblando. De alguna manera, el tendón de su corva hormigueaba lo que la obligó a arrodillarse involuntariamente frente a Gu Xijiu.

Ella se quedó allí y colocó la punta de su espada en el cuello de la mujer. Sólo dijo una frase, “es inútil arrodillarse. ¿Quieres que me vaya o tú te irás?”

Todos quedaron estupefactos y permanecieron en silencio.

Gu Xijiu se movió tan rápido que ninguno pudo reaccionar. ¡Su velocidad era incluso más rápida que un rayo!

El caballero con ropa de seda era curioso.

¿Cómo podía esa persona sólo poseer un poder espiritual de nivel cuatro?

Creía que incluso alguien con un poder espiritual de nivel siete no era capaz de actuar tan rápidamente.

Sólo ahora entendía por qué fue capaz de matar al oso. Con semejante habilidad, pensó que nadie en el campo podía luchar en contra de ella.

La espada de Gu Xijiu estaba fría. Cuando su punta tocó el cuello de la mujer, esta estaba nerviosa y su cuerpo se puso rígido.

Miró su látigo dorado roto y sus ojos estaban rojos.

Ese látigo dorado era su bien más preciado. Se originó a partir de agua lo que le permitía utilizar todo el hielo a su alrededor. Rara vez lo usaba durante los días regulares, pero ahora estaba roto. Estaba asustada pero enojada. Cuando quiso ponerse de pie, se dio cuenta de que no podía moverse. Miró a la mujer vestida de rosa y buscó su ayuda, “Hermana…”