VVC – Capítulo 315

0

Capítulo 315: Cambio de adentro hacia afuera


Shan Qing frunció su ceño, “por la gravedad de la herida, esta persona parece estar alrededor del nivel cuatro”.

“¡Tonterías! ¿Cómo puede una persona con un poder espiritual nivel cuatro matar a un Oso Shura de la Nieve? ¡Esta persona debe tener al menos un nivel seis!” La joven de verde habló mientras tiraba de la manga de la dama en rosa, “Senior Jiajun, ¿qué piensas?”

La joven de rosa arrugó su frente, “Xiaoge, ¿cómo puedes decir algo así? No deberías ser maleducada con Shan Qing, el cazarrecompensas. Después de todo, es un rastreador famoso. Su deducción debe ser correcta. Esa persona sólo debería estar alrededor del nivel cuatro”.

La joven de verde parecía obedecer a la joven en rosa y dejó de hablar.

Shan Qing era un cazarrecompensas increíblemente famoso en el Reino Feixing y era excepcionalmente habilidoso en el rastreo y el análisis, además de tener un buen kung fu. Por tanto, una persona común no podía contratarlo.

Era arrogante, pero era respetado donde quiera que él fuera. Cuando la joven en verde no estuvo de acuerdo con él, pareció lúgubre y gruñó, pero no quería discutir con una dama, por lo que se giró hacia ese joven vestido con ropa lujosa y dijo, “Señor, por las huellas de esa persona, debe estar aquí por las Flores Shura Congelada”.

La joven en verde frunció su ceño, “es raro encontrar Flores Shura Congelada y nosotros necesitamos muchas de ellas. Si esa persona recolecta algunas, podríamos no tener suficientes. Señor Long, tal vez deberías dejar que alguien lo persiga”.

El Señor Long dijo indiferente, “veremos y lo decidiremos más tarde”.

Shan Qing agregó, “el avistamiento del Oso Shura es una señal de que hay Flores Shura Congelada en los alrededores. Vamos a mirar dentro de un radio de 5 km”.

“Maestra, las Flores Shura Congelada deben estar en algún lugar dentro de un radio de 5 km de ti. Por favor, mira con cuidado”. La Piedra del Firmamento le recordó a Gu Xijiu.

“Lo sé”. Gu Xijiu estaba caminando a través de la tormenta de nieve.

Las Flores Shura Congelada eran de tamaño pequeño y por tanto, no era fácil detectarlas. Ya había estado deambulando por esa tierra helada durante tres días. Necesitaba un poco de suerte para recoger algunas.

“¡Maestra, mira en la dirección de la una en punto!”

Gu Xijiu miró hacia la dirección y vio unas pequeñas flores azuladas que estaban floreciendo en un acantilado de hielo, a unos 100 metros del suelo.

¡Era la Shura Congelada!

Gu Xijiu estaba encantado y cuando estaba a punto de apresurarse, “¡Ssshh!” Con un fuerte sonido, una luz brilló directamente en sus pies. Si Gu Xijiu no la esquivara lo suficientemente rápido, ¡habría sido clavada al suelo!

“¡Nos haremos cargo de este lugar! ¡Si eres lo suficientemente listo, por favor, retírate inmediatamente!” La voz de una dama se escuchó desde lejos.

Gu Xijiu entrecerró sus ojos.

Ocho personas venían de lejos y llegaron a ella en un parpadeo.

Había dos damas y seis hombres. Las dos mujeres vestían capas de piel de zorro, una en verde y otra en rosa. La dama de rosa parecía elegante y noble, mientras que la dama de verde parecía algo ofensiva y arrogante. No obstante, ambas eran bellezas con cuerpos delgados y pequeños.

Ese joven con ropa lujosa era aparentemente el líder de los otros cinco. Sin embargo, el resto parecía obstinado y rebelde por tanto, deberían ser los cazarrecompensas.

Mientras tanto, la dama de verde miraba arrogante a Gu Xijiu. Evidentemente, era la persona que disparó la flecha de escarcha hacia los pies de Gu Xijiu.

Los otros también estaban evaluando a Gu Xijiu.

La vestimenta de Gu Xijiu era extraña. Llevaba una gorra que cubría la mayor parte de su rostro y una capa de piel de oso que la hacía lucir como una pelota por lo que nadie podía ver su género, por no mencionar la forma de su cuerpo.