VVC – Capítulo 310

0

Capítulo 310: ¿Cómo podría la persona que yo escogí ser pobre?


«Mu Lei, piensas demasiado. Con nuestro Santo Señor aquí, esa niña estaría bien». Otra persona sacudió su cabeza.

«Eso cierto. Nuestro maestro se preocupa por esta pequeña…” Mu Lei asintió.

«Santo Señor, ¿qué piensa de su actuación en esta ocasión?» Preguntó Mu Feng, bastante atrevido.

«¿Cómo podría la persona que yo escogí ser pobre?» El Santo Señor arrastró sus palabras.

Los dos jóvenes, «…»

Mu Lei, «la pequeña es realmente diferente…»

Mu Feng se burló, «si ella no fuera diferente, ¿cómo podría el Santo Señor poner sus esfuerzos en ella y reclamar que era su erudita? Definitivamente tiene que entrenarla para prevenir que humille el nombre del Santo Señor».

«¿Realmente ustedes dos no tienen nada mejor que hacer?» ¡Con sólo una oración, el Santo Señor cerró sus bocas instantáneamente! Observaron atentamente a su maestro, temerosos de que él en particular los haría agonizar nuevamente si no era feliz.

Afortunadamente, el Santo Señor no tenía la intención de molestarlos. En cambio, estaba tocando la rama, reflexionando.

Los alrededores se volvieron extremadamente silenciosos.

«Mu Feng, ¿cómo está Long Siye?» El Santo Señor repentinamente preguntó.

«Respondiendo al Santo Señor, él todavía recibe su castigo en la región Brahma».

El Santo Señor asintió levemente y guardó silencio.

Tanto Mu Feng como Mu Lei se miraron a los ojos y reconocieron que ambos simpatizaban con Long Siye.

El nombre ‘Brahma’ sonaba elegante, como si fuera un lugar misericordioso cuando, de hecho, era un lugar de sufrimiento.

Las condiciones de vida allí eran extremadamente malas, no debido a la topografía extrema o las bestias feroces y la niebla venenosa, sino más bien a la mala condición que cambiaba de acuerdo con el poder espiritual de la víctima.

Por ejemplo, si una persona con talento agua recibía su castigo, la condición cambiará a un suelo árido.

Long Siye tenía talentos de madera, así que era un infierno de fuego. Ese fuego drenaba los líquidos del cuerpo y causaba una sensación de ardor extremo…

El Santo Señor solía ser amable, especialmente con sus cuatro discípulos quienes recibieron el don celestial. Aunque siempre les daba algunos problemas, no los castigaba enviándolos allí.

Sin embargo, Long Siye merecía semejante castigo tan serio por haber secuestrado a Gu Xijiu y perturbado la prueba del obsequio celestial – eso de hecho fue inesperado.

Mu Feng vaciló ligeramente, «Santo Señor, escuché que las barreras protectoras de la montaña Tianwen fueron destruidas antes de que Long Siye fuera a recibir su castigo. Él había gastado gran parte de su poder espiritual y ocho días completos para repararlas…»

«¿Sí? ¿Entonces?” El Santo Señor cambió su atención hacia él.

Mu Feng se armó de valor para continuar, “él ha estado en la región Brahma durante casi un mes… ¿puede ser liberado ahora?»

El Santo Señor frunció levemente su ceño y lo pensó brevemente mientras golpeaba la rama de un árbol y dijo indiferentemente, «tienes razón, un mes es lo más largo para que una persona esté en la región Brahma. Déjalo salir y luego ponlo en el Tribunal Acuático del Cielo para que pueda descansar durante algunos meses».

Mu Feng, «…»

Los dos jóvenes se miraban nuevamente el uno al otro. Aunque el Tribunal Acuático del Cielo era el lugar ideal para que las personas con talento agua se recargaran a sí mismas y podía considerarse como un buen lugar para que Long Siye descansara, ya que la madera también requería agua.

No obstante, descansar era un sufrimiento debido a era un mundo helado que era mucho más frío que el Polo Norte.

¿Era bueno para Long Siye entrar al mundo congelado inmediatamente después del infierno de fuego?

Pobre Señor Supremo Long – ¡tenía que experimentar tanto un congelador como un horno!

El Santo Señor lo miró, «¿No te vas a ir ahora?»

Los dos jóvenes se sorprendieron, sabían que ya no podían cambiar la forma de pensar del Señor. Por tanto, respondieron rápidamente y escaparon tan rápido como la furia de un tornado.