Capítulo 298: Como si ella estuviera mirando basura


Cuando llegaron a la residencia del General, Luo Xinglan llegó al mismo tiempo. Incluso sonrió y le insinuó a Gu Xietian que pasara algo de tiempo y se divirtiera con las dos bailarinas…

Gu Xietian no podía ver ningún celo o enojo en sus ojos.

Él estaba extremadamente enojado y la arrastró de regreso a su patio. Una vez más, se forzó a sí mismo sobre ella.

Desde que se casaron, Luo Xinglan nunca había rechazado enloquecidamente sus solicitudes por relaciones sexual. Aunque él tuvo éxito, Luo Xinglan había dejado muchos rasguños sangrantes en su rostro y cuerpo. ¡Él nunca podría olvidar sus miradas llenas de odio, como si ella estuviera mirando basura o a una bestia!

Había provocado sus nervios nuevamente y se fue después de cerrar la puerta.

La encontró demasiado arrogante. Había tantas chicas gentiles afuera, ¿por qué se molestaría en tomar en consideración las emociones de una mujer de 30 años?

Sintió que debería castigarla más y cambiarla.

Por tanto, comenzó una serie de castigos.

Por ejemplo, la movió de un patio agradable a uno roto. Se quedó con un sirviente, de los ocho anteriores y fue encerrada en el patio.

Corto su presupuesto de comida de más de diez platos en cada comida a dos.

Sobraba decir que tanto el maestro como el sirviente compartían la comida o morirían de hambre juntos cuando la comida no se entregara en el momento oportuno.

Eso fue durante el invierno, cuando estaba nevando todo el tiempo. No había leña en el patio y su habitación estaba tan fría como un congelador.

Leng Xiangyu se había apoderado de la autoridad del manejo de Luo Xinglan, ya que ella había sido encerrada en su patio.

Gu Xietian no la reviso durante casi medio año e incluso permitió que las amantes y los sirvientes la intimidaran secretamente…

Además, siempre había llevado a sus amantes al patio al lado de Luo Xinglan, para tener diversión allí. Tocaban música y juegos y disfrutaban de deliciosa comida. Gu Xietian sabía que Luo Xinglan definitivamente percibiría el aroma de la comida y notaría su presencia.

Eso no era lo peor que podía hacer. Gu Xietian incluso descuidó a Gu Tiannuo y dio prioridad a sus otros hijos. Puso toda la culpa en Gu Tiannuo, incluso cuando éste no tenía la culpa, sino los otros hermanos. Y cada vez que regañaba a Gu Tiannuo, deliberadamente elegía hacerlo cuando estaban justo al lado del patio de Luo Xinglan, para que pudiera escucharlo.

Gu Tiannuo ya tenía 11 años. Solía ser un niño feliz, pero gradualmente se convirtió en depresivo. Quería visitar a su madre tanto pero no se le permitía hacerlo.

El objetivo de Gu Xietian era hacerle saber a Luo Xinglan que él era el dueño de la familia y que la única forma de tener una vida mejor era complaciéndolo…

No era consciente de que en su deseo aleatorio la había hecho quedar embarazada. Su tortura había arruinado su ciclo menstrual y ella sólo descubrió que estaba embarazada cuando el bebé tenía unos cuatro meses en su útero. El ambiente crítico en el que se encontraba y la depresión que enfrentaba la habían conducido a la desnutrición. Eso indirectamente condujo a la desnutrición del feto…

Una saludable y fuerte mujer caballero se había convertido en una dama escuálida en medio año.

Eso fue todo hasta que Gu Tiannuo logró ver a su madre después de irrumpir en el patio. Entró en pánico cuando supo que su madre estaba embarazada e incluso ella se desmayó por la fiebre alta. El único sirviente también estaba en estado de pánico…

Gu Tiannuo se arriesgó a irrumpir en el salón de reuniones de su padre (Salón Baihu). Un niño de 11 años se arrodilló en el piso con un par de ojos llorosos y se mantuvo inclinado hacia su padre. Incluso se lastimó la frente mientras le rogaba al General que salvara a su madre.

Gu Xietian finalmente descubrió que Luo Xinglan estaba embarazada. Él se sorprendió por la noticia y corrió rápidamente al patio de Luo Xinglan.