Capítulo 313: Parece que se consiguió al maestro correcto


Evidentemente, menos personas no quería decir que no había ninguna. Había un grupo de personas que eran hábiles en Kung Fu, quienes disfrutaban viviendo libremente con una vida cómoda y que no querían servir a la familia real. Por tanto, se convirtieron en cazarrecompensas para ganarse la vida.

También eran similares a los mercenarios de la era moderna y eran contratados pagando una cierta cantidad de dinero.

El precio para emplearlos difería según sus habilidades de Kung Fu.

Los cazarrecompensas con un nivel de poder espiritual de cuatro o más eran extremadamente raros, por tanto, eran más costosos y valían más que un panda.

Si Gu Xijiu quisiera contratar a cuatro maestros para esa misión, ¡necesitaría gastar un mínimo de dos millones de onzas de plata!

Recientemente, no podía ganar mucho pero tuvo que gastar mucho. Dos millones de onzas de plata eran en realidad una gran suma de dinero y no era posible reunirlas en un corto período. Por tanto, decidió ir sola.

Tenía un plan. Utilizaría su teletransportación inmediatamente después de obtener las Flores de Shura Congelada y evacuaría de la misteriosa tierra de hielo para poder refinar rápidamente el medicamento en un lugar más seguro.

La demora sólo tomaría unas dos horas y por tanto, las flores seguirían siendo utilizables.

Hubo muchas bestias feroces en esa tierra helada.

A lo largo del viaje, se había encontrado con cinco o seis cocodrilos escarchados, tres o cuatro pitones de la nieve e incluso un grupo de lobos de la nieve cara a cara.

Gu Xijiu decidió que sólo pelearía en contra de bestias que estaban solas y que si se encontraba con un grupo, se teletransportaría inmediatamente.

No obstante, teletransportarse en la tierra helada era peligroso debido a la sofisticada topografía donde los ríos de hielo subterráneos se encontraban en todas partes. Ella incluso cayó en uno de ellos cuando se teletransportó por primera vez.

Su cuerpo era débil contra el frío y todavía sentía frío incluso después de usar muchas capas de ropa de algodón y ejercitarse un montón. Por tanto, extrañaba su ropa de plumas de la era moderna.

¡Se congelaría rápidamente si caía accidentalmente en un río helado bajo tales condiciones climáticas!

Por tanto, hizo todo lo posible para luchar o correr en lugar de teletransportarse.

“Whuuu…” Un enorme oso blanco apareció repentinamente y comenzó a agitar sus garras mientras se lanzaba hacia Gu Xijiu.

Con un giro, Gu Xijiu desenvainó su espada que emitía una luz brillante y deslumbrante que creó un círculo resplandeciente mientras ella la agitaba alrededor.

Después de un momento, el gran oso blanco cayó al suelo con algunos agujeros grandes en su cabeza.

“¡Maestra, eres increíble!” La Piedra del Firmamento estaba muy emocionada.

El oso blanco no era ordinario. Tenía un pelaje muy suave y tierno que fácilmente podía prevenir cualquier apuñalamiento de cuchillos y espadas.

El oso era tan poderoso que dos guerreros con poder espiritual de nivel cuatro no podrían vencerlo.

Gu Xijiu logró apuñalarlo directamente en su punto débil y lo mato.

¡La Piedra del Firmamento vio la pelea entre Gu Xijiu y el gran oso blanco y entendió que su maestra ya no era tan débil como antes!

Sentía que indudablemente se había encontrado al maestro correcto.

La Piedra del Firmamento no pudo evitar sentirse afortunada.

La felicitó generosamente, ya que sabía que la mayoría de las personas se vuelven geniales debido a los elogios.

Cuando terminó su cumplido, preguntó nuevamente, “maestra, ¿qué estás haciendo?”

Gu Xijiu estaba trabajando muy rápido, “Desollando. La piel de este oso es buena para mantenerme caliente”.

La Piedra del Firmamento “…”

Miró lo redonda que estaba Gu Xijiu debido a las muchas capas de ropa de algodón que había usado y dijo, “maestra, creo que eres suficientemente redonda y grande. Si te pones esa piel de oso, lo más probable es que te conviertas en una bola. ¡Y eso no se verá bien!”